Inicio » Entre-Vistas » La economía no debe politizarse: Melgar

La economía no debe politizarse: Melgar

El senador Luis Armando Melgar Bravo habla sobre los alcances y retos a los que se enfrenta la Zona Económica Especial de Chiapas: “La respuesta se halla en la productividad”, afirma

Rodrigo Ramón Aquino / AquíNoticias

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó al Congreso de la Unión —en septiembre de 2015— la iniciativa de Ley de Zonas Económicas Especiales, una estrategia integral del gobierno federal que busca generar un mayor crecimiento y productividad en las entidades federativas más rezagadas del país. Con ella, se estima la generación de hasta 115 mil empleos.
Sobre su naturaleza, el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, a través de la Dirección General de Análisis Legislativo, ha señalado que estas zonas son áreas delimitadas geográficamente, con ventajas naturales y logísticas, que facilitan la inversión directa para convertirse en una región altamente productiva y que esto genere una mejora en el bienestar de la población.
En Chiapas, una de las entidades que se verán beneficiadas, se llevó a cabo el Foro Nacional sobre la Minuta de Ley Federal de Zonas Económicas Especiales el pasado 2 de marzo, un evento al que fueron invitados representantes sociales, empresariales y académicos, para conocer los detalles de la estrategia integral que busca disminuir la brecha de desigualdad entre los estados del Sur-Sureste y los del norte del país.
En dicho foro, inaugurado por el presidente municipal Neftalí del Toro Guzmán y clausurado por el gobernador Manuel Velasco Coello, el senador Luis Armando Melgar Bravo, en su calidad de presidente de la Comisión de Productividad del Senado de la República, destacó que, entre otras cosas, la ZEE traerá a Chiapas inversión productiva y generará empleos bien pagados. Pero cómo lo hará, parece seguir siendo la gran pregunta.
Para hablar sobre los alcances y retos de esta estrategia del gobierno federal —y dada su importancia, pues presume un combate frontal al rezago histórico de nuestro estado—AQUÍNOTICIAS (El portal de la esfera pública) entrevistó al senador tapachulteco:
—Senador, has iniciado en Chiapas la promoción y enriquecimiento de la propuesta de ZEE. En tu discurso son muchas las bondades de la estrategia, pero nos preguntamos ¿estás completamente a favor de la minuta aprobada por los diputados?
—Evidentemente todo es perfectible. Esta iniciativa que presentara el presidente Enrique Peña Nieto es parte de un programa que él tiene muy claro en el sentido que en los primeros tres años de su gobierno se dedicó a sacar las grandes reformas estructurales: la reforma energética, la reforma financiera, entre otras. Diseñadas para construir un basamento para que México crezca. ¿Qué sigue a mitad de camino? Los tiros de precisión.
“Necesitamos crecer, necesitamos crear esos empleos bien pagados, pero sobre todo necesitamos reducir la enorme brecha que existe entre el centro y el sur del país. El sur vive rezagado teniendo un potencial muy importante, particularmente Chiapas. Porque a la hora que comparamos Guerrero, Michoacán, Chiapas, Oaxaca, tenemos una enorme ventaja. Así que esta idea de crear las ZEE tiene que ver con, precisamente, aprovechar las ventajas que tiene una región determinada para combatir el rezago social. Por eso vamos a atraer las inversiones extranjeras, nacionales y por qué no, las locales también.”
Para atraer esas inversiones —explica el dueño del acrónimo LAMB— se darán incentivos fiscales, laborales, tecnológicos, que deberán ser acompañados por fondos de infraestructura aportados por el gobierno federal para fortalecer las capacidades en salud, en vías de comunicación, en educación. Con esta fórmula, asegura, se creará una región con muchas potencialidades, atractiva para las inversiones y generadora de más y mejores empleos que repercutan en la vida y desarrollo de los chiapanecos.
—Entendiendo que las realidades y las necesidades son distintas en cada región. ¿Qué se busca en específico para Chiapas?
—Debemos entender claramente que, por un lado, está el asistencialismo social (llamémosle contención social), tan necesario, fundamental, pero entender, también, que esa no es la respuesta. La respuesta está en la productividad. Y la productividad es hacer más con menos o más con lo mismo. Es aprovechar lo que tienes, para que esa ventaja se convierta, para empresarios, en una forma de generar riqueza. Y entonces sí, estaremos en la ruta para acabar con la pobreza. Se necesita dinero y el dinero no es del gobierno, el dinero lo generan los empresarios. El gobierno lo que hace es el fomento, establecer las reglas y eso es justo lo que busca esta ley de ZEE y Chiapas debe ser la entidad que más provecho le saque.”

