Inicio » Voz Pública » En la Mira / Héctor Estrada
En la Mira / Héctor Estrada

En la Mira / Héctor Estrada

El chiapaneco más influyente en el gabinete de Obrador

Si algo extraño no sucede, el próximo mes de diciembre el segundo cargo más importante dentro de la Secretaría de Gobernación quedará bajo responsabilidad de un chiapaneco. Se trata del actual senador con licencia y diputado federal electo Zoé Robledo Aburto que inminentemente asumirá el cargo tras la invitación hecha hace sólo un par de días por Andrés Manuel López Obrador.
Las circunstancias que hoy colocan a Robledo Aburto entre los puestos estratégicos del próximo “gabinete morenista” no son fortuitos. Los acercamientos entre el chiapaneco y el ahora presidente electo comenzaron mucho tiempo antes de que Zoé renunciara a su militancia perredista para transitar hacía el proyecto de López Obrador.
Para nadie es ya un secreto que hasta hace un año el principal objetivo político de Robledo era alcanzar la candidatura al gobierno de Chiapas, pero las circunstancias no jugaron a su favor. La amistad y los intereses compartidos entre Rutilio Escandón, Manuel Velasco Coello y Andrés Manuel se convirtieron en un fórmula difícil de vencer a la hora de las definiciones finales.
Y es que, tras bambalinas, desde los primeros encuentros entre Robledo Aburto y López Obrador hubo bastante afinidad. La invitación hecha por Andrés Manuel al entonces senador chiapaneco para sumarse a su proyecto presidencial puso sobre la mesa el apoyo absoluto del tabasqueño para consolidar las aspiraciones de Zoé en Chiapas.
La astucia de Robledo para infiltrarse al grupo más cercano a Obrador fue estrepitosa. Durante los últimos tres años su proximidad e influencia sobre el equipo de confianza morenista se elevó de tal manera que, figuras de peso dentro del Movimiento de Regeneración Nacional, aseguran que Andrés Manuel pensó muchas veces en otorgarle la candidatura al gobierno de Chiapas, pero se ponía en riesgo el apoyo de Velasco.
La cercanía y creciente confianza entre Zoé y Andrés Manuel terminaron en un acuerdo que finalmente dio paso a la tersa designación de Rutilio Escandón como coordinador y luego candidato al gobierno de Chiapas. En lo superficial, Robledo Aburto parecía haberse conformado con la candidatura a una diputación federal, pero había un compromiso mayor en el fondo.
Desde la definición del candidato al gobierno de Chiapas Obrador había insinuado ya un espacio importante para Zoé en caso de que lograra la presidencia de la república. La disciplina política para facilitar la candidatura de Rutilio y el pacto de unidad que abonó su camino al triunfo en la urnas abonaron a la percepción de Obrador sobre las lealtades de Robledo Aburto.
Por eso no sorprende nada la invitación para que asuma la Subsecretaría de Gobernación el próximo mes diciembre. Más allá de las filias y fobias sería deshonesto no reconocer a estas alturas que Zoé Robledo se ha convertido en el chiapaneco más influyente dentro del equipo cercano a López Obrador y su próximo gabinete presidencial.
Junto a Olga Sánchez Cordero, Robledo Aburto tendrá en sus manos las decisiones más importantes sobre la política pública del país, la gobernanza y el diálogo permanente con los gobiernos estatales. Será pues el chiapaneco con mayor poder dentro del gobierno federal y en una de esas, según dices las “malas lenguas”, el posible relevo de Sánchez Cordero ante una salida previamente pactada para mitad de sexenio… así las cosas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

tres × dos =