Inicio » Chiapas » #4MilKilómetrosDeEsperanza tras sus desaparecidos
#4MilKilómetrosDeEsperanza tras sus desaparecidos

#4MilKilómetrosDeEsperanza tras sus desaparecidos

La Caravana de Madres Centroamericanas llegó a Tuxtla Gutiérrez; mujeres y hombres de Centroamérica continúan buscando por todas partes a sus familiares extraviados dentro del país mientras trataban de llegar a una falsa tierra prometida

Portavoz Staff

Vamos a decirlo de una manera clara y sincera: ellas están en un lugar en el que no confían, porque en este lugar llamado México perdieron a sus seres más queridos. Aún así y, algunas, desde hace muchos años, siguen recorriendo kilómetros de marcha en busca de alguna respuesta a sus preguntas; alguna ley que valga lo suficiente para que ellos aparezcan o, en su caso, para aplicar justicia contra quien los haya desaparecido.
La Caravana de Madres Migrantes llegó a Tuxtla Gutiérrez, donde hizo una escala para hallar a sus familiares que intentaron llegar hasta la falsa tierra prometida llamada Estados Unidos.
Hombres y mujeres de todo Centroamérica abarrotaron el parque Santo Domingo, en Tuxtla, todos ellos hicieron un alto temporal en ese punto de la ciudad; se quitaron por un rato las fotografías de sus familiares extraviados, que llevan siempre colgadas del cuello y las pusieron en el piso del parque.
Este miércoles fue el quinto recorrido por tierras chiapanecas de este numeroso contingente, para generar conciencia acerca de las vicisitudes que enfrentan los migrantes centroamericanos al pasar por suelo mexicano.
Muchas de estas personas siguen su marcha extenuante a pesar de que han sentido flaquear sus esperanzas, pues llevan 15 o más años sin una sola pista de su gente.
El Universal dio a conocer algunos de los casos que forman parte de la Caravana. Uno de ellos es el de Noé Morales, de Guatemala, quien busca a su hermano Luis Felipe, desaparecido hace 25 años. Otro, es el de la señora Josefina Isabel Ventura, ella tiene 81 años, su hijo Williams Gustavo Pérez Ventura desapareció hace 16 años en Oaxaca; esta es la cuarta ocasión que la señora se une a la caravana con la esperanza de encontrar a su hijo, vivo o muerto.
Este es el décimo tercer año ininterrumpido de la Caravana de Madres Migrantes, en esta ocasión bajo el lema #4MilKilómetrosDeEsperanza, misma que finalizará el próximo 8 de diciembre, una vez que se haya recorrido dicha cantidad de distancia a lo largo del territorio nacional.
En un comunicado de prensa emitido por la propia Caravana, informa que, entre otros puntos, las madres y padres de migrantes desaparecidos tuvieron oportunidad de visitar el Centro de Reinserción Social Número 3 de la entidad, ubicado en Tapachula. Ahí, mostraron las fotografías de sus familiares extraviados, con la esperanza de poderlos encontrar, al menos ahí.
A pesar de todo, año con año, hay siempre una pequeña dosis de esperanza y emoción en medio de la multitud desesperada. Así sucedió en San Cristóbal de las Casas, ahí, la señora Clementina Murcia, originaria de Honduras, contó a El Universal la alegría que siente por haber sereencontrado con su hijo Mauro, en Guadalajara, después de 16 años de no verlo.
Ese tipo de casos alimentan la fe de este grupo. Aunque saben que es una misión complicada, porque, como señaló al medio nacional la presidenta de la organización Ayuda para ti Mujer Migrante A.C., Jeanette Gil: “México es el apocalipsis para muchos migrantes”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

1 × cinco =