Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

Golondrinas para el PES

En Chiapas, los partidos Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES) han sido dos institutos políticos sin peso real y sólo un botín para unos cuantos. Este último, incluso, cimentado bajo el supuesto control de un gran número de iglesias que, de ser cierto, terminaron siendo arrastradas por el efecto López Obrador y empoderando a su aliado Morena, y pasando facturas al grado de que ambos colores están ya en el proceso de liquidación tras no alcanzar el mínimo requerido del tres por ciento de la votación y perder su registro.
El PES, por ejemplo, se ha caracterizado en la entidad por ser la caja chica de la familia De León Villard (desde que llegaron a él) y el aparato con el que negociaban otros miembros de este instituto. Así, mientras a nivel nacional la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) definió la forma en que se llevará el proceso para ambas fuerzas políticas, en Chiapas el partido dio sus últimos cotos a algunos miembros que, seguramente, ya deben estar pensando en dónde refugiarse más adelante para poder seguir enquistados en el poder.
Entre los beneficiados en la entidad por el PES, tras las elecciones, se encuentran los hermanos Sasil y Maya De León: la primera como senadora y el segundo como diputado, desde donde seguramente tejerán los hilos para blindar su futuro y seguir gozando de las canonjías y prebendas a las que están acostumbrados (falta ver los demás hermanos en dónde son acomodados). A ellos se les suma el quinto regidor del Ayuntamiento de Tuxtla, el hijo del pastor Josué Pérez Pardo, Sunny, que aunque quiera tener un nombre y peso propios y se quite el apellido Pérez sigue y seguirá apareciendo bajo el manto protector de su padre, quien lo acostumbró a la vida de lujos y derroche que han sido documentados con antelación, e incluso el mismísimo Carlos Morales que fue propuesta del PES antes que de otro y que el mismo Kalanmaya impuso por sobre los estatutos del mismísimo proyecto lopezobradorista.
Quiero imaginar que quizá Maya De León esperaba que la fuerza de arrastre de Morena y el efecto AMLO inyectara un nuevo brío al partido y que en las urnas ese efecto les diera el gas requerido para enfrentar fortalecidos en 2021, en donde tanto Maya como Sunny tenían esperanzas fincadas: la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez y espacios en el Legislativo (sí, otros) estaban ya entre los planes. Pensaban que el efecto de arrastre sería a favor y no en contra. Nunca esperaron (creo que nadie lo hizo) que el efecto que se diera en las votaciones fuera de una “ceguera” impulsada por el desencanto que lo arrasó todo. El tsunami lopezobradorista se impuso y tiró equis a diestra y siniestra sin importar nada más que el nombre de la esperanza: el nombre que traen pegados muchos hasta en la fe de la morena del Tepeyac que pasó a ser la Morena del proyecto de nación y que les quitó hasta el registro.
Quizá si Maya y Sunny se hubiesen dedicado a trabajar las bases del Partido Encuentro Social, si se hubiesen apegado a los principios de la fe verdadera, si en realidad hubiesen hecho un trabajo y si en realidad hubiesen contado con el respaldo desinteresado de los líderes de las diferentes iglesias, otro gallo les cantara. Pero no es así. Hoy, Encuentro Social está obligado a colaborar con sus respectivos interventores desde la nacional y en adelante no podrán hacer ningún gasto sin autorización. El PES ha perdido el registro y no es que hayan matado a la gallina de los huevos de oro, sino que nunca supieron que ésta era estéril y que para que subsistiera se requería del trabajo desde las bases, de la formación ideológica y política, de la conformación y fortalecimiento de los comités municipales pero reales, y lejos del blof y lo snob con que manejaron el partido al que hoy ya le cantan Las golondrinas.
¿Qué les espera a los del PES en Chiapas, entonces? Conociendo la astucia con la que operan los De León Villard algo deben tener entre manos. Llevan años ya moviéndose en las esferas del poder y han logrado saltar con facilidad de un partido a otro. Las relaciones que ostentan son muy altas y les han permito torcer los acuerdos a su antojo y conveniencia. Lo vimos con la coalición con Morena y el PT donde Maya impuso su capricho en varios espacios y terminó protegido y con un buen tiempo para empoderarse aún más. A Sunny ser leal a Maya le bastará para no quedar en la orfandad, si es que así lo deciden.
Lo cierto es que por lo pronto el PES y el PANAL se van, y ojalá así se vayan muchos otros, pues ni representan nada más que un derroche indiscriminado de dinero que bien puede usarse para políticas públicas. Esperemos a ver el desenlace de todo esto, porque recordemos que en México las leyes se tuercen a modo y por ahí un acuerdo bajo el agua puede revivir hasta los muertos.

Manjar
He sido crítico con el actuar como político de Carlos Morales Vázquez, ahora presidente municipal electo de Tuxtla Gutiérrez. Lo fui desde que se autonombró contralor del pueblo tras perder con Samuel Toledo y luego recibir como consolación el puesto de secretario del Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), olvidándose de sus promesas espacio desde donde fue sindicado como protector de las violaciones ambientales en la Calera en el Cañón del Sumidero, espacio en el que se prestó a la simulación de la “clausura” (dicha empresa sigue operando) y en el caso Proactiva, al que aventó la bolita al ayuntamiento, espacio en el que ahora él estará (curioso). Creo que ahora es el menos culpable de haber sido beneficiado por el efecto López Obrador y ese voto no razonado que avasalló en Chiapas y en la gran mayoría del país. Espero que en verdad cumpla con no ser tapadera y exhibir las anomalías que encuentre al llegar. Por lo pronto es el alcalde electo y estaremos atentos a su desempeño. #YaMerito // La recomendación de hoy esHistoria de la literatura hispanoamericana de Enrique Anderson Imbert y el disco Doble vida de Soda Stereo. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.
Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

15 − once =