Fortalecer la infraestructura

—Sobre el papel las noblezas de la estrategia son muchas; no obstante, uno de los principales retos es la falta de infraestructura en nuestro estado. ¿Cómo resolver esto y luego caminar a los beneficios?
—Corre en paralelo. Tenemos que sacar la ley, y de la mano con la ley yo estoy impulsando, apoyando con todo, para que la Zona Económica Especial de Chiapas (y es ahí donde comparto con el gobernador Manuel Velasco, que no debe ser exclusiva de Puerto Chiapas) sea seccionada. Es decir, un polígono fraccionado en diferentes secciones (no unitario, como se plantea en la minuta), con lo cual se abrirían espacios para otras áreas de oportunidad. Pero lo que no debemos perder de vista es que si en Chiapas nos metemos de fondo en esto, seremos el primer estado en aprovechar estas circunstancias.
Para el senador del Partido Verde el contexto internacional no es tan sencillo. Sin embargo también existen oportunidades ahí, dice. Hay empresas rentables buscando oportunidades de inversión. A esas se busca traer a Chiapas.
Se dijo convencido que al momento de sacar la ley —que deberá ser antes de que termine el mes de marzo—, se enfocarán en sacar el decreto, que es donde va a estar “la carnita”, los mecanismos para que la zona funcione. Y es ahí donde entra lo que le preocupa a la opinión pública: la falta de infraestructura.
“Y te lo pongo muy sencillo: Puerto Chiapas funciona a un 30 por ciento de su capacidad. Tenemos que resolver ese problema con mayor volumen de producción. Tenemos un ferrocarril que no va en el estándar de velocidad que debería de tener para funcionar adecuadamente. Tenemos que mejorar nuestras carreteras. Tenemos una gran frontera que necesita un tercer puente, porque ya no se da abasto. Tenemos un gran aeropuerto. Es decir tenemos la infraestructura dada y lo que hace falta es focalizar fondos etiquetados del gobierno federal, a los que no se les pueda quitar ni un solo peso para que las cosas funcionen bien.”

¿Y las ganancias?

—¿Desde su diagnóstico, en qué áreas de oportunidad hay que invertir en Chiapas?
—Nosotros tenemos dos áreas para generar riqueza, de manera muy importante. No debemos perderlas de vista para no hacer tiros de escopeta. Son el turismo productivo y el campo productivo (en una lógica de agronegocios, de valor agregado). Entonces, si nosotros tenemos con claridad estos dos sectores y, además, hacemos que estas inversiones vayan a ellos, también se beneficiará el sector de manufacturas, aprovechando nuestras ventajas geográficas. Si lo hacemos así, yo creo que estaríamos en un Chiapas como lo hemos estado pensando.
“Queremos un Chiapas productivo, porque el rezago de nuestro estado nos ha llevado a vivir en la línea del conflicto social. De los excesos. De politizar aquello que no se debe politizar. La economía es sagrada porque es la que nos da de comer. Cuando tú politizas la economía, simple y sencillamente rompes con el esquema que debe darle ese ingreso a todas las familias.”
—Hay una preocupación latente en los chiapanecos y es la que tiene que ver con el recelo que provocan los grandes capitales. Cómo garantizar que las ganancias que se obtengan se traduzcan, realmente, en beneficios sociales.
—Mira, la inversión extranjera como nacional juegan, obviamente, en una lógica de rentabilidad. Efectivamente los inversionistas, sean japoneses, sean europeos, de donde sean, van a hacer las inversiones para generar, primero, empleo. Entonces lo que tenemos nosotros que hacer es que las inversiones sean muy focalizadas a empleos de calidad. Que generen buenos ingresos y que esos ingresos se queden en la región. Segundo: que haya innovación tecