Inicio » Voz Pública » En la Mira / Héctor Estrada
En la Mira / Héctor Estrada

En la Mira / Héctor Estrada

Los chantajes de Bámaca para secuestrar el ciclo escolar

La nueva amenaza de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para irse a paro de labores, impedir que los docentes disidentes ingresen a las escuelas y se postergue de manera indefinida el inicio de clases ha encendido las alarmas en Chiapas ante la posibilidad de una afectación directa al ciclo escolar para más de un millón 300 mil estudiantes.
Y es que, las advertencias hechas por el líder estatal, Pedro Gómez Bamaca, parecen haber dejado muy claro que la CNTE no regresará a las aulas mientras la Secretaría de Educación estatal no acate sus exigencias sobre la “bilateralidad” (su injerencia directa) en los procesos internos de la dependencia.
El último amague de Bamaca tiene que ver con el conflicto desatado a razón de la cadena de cambios; específicamente con la negativa de las autoridades estatales para aceptar las cuotas y condiciones propuestas por la mesa directiva de la CNTE a fin de decidir sobre el proceso.
La resistencia de la Secretaría de Educación para entregar gran parte de los espacios dentro de la cadena de cambios a la Coordinadora, a fin de que esta decidiera la designación de los beneficiarios, terminó desencadenando una ruptura irreconciliable y la emisión de dos convocatorias paralelas.
Las autoridades educativas en Chiapas platearon la participación de la CNTE como un órgano observador e interlocutor durante el proceso; sin embargo la Coordinadora no estuvo dispuesta a negociar su vieja cuota de poder. Así fue como Bamaca llamó a sabotear la cadena de cambios oficial y comenzó su propia recepción de documentos y solicitudes para ser él mismo quien asignara los espacios.
Sin criterios de asignación y en la absoluta irregularidad, la dirigencia encabezada por Bamaca se encargó de emitir los “oficios de autorización” para el cambio de adscripción a docentes afines a su movimiento y ordenó impedir el acceso a los planteles para aquellos que participaran en el proceso oficial. Pero la Secretaría de Educación no echó marcha atrás a su determinación y terminó desarticulando la operación anómala de la Coordinadora.
Esta vez las cosas no son tan distintas. El nuevo chantaje tiene ahora como objetivo de extorsión el inicio del ciclo escolar 2019-2020. Ya sin otro argumento más que exigir se cumplan los caprichos del sindicato, Bamaca está dispuesto a utilizar nuevamente como rehenes a miles de estudiantes para imponer sus condiciones.
Y la amenaza no es asunto menor, tomando en cuenta que Chiapas es la entidad con el mayor rezago educativo en el país, según la ONU. De acuerdo al informe “Transformando a México desde lo Local, son justo los estados en las que organizaciones como la CNTE tiene mayor presencia, donde el índice de desarrollo humano en materia educativa ha presentado el menor avance de los últimos años.
El aplazamiento del inicio del ciclo escolar o la posterior suspensión de clases no tienen justificación razonable. Al contrario, se contraponen a los intereses de la educación como objetivo prioritario. Obedecen a añejas demostraciones de poder y chantajes de cúpula sindical que tanto daño hacen a la educación y que los padres de familia ya no pueden seguir permitiendo… así las cosas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

17 + 3 =