Inicio » Palestra » Ganó la CNTE / Rodrigo Ramón Aquino
Ganó la CNTE / Rodrigo Ramón Aquino

Ganó la CNTE / Rodrigo Ramón Aquino

Periodistas de influencia nacional, cercanos a fuentes de Bucarelli, como Raymundo Riva Palacios y Carlos Loret de Mola, han escrito recientemente (ayer y hoy) que el conflicto magisterial en Chiapas está pronto a concluir.
La “negociación” se dará en los mismos términos como el gobierno federal ha lidiado con la disidencia magisterial al menos en los últimos tres años: privilegios y dinero. Solución inmediata, pero no duradera.
De acuerdo con Riva Palacios, el responsable de la negociación, el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, comprometió 300 millones de pesos —en plazas y efectivo—, la cancelación de sanciones a los maestros que ni dieron clases ni se evaluaron y acordó la liberación de los líderes de la Sección 22, “el núcleo de la Coordinadora Magisterial”.
Una petición formal de informe sobre las condiciones de la negociación no avanzará, advierte, pero por comunicaciones internas de la Sección 7 de Chiapas, grupo que tras el descabezamiento de la 22, asumió la “relación secreta con Miranda”, se sabe lo siguiente:
“El conflicto (interno) estalló por una reunión al margen de la mesa de dialogo político en la Secretaría de Gobernación el viernes 22 de julio, entre el subsecretario Miranda y el secretario general de la Sección 7, Adelfo Alejandro Gómez y el vocero de la Coordinadora, Pedro Martínez Bahamaca. Ricardo Aguilar Gordillo, exsecretario de Educación chiapaneco fue quien los llevó personalmente con Miranda para acordar el final del conflicto.”
Ya sentados, lo primerito que exigieron fue la destitución de Sonia Rincón Chanona por, supuestamente, investigar la venta de plazas en la Sección 7 por 800 millones de pesos. Sin ella al frente de la secretaría, a la investigación simplemente se le daría carpetazo. Y mediante un pago adicional (los famosos 300 mdp), Gómez y Bahamaca se comprometieron a “desactivar la movilizaciones y despresurizar el conflicto con la distribución del recurso entre las secciones en rebeldía.”
Esta versión se fortalece con lo que escrito hoy por Carlos Loret de Mola, quien no sólo da por sentado que esta negociación ocurrió, molestando con ello a las bases disidentes de Chiapas, que hoy “es lo que Oaxaca era antes: el más sólido bastión de la CNTE, el sitio donde le han ganado la partida al gobierno, han sometido al gobernador, en el que rigen la educación pública y vulneran la gobernabilidad”.
De Manuel Velasco dice, además, que se le ve rebasado, incapaz de orientar el problema, secuestrado por la CNTE y sin control de su gabinete. Pero no es todo su culpa, los errores del gobierno federal en el uso de la fuerza pública, los excesos, hoy lo tienen maniatado, en la inacción, dándole total libertad a los miembros de la coordinadora, que lo mismo un día bloquean carreteras que otro, arremeten contra los negocios de la Iniciativa Privada por andar de “quejitas”.
Ganó la CNTE, doblegó a gobierno y lo que es peor, seguirá creyendo, convencida, como bien afirma Loret, que la escuela es un centro de lucha, más que de enseñanza y que la plaza de maestro es un derecho laboral históricamente ganado.

Contaco:
9611395592
@roraquiar

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

diecisiete − cuatro =