Inicio » Voz Pública » Entrelíneas / Jorge Ceballos
Entrelíneas / Jorge Ceballos

Entrelíneas / Jorge Ceballos

Judas al ataque

Alguna ocasión hace tres o cuatro años, cuando todos apostaban que el gobernador que sucedería a Manuel Velasco Coello, saldría de entre Roberto Albores Gleason o Eduardo Ramírez Aguilar, escuché en una plática que, en Chiapas todo es posible, incluso que, los políticos cambiaran de colores partidistas a como de calcetines sin tener el mínimo recato, ahora a 45 días de la jornada electoral que llevó a Rutilio Escandón Cadenas a ganar la gubernatura, compruebo la razón que tenían quienes afirmaban esa joya descriptiva de la clase política de la entidad.
Pasado mes y medio de la jornada electoral en la que el excandidato de Morena obtuvo el triunfo, veo que, simplemente la clase política que nació en esta tierra, no conoce de ideales, de vergüenza o cuando menos de principios. Hoy, muchos quienes en el pasado reciente se desgarraban las vestiduras por otros partidos y candidatos, andan moviendo el rabo, las piernas y cualquier parte del cuerpo para ser tomados en cuenta por quien a partir del 8 de diciembre protestará como gobernador de Chiapas.
A través de las redes sociales, canonizadas y “bendecidas” por Andrés Manuel López Obrador la misma noche de su triunfo, personajes oscuros y con pasados recientes siniestros, tratan de llamar la atención de Rutilio Escandón Cadenas, para que los nombre a cualquier cartera de gobierno, con el único fin de seguir pegados a la ubre presupuestal y con ello, llevar la vida de sultanes y virreyes a costa del presupuesto local.
Los desesperados por una posición gubernamental, se han olvidado del escrutinio público, es más, se han olvidado de que fueron partícipes del peor saqueo que haya vivido Chiapas; muchos de esos personajes, fueron y son beneficiados de la administración de Manuel Velasco Coello, quien abandonará a la entidad en la peor crisis administrativa de la que se tenga memoria.
Personajes como el tuti fruti del actual gobierno: Enoc Hernández Cruz, sueñan con que antes del 8 de diciembre, andarán festinando un nuevo espacio desde el que seguirán enriqueciéndose a costilla del padecimiento de millones de chiapanecos, demostrando no tener un poco de vergüenza, de tenerla, se sentiría satisfecho por el daño que su presencia le costó a una entidad que ocupa los primeros lugares de pobreza en México.
Pero, así como hay gente que sigue incrustada dentro de la actual administración, existen quienes sus ambiciones los llevan a llamar la atención y que fueron incluidos en Morena, uno de estos es Plácido Morales Vázquez, quien se siente con el derecho de enquistado en una posición de gobierno, para seguir ampliando su curricula como empleado gubernamental. Aspiró a ser candidato a gobernador y terminó en el último lugar de aquella encuesta; buscó ser candidato al Senado de la República y fue vencido por Óscar Gurría Penagos, quien a la vez tuvo que ceder su lugar a Eduardo Ramírez Aguilar.
Plácido creyó que su amistad con López Obrador, le alcanzaría para una diputación federal y no fue así, esperó pacientemente para ver si lo incluían en la lista de candidatos a diputados locales, tampoco la vio llegar, lo que nos habla de su falta de talante. Ahora, cuando menos aspira a llegar a la Secretaría de Gobierno, es –dice él- lo menos que se merece por haberse disciplinado ante Rutilio Escandón. Simplemente no se da cuenta que nadie creyó en él.
Cuando uno entra a Facebook, se puede encontrar publicidad pagada de un joven de nombre Eduardo Balcázar, quien a través de la organización de unos foros a los que llama “Chiapas, no te olvides de los jóvenes”, intenta que el próximo gobernador lo llame a hacerse cargo de la secretaría especializada en la materia.
Pero no son solo estos personajes los que cuales canes, mueven la cola para estar inmersos en posiciones gubernamentales, no, por ejemplo, el equipo cercano al neomoreno Eduardo Ramírez Aguilar, se relamen los bigotes, porque creen que su amo y dador de poder tendrá el mismo margen de maniobra que en el feneciente gobierno y les conseguirá posiciones, ellos, esos que apenas hace tres o dos años gritaban pestes en contra de Morena y Andrés Manuel López Obrador, se sienten con el derecho de saquear, perdón de ser nominados en cualquier área de gobierno.
Todos esos tiranos creados desde la nomenclatura gubernamental que concluye en diciembre, se olvidan que Morena fue construido por gente, hombres y mujeres hartos de las acciones corruptas del gobierno de Manuel Velasco, militantes que gastaron suela, sudor y saliva sin esperar que les den una posición en el gobierno.
Cuando miles de chiapanecos salieron a las calles a formar los comités de base de Morena, lo hicieron creyendo en el cambio, un cambio de fondo, de raíz y de rostros, sin embargo, en Chiapas como bien alguien me dijo hace unos años, todo puede suceder, sucedió en el reparto de candidaturas, cuando de pronto comenzaron a llegar gente identificada con Velasco Coello, esos aduladores sexenales si siguen tirándose al suelo para que los vea Rutilio, quizá logren su cometido y hagan a un lado a la gente que formó y fortaleció al partido que es desde hace mes y medio, la primera fuerza política en el país.
Claro, por supuesto, desde luego que lo mejor sería que muchos de los que esperan ser tomados en cuenta en el próximo gabinete y que han sido cómplices del saqueo, ocupen un lugar pero en El Amate o en cualquier prisión del Estado, por el daño que le causaron al presupuesto. Rutilio Escandón Cadenas al momento de decidir quién lo acompaña en la tarea de reconstruir las ruinas que le heredarán, anteponga el interés de los chiapanecos antes que el de cualquier personaje, o bien que diga: el que ya bailó que se siente.

Vean la historia
Algunos alcaldes electos, están desde antes de tomar posesión de sus cargos dejándose imponer colaboradores, a más de uno, les ha dado por dejar esa responsabilidad en la familia, en sus operadores financieros y en quienes llegaron de último momento a sus campañas.
No se dan cuenta los alcaldes que el horno no está para bollos, y que encontrarán arcas saqueadas, lo cual fue el sello de la casa durante los últimos seis años. Al dejarse imponer y manejar por personajes oscuros, lo único que están haciendo es defraudar desde antes del arranque a los ciudadanos: la gente votó por ellos, no por los operadores y familiares.
Algunos están dejándose encantar por el canto inexistente de las sirenas, se han olvidado que tienen el compromiso de hacer gobiernos honestos y de erradicar la corrupción de la ideología burocrática. Hasta la próxima.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

13 − diez =