Inicio » Colores » El hondureño que en Chiapas alcanzó sus sueños
El hondureño que en Chiapas alcanzó sus sueños

El hondureño que en Chiapas alcanzó sus sueños

Ever Escalante o Mr. Escalante como lo conocen en La Ceiba Atlántida, Honduras, ha emigrado a México en busca de mejores oportunidades. Se graduó como técnico en computación, posee talento en la música, y tiene su barber shop en Tuxtla Gutiérrez. Conoce su historia

Lucero Natarén / Portavoz

Ever Escalante Erazo recorrió en autobús 841 kilómetros desde La ceiba Atlántida, Honduras, para emigrar al país mexicano y poder trabajar. Su primera parada fue Tapachula, Chiapas, en donde realizó los trámites para su estancia legal en México. Tiene 19 años y se dedica a trabajar en la barber shop que instaló junto a su primo, aquí en Tuxtla Gutiérrez, sobre la Novena sur, entre 5ª y 6ª poniente, tiene tan sólo cuatro meses en ese establecimiento.
Él se graduó hace dos años en Honduras como técnico en computación, para ese entonces tenía 17 años, salió de su lugar de origen para trabajar y conocer nuevos horizontes, cuenta que sabe cómo desarmar y reparar computadoras, pero que el dedicarse a trabajar de eso en su país natal era complejo, por ello tuvo que emigrar.
Ever nos cuenta que el tramitar los permisos para su estancia no le fue tan complicado, sin embargo, tuvo que esperar 10 meses para que le otorgaran asilo político en México, esto por el protocolo que emiten las autoridades, para eso se acercó a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en Tapachula. Dentro de la documentación que le expidieron tuvo que llenar un formulario explicando por qué salió de su país, y con su constancia pudo solicitar al Instituto Nacional de Migración (INM) su tarjeta de visitante por razones humanitarias, la cual le permitió trabajar durante el trámite. Dice que mientras hagan las cosas bien… todo se puede, sólo es cuestión de esperar, por algunos momentos si le desesperaba la situación, pero era constante, tenía contemplado que no sería fácil ese proceso.
Mientras se regulaba su situación migratoria se dedicó a laborar por un año en Tapachula, trabajó para la marina, haciendo hojalatería. En cuanto le dieron su permiso vino a Tuxtla, pero se topó con una dificultad más: el plazo de su estancia en el país está por caducar, indica que ya acudió a las instalaciones del INM para tramitar su residencia permanente en México como refugiado, pero le dijeron que debe realizar los trámites hasta diciembre, -debe esperar-.
Ever cuenta que su infancia en Honduras no fue tan violenta, como les ha sucedido a sus amigos, él creció en un ambiente agradable, comenta que si vio cosas que como jóvenes no quisiera ver, pero desde niño deben aprender a adaptarse; es parte de su ciclo de vida. Es el segundo de cuatro hermanos. Aprendió el trabajo de la barbería desde que tenía 14 años, en el barrio, en “el gueto” como él dice… le gustó y considera tiene talento. También hace música de diferentes géneros como: reggae, trap, dembow y reggaetón, de todo un poco. Tiene su canal en YouTube.
Cuando estaba en La Ceiba, la gente lo conocía por su música como Mr. Escalante, pero al estar en Chiapas considera que ha descuidado esa otra parte, aunque dice que ya conoció a un productor, y contempla comenzar a grabar unas canciones, su deseo es hacer presentaciones en Tuxtla para que conozcan un poco de la cultura hondureña.
Su estancia en Tuxtla no le ha sido tan difícil, pero confiesa que cuando las personas acuden a su barbería, lo primero que le preguntan -¿de dónde eres?, tu cara no parece de aquí, tu pelo no parece de aquí-, la curiosidad siempre.
Revela que al llegar a Chiapas la gente si los ha denigrado, pero para él es normal que lo vean raro o lo critiquen sin conocerlo, sólo por la forma en la que viste o como se ve “a veces por unos pagamos todos, porque creen que todos somos iguales, piensan que todos los hondureños somos delincuentes. No todos somos iguales, cada persona tiene su corazón y su forma de pensar”.
Ever dice que si le gustaría regresar a Honduras, pero sólo de visita, a vivir ya no, considera que está bien aquí. Él dice que está feliz en Chiapas, tiene mejores oportunidades que en su país, y desde aquí apoya a su familia.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

uno × 4 =