Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

Justos por pecadores

Uno de los temas más controversiales de la semana pasada fue la liberación del feminicida Jimmy Virgilio a quien el Juez Segundo del Ramo Penal, con sede en “El Amate”, le dictó el auto de libertad por la supuesta falta de elementos para procesar.
Fue a través de una ejecutoria de amparo que pudieron dejar sin efectos el auto de formal prisión de fecha 19 de abril de 2018 y al procesado lo libraron de la cárcel, desatando el encono en las redes y la crítica al sistema de justicia: algunas fundamentadas y bajo principios periodísticos, y otras bajo posturas que sólo buscaban sumar likes.
No se necesita ser sabio para entender que quienes estaban en la Fiscalía con Raciel López Salazar, durante el sexenio del ahora exgobernador Manuel Velasco Coello, el año pasado, dejaron vacíos legales, mismos que la defensa del feminicida usó a su favor y que le permitieron salir.
Porque aunque se mencione a la FGE y se le sindique, por ser la institución encargada, se debe dejar en claro que fue el sexenio pasado quien debió apegarse a las causas legales para refundir en prisión al asesino de Wendy Lizzet Ochoa Méndez.
Por eso creo que fue acertado que la Fiscalía General del Estado impugne, por instrucciones del fiscal Jorge Luis Llaven Abarca, esa libertad concedida y que apele al Código de Procedimientos Penales de Chiapas la decisión del juez federal que lacera la búsqueda de justicia de los familiares de la víctima.
Sobre todo me parece muy importante que se mencione lo que sucedió en cuanto a los errores que pudieron ser cometidos (cosa que la Fiscalía antes no hacía) y que se haga hincapié que este caso debe apelar a una justicia con perspectiva de género que mucha falta le hace al estado.
El boletín que la Fiscalía en Chiapas emitió el viernes expone, de manera puntual, que habían logrado “probar el día, la hora, el lugar y las circunstancias en las que fue privada de la vida Wendy Lizzet Ochoa Méndez (en el 2018, cuando detuvieron al feminicida)”.
Lo que inconforma a todos es la frivolidad del juez federal: la forma en que toma las cosas y no se ocupa de pensar en el daño a la familia. Me pregunto si eso no le basta al juez para mantener en prisión a un feminicida, entonces algo no está bien y algo no cuadra que prefiere dar beneficio de la duda al culpable, sin importarle nada más.
Es inadmisible que el Juez federal crea que no hay certeza de que el procesado fuese el autor material del delito y que le permita a la defensa agarrarse de los errores cometidos por el sexenio pasado para ello.
Ahora, la Fiscalía de Chiapas va a buscar que se revoque el auto del Juez Penal de primera instancia. Es lo que toca y que muestra que no es dar carpetazo como algunos han señalado. Es el procedimiento.
¿Qué esperamos? Simple. Que esa impugnación avance y la justicia se imponga por sobre todas las cosas.
Y aclaro que no se trata de defender a nadie. Pero no se le puede achacar un error de la administración pasada a esta. Que lo cargan por la vía institucional, sí. Y lo saben y es por eso la búsqueda por aclarar este problema y por eso se dijo lo que es sin cortapisas.
No todo es miel sobre hojuelas en este sexenio, es cierto. Pero se debe tener en claro que seis años de ingobernabilidad, de apatía, de hacer las cosas al vapor, no van a pulirse en tres o cuatro meses o de la noche a la mañana como muchos creen que debe ser.
El regresar a prisión a Jimmy Virgilio, a quien se le vincula con la antropofagia, será el acto de combate a la impunidad que se requiere, que se ha marcado y que ha sido lema del gobierno de la Cuarta Transformación.

Manjar.– Respeto mucho a los maestros. Tengo de muchos de ellos el ejemplo que me ha ayudado a crecer como persona. Sin embargo, muchos nos llaman prensa vendida o chayoteros. Se les llena la boca de razón, según ellos. Esos que le digo, generalizan. Los he escuchado. Lanzan improperios cuando en las marchas acuden a cubrirlos. Si se les da la gana, agreden: hay antecedentes de la forma en que han tratado a varios compañeros. Quieren que uno les dé la razón. No comprenden que contrastar las versiones es parte de un trabajo periodístico serio. Quieren ser la única voz cantante. ¡Uff! Ahora circula un llamado a rueda de prensa. Sí, requieren de los que llaman vendidos. Necesitan que les cubran y difundan lo que tienen qué decir. Curiosamente muchos de los que fustigan con sus señalamientos peyorativos son los que menos deberían hablar. Lo he dicho siempre: para criticar algo hay que tener la lengua larga y la cola corta. Deberían saber que los medios, les guste o no, ayudan a su causa. #DosRayitasMenos // “Y nunca el odio llega a ser tan fatal para un soberano como el general desprecio”. Stefan Zweig. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Camino de servidumbrede Friedrich Hayek y el disco Skin Deep de Buddy Guy. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.
Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

cuatro + nueve =