Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

¿Reformar o eliminar el fuero?

A casi un mes de que la Cámara de Diputados aprobara la eliminación del fuero y el Senado de la República la frenara por considerar que debería ser estudiada con calma, se ha dicho que es muy probable que ésta sea dictaminada pasando el día 15 de mayo en un periodo extraordinario. Dicha iniciativa ha generado un sinnúmero de comentarios derivado de los altos niveles de corrupción e impunidad que han permeado todas las instituciones en el país y que han desatado, a lo largo y ancho, un hartazgo generalizado de la ciudadanía.
Voces encontradas surgen al respecto y vierten opiniones desde diferentes experiencias. Algunos expertos en la materia señalan que el fuero debería reformarse más no eliminarse, como se busca hacer, ya que es un pilar de la democracia y no un privilegio de los servidores públicos. Sin embargo, otros pujan fuerte porque éste desaparezca al considerarlo un mecanismo que, a través de argucias legales, cobija la impunidad que tanto daño le ha causado al Estado democrático mexicano.
Mientras las opiniones surgen, de uno u otro lado, en el Senado se alista ya su posible aprobación y algunas interrogantes saltan al aire. Porque si bien sabemos que el fuero ha mutado hasta convertirse en un privilegio de las cúpulas políticas en el poder, y que se han torcido las leyes para poder encubrir actos descarados de corrupción, no podemos pasar por alto que la finalidad primigenia de éste era la de brindar protección al ejercicio de la función pública.
¿En qué sentido, entonces, se habla de la finalidad del fuero en sus inicios? Simplemente en el caso de protegerse de alguna intentona de manoseo o la coerción de fuerzas que busquen coaccionar o mermar ciertas acciones en detrimento de la democracia. Teóricamente suena bien. Pero la realidad es otra y quien escucha la palabra fuero de inmediato muestra un rechazo absoluto a ese mecanismo al que se le vincula estrechamente con la permisibilidad para que los políticos hagan y deshagan a su antojo. Y podríamos enlistar caso tras caso aunque no terminaríamos hoy.
Por ejemplo, la Casa Blanca del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa; los desfalcos multimillonarios de los exgobernadores que ahora ocupan puestos en el gabinete federal, como Juan José Sabines Guerrero de Chiapas que es cónsul en Orlando, Florida. Por ello Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad señala que la propuesta no es la adecuada, pues pretende anunciar la reforma al fuero, cuando “realmente busca modificar a través del mismo decreto de reforma, bajo idénticas consideraciones, tres figuras distintas: (i) la inmunidad procesal (“fuero”); (ii) la inviolabilidad parlamentaria y (iii) el juicio político. Estas figuras tienen finalidades distintas y no pueden ser modificadas bajo idénticas razones, ya que cada una presenta una problemática de distinta naturaleza”.
Y aquí yo me pregunto, ¿cómo buscar reformar el fuero y regresarle su efectividad en pro de la democracia?, ¿si éste busca impedir la persecución política cómo definir los lineamientos si hemos sido testigos de la forma en que los políticos truncan las leyes y vejan la Constitución? Coincido en que el fuero surgió como una figura que buscaba dar beneficio a la ciudadanía, pero hoy ha sido una herramienta para, incluso, pasar por sobre ésta. Hay quienes afirman que debe “reivindicarse y recuperarse, a través de su conceptualización, materialización y regulación a efecto de evitar abusos de poder al amparo de esta figura”. El problema no es el discurso, ni lo escrito, sino los hechos y el sistema en que se encuentra inmersa esa clase política que se ha acostumbrado a vivir fuera de la ley y por sobre los intereses ciudadanos.
La propuesta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad es la de revisar la lista de cargos públicos, especificar periodos de coberturas en los servidores, la declaración de procedencia que es el famoso desafuero, y la armonización de éste con el nuevo Sistema Penal. Sin ir muy lejos, demos un repaso a lo que se intentó hacer en Chiapas donde le querían quitar el fuero a todos menos al gobernador Manuel Velasco y que al final, pese a los ruegos de Carlos Penagos, se fue a la congeladora. Es por eso que este tema debe ser tratado con suma conciencia y poniendo todos los puntos sobre las íes. El fuero hasta hoy es el arma que da cobijo a los corruptos y que les permite seguir libres, impunes y gozando de canonjías. Y usted, ¿qué piensa al respecto?

Manjar

Ayer, en un desayuno con profesores por motivo del Día del Maestro, la candidata al Senado por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Sasil De León Villard, dijo que desde la Cámara Alta piensa luchar por programas que favorezcan a las mujeres. De inmediato al escucharla se me viene a la mente la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres (Sedem) y su paso gris al frente de ésta. Porque recordamos que no sólo la convirtió en su caja chica, sino que pasó por sobre el derecho de las trabajadoras y que despidió a algunas, incluso, sin importar su estado de gravidez. Hoy la señorita Sasil busca ponderar un discurso que se apegue a la ideología de Morena, pero quienes la conocemos sabemos que no es así y que su historia en la administración pública nos dice otra cosa totalmente diferente. #PuroJarabeDePico // Felicidades a los maestros hoy en su día. // La recomendación de hoy es Marabunta del poeta Balam Rodrigo, poemario ganador del Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2017, y el disco At the Apollo de Arctic Monkeys. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.
Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

15 − 14 =