Inicio » Chiapas » Chica “trans” logra ser legalmente reconocida como mujer
Chica “trans” logra ser legalmente reconocida como mujer

Chica “trans” logra ser legalmente reconocida como mujer

Desde los 16 años, Valentina Ross García inició su odisea para hacer valer sus derechos humanos; hoy, tras 11 meses de lucha legal ya cuenta con un acta de nacimiento que la reconoce como mujer, algo que sin duda se ha convertido en un logro histórico para la población LGBTTTI en el estado

Elizabeth Marina / Portavoz

Chiapas dio un paso a favor de los derechos de las personas transgénero y transexuales. Tras 11 meses de batalla legal, Valentina Ross García logró que el registro civil cambiara su acta de nacimiento para modificar el sexo de hombre por el de mujer; su caso es el primero que se presenta en la entidad.
Esta resolución es un logro histórico para la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI) del estado, ya que se conoce que hay al menos, tres personas transexuales interesadas en el cambio de nombre y sexo en documentos oficiales.
Desde los 16 años, Valentina decidió cambiar su sexo, y a partir de entonces inició la lucha por el reconocimiento de sus derechos humanos; una batalla constante por ser aceptada legal y socialmente.
Caminó de la mano de Unidos Diferentes A.C y de Rocío de la Rosa Méndez, maestrante del Centro de Estudios para la Construcción de la Ciudadanía y la Seguridad de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) para solicitar el cambio de nombre en el acta de nacimiento, procedimiento que consistió en la interposición de un amparo y cuyo resultado fue la orden al Registro Civil para levantar una nueva acta en el que se reconociera la identidad de género.
Valentina buscaba concordancia entre su nombre y sexo ante la discriminación por no ser aceptada como transgénero, lo cual le causó complicaciones en centros de trabajo, donde no la reconocían como mujer, aunque tuviera nombre femenino.
Y es que, en Chiapas, los transexuales y transgénero son el blanco de insultos y de la constante violación a sus derechos humanos; testimonios afirman que les es negado el ingreso al baño de mujeres y en los lugares de trabajo son obligados a acatar los códigos de vestimenta y usar uniforme de hombre, incluso en algunos casos deben cortarse la cabellera.
La abogada Rocío de la Rosa Méndez, indicó que en el proceso jurídico junto con la Unidos Diferentes A.C. se basaron en especificaciones contenidas en acuerdos y tratados internacionales sobre el respeto de los derechos humanos en igualdad de circunstancias con lo que lograron modificar la documentación. Actualmente Valentina ya cuenta con una nueva acta de nacimiento, CURP e INE.
Cabe mencionar que para solicitar un cambio de identidad la persona no necesita someterse a intervenciones quirúrgicas, sino que únicamente debe cumplir con un diagnóstico psicológico como requisito.

Derechos de personas transexuales y transgénero

Los términos transexual y transgénero se abordan poco en el estado, incluso muchas personas cometen el error de llamarlos homosexuales o travestis.
Cuando un individuo tiene una condición de pertenencia contraria a la de su sexo biológico se le conoce como transgénero. Se caracterizan por tener un cuerpo que no corresponde con sus expresiones afectivas en relación a la convicción sobre su propia identidad de género.
El término transexual se refiere a aquellos que, a diferencia de los anteriores, cambian su apariencia física para que concuerde con su identidad, con tratamientos a base de hormonas y/o intervenciones quirúrgicas.
En este sentido, Rocío de la Rosa explicó que la diferencia de estos términos acentúa aún más la importancia del reconocimiento de la identidad de género, que da paso a que cualquier persona cuya identidad no concuerde con el sexo asignado al nacer pueda cambiar sus papeles oficiales de género.
Con esto, Valentina tiene la oportunidad de continuar sus estudios con el nuevo cambio de identidad reconocida.
Por su parte, el coordinador jurídico de Unidos Diferentes A.C., Ricardo Acero Galindo, dio a conocer que uno de los graves problemas de las personas trans es que están sometidas a muchos factores de discriminación, sobre todo laboral.
“Estos procedimientos de derechos jurídicos te dan una seguridad de terminar un proceso, sobre todo de aceptación y reconocimiento de quién eres en una sociedad con tantos factores de discriminación”, dijo.
Al lograr su identidad de género, Valentina adquiere todos los derechos de cualquier ciudadano y ciudadana. El reconocimiento, la garantía, la defensa, la protección y la promoción de los derechos humanos de las personas trans tienen hoy un sustento legal a nivel internacional, nacional y ahora, en el estado.
Además, instituciones y asociaciones de la sociedad civil trabajan para visibilizar, dignificar y garantizar el ejercicio de los derechos y de las libertades fundamentales de dicha comunidad; así como el acceso a oportunidades de desarrollo personal y colectivo.

Discriminación laboral

En entrevista para Portavoz, Valentina compartió cuales fueron los principales retos que enfrentó en el ámbito laboral, pues su cambio de identidad trajo como consecuencia la desintegración familiar y el desapego de sus seres queridos, lo que la obligó a hacerse autosuficiente a corta edad.
En el ámbito laboral, dijo, existe la exclusión sexual donde constantemente a las personas trans les son negadas las oportunidades de empleo, por lo que se ven obligados en muchas ocasiones a ocultar su identidad por miedo a perder su trabajo o a no ser contratadas.
“Fui vendedora de mostrador por un tiempo pero finalmente decidieron despedirme; además sufría todo tipo de discriminación desempeñándome ahí, actualmente soy maquillista”, expresó.
Este es un importante paso que ha dado el estado a favor de los derechos y la convivencia tanto de las personas transgénero y transexuales como de toda la población LGBTTTI en la sociedad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

quince − 9 =