Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

El tuit de Quadri

El investigador y excandidato a la presidencia de México, Gabriel Ricardo Quadri de la Torre, prendió las redes sociales el fin de semana al señalar que México podría ser otro si se sacudiera de encima a los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas. Palabras más, palabras menos. Curiosamente se trata de las tres entidades más pobres del país, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
Para nadie es secreto que Chiapas, Oaxaca y Guerrero concentran los mayores porcentajes de pobreza en México: 77.1, 70.4 y 64.4, respectivamente. Solamente Chiapas tiene 3.96 millones de personas en situación de pobreza y más de 1.6 millones en niveles de pobreza extrema.
El mensaje de Quadri fue duro, cierto, pero es más dura la realidad que golpea a esos tres estados y que muestra todo el daño que les han causado los gobiernos frívolos y saqueadores que han tenido. Más duro, pienso, es voltear y ver que el paternalismo sigue haciendo demasiado daño y que los programas sociales no han servido más que para mantener una fábrica de votos que permite a los grupos de poder contener sus canonjías.
No se equivoca Quadri cuando responde al gobernador oaxaqueño Alejandro Ismael Murat Hinojosa que quienes deberían ofrecer disculpas son quienes han gobernado a esos estados y que llegaron a servirse con la cuchara más grande: Juan José Sabines Guerrero y Manuel Velasco Coello en Chiapas; Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo en Oaxaca; Zeferino Torreblanca Galindo y Ángel Aguirre Rivero en Guerrero (hablando de los últimos 12 años en esas entidades).
Porque si bien el señalamiento que hace el aspirante a la presidencia de México por el Partido Nueva Alianza en 2012 fue “desafortunado” y sirvió como gasolina al fuego, más desafortunada es esa doble moral que les brotó a algunos políticos que salieron indignados a exigir se ofreciera disculpas y que han sido actores desde diferentes puestos en la administración pública.
Sobre todo porque se trata de esos mismos que han saqueado a Chiapas, que han colaborado a la ingobernabilidad que hoy vivimos, que han alterado la paz social y que parecen apostar a la desmemoria del pueblo. Se trata de muchos que desde los puestos que han ocupado no han hecho nada más que alistar su camino para seguir enquistados en el poder.
Algunos de los políticos que vieron en el tuit de Quadri la oportunidad de poder mostrarse chiapanecos, de subirse a un tren que les quedaba lejos, deberían ofrecer disculpas por su comportamiento mezquino: ahí tenemos al mismo senador Noé Castañón que ha sido acusado de violencia familiar por su expareja, o el exalcalde Fernando Castellanos Cal y Mayor que dejó a Tuxtla llena de baches y toleró a Proactiva, o la misma senadora Sasil De León acusada de vejar los derechos de las mujeres desde la extinta Sedem, por mencionar a algunos.
Porque para poder elevar la voz o para criticar, como siempre he dicho, se debe tener la cola corta y la lengua larga. Literal. Y muchos de los políticos que salieron airosos a defender a Chiapas son parte de ese sistema de corrupción: de la red de tráfico de influencias, del nepotismo, del acarreo en las elecciones, de la simulación democrática, de la compra de votos, de peculado, del saqueo, del abuso de poder, de la vejación sistémica de los derechos humanos, entre mucho más.
Quizá lo criticable sea de quien viene el tuit y la forma en que éste fue estructurado. Chiapas, Guerrero y Oaxaca han sido saqueados indiscriminadamente por la misma clase política a la que Gabriel Quadri pertenece desde que fue presidente del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León.
Aunque no olvidemos que parece que la polémica le gusta al excandidato. No pasemos por alto que cuando el tuitero Chumel Torres llamó “majadero y vulgar” a Andrés Manuel López Obrador, cuando este era candidato en 2012, Gabriel Quadri calificó de “genial” dicha afirmación y fue, como ahora, también tundido en las redes sociales, aunque al poquito rato (en ese tiempo) borró su comentario y ofreció disculpas.

Manjar
El diputado petista Gerardo Fernández Noroña llegó a la entidad el fin de semana. Fue la Universidad de Chiapas, que dirige el doctor César Serrano Nucamendi, quien albergó su charla que aglutinó a un buen número de jóvenes y militantes de Morena y del Partido del Trabajo (PT). En su mensaje llamó a respaldar el proyecto de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, señalando que la crítica no debería cesar cuando fuese necesaria para poder aspirar a un país democrático. Totalmente de acuerdo. A mí sólo me causó ruido esa afirmación de “vamos a gobernar por muchos años más”, porque me remitió a los discursos que invocan al poder ilimitado y absoluto, ese de las hegemonías que cimentó el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Tiempo al tiempo para ver cómo se mueve todo y bien señalado lo de la revocación de mandato que mencionó Noroña, lo cual puede ser un paso fundamental para quitar corruptos del camino. #BienAhí // “El hombre al que le preocupa gastar una hora de su tiempo, aún no ha descubierto el valor de la vida”. Charles Darwin. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Matar a un ruiseñor de Harper Lee y el disco Ghost Stories de Coldplay. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

cuatro × uno =