Inicio » Capital » Imprudencia y juventud
Imprudencia y juventud

Imprudencia y juventud

Un joven de aproximadamente 15 años de edad ocasionó un percance automovilístico mientras conducía a exceso de velocidad y en presunto estado de ebriedad. Una persona resultó herida e intimidada por el padre del menor

ÓSCAR AQUINO/ PORTAVOZ

Un joven que conducía presuntamente ebrio ocasionó un accidente que se saldó con una persona herida de levedad, la madrugada del sábado anterior en la 11ª avenida Sur y 4a calle Poniente.
La reportera y conductora del canal Megacable de Tuxtla Gutiérrez, Liz Leyte, hizo pública su denuncia por los hechos sucedidos; su pareja sentimental, Ainer Marroquín, resultó con lesiones en las piernas después que su auto fuera embestido por otro coche compacto.
De acuerdo con lo que la comunicadora publicó en su perfil de Facebook, un Ford Fiesta —con placas MWS-57-42 del Estado de México— impactó el Chevy en el que se trasladaba su pareja.
Instantes posteriores al choque, se supo que el vehículo en cuestión era conducido por un joven “como de 15 años, en estado de ebriedad, que conducía a exceso de velocidad”; en el incidente también “dañó parte de la vialidad y derribó unas columnas de cemento”.
“A pesar que el joven no llevaba preferencia y de la velocidad en la que iba, no se detuvo a ver si Ainer estaba bien físicamente. Arrancó y avanzó unas seis cuadras más; luego se detuvo y se metió a una casa. Hubo muchos vecinos que constataron este hecho”, relató Leyte.
Para encargarse del auto, llegó una grúa de la Policía Municipal; también se presentó un sujeto “como de 45 años para proponer llegar a un acuerdo, pero quiso minimizar los daños y se negó a reconocer que Ainer requería una revisión médica”, dio a conocer la reportera.
“Ni fue tan fuerte, no denuncien porque se van a llevar dos años con el juicio y ustedes van a salir poniendo dinero”, habría dicho el individuo a los afectados.
Respecto a que el joven responsable ingresó a un domicilio particular, los policías municipales explicaron que les era imposible detenerlo pues no contaban con permiso para entrar a la casa y ponerlo a disposición de las autoridades.
Las lesiones de Marroquín no eran de gravedad, por lo que fue atendido y valorado por un médico legista, quien lo envió al Instituto Mexicano del Seguro Social. “Son trámites y más trámites, mientras el joven que manejaba ebrio está durmiendo en su casa”, lamentó Leyte.
La conductora y su pareja hicieron un llamado a la Fiscalía General del Estado para que actúe conforme a la ley, que no dé carpetazo ni prolongue la resolución del caso por dinero. “Que haya justicia, solo eso. Creemos que hicimos lo correcto y confiamos en el actuar de las autoridades”, expresó.
La publicación del accidente fue compartida más de 756 veces; además, se prevé que hoy a las 9:00 de la mañana, se reúna un grupo de personas para solicitar que los involucrados se hagan cargo de los daños ocasionados por el joven conductor. Posteriormente, acudirían a la Fiscalía General del Estado, donde solicitarán que se brinde la atención debida a este incidente.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

cuatro × cinco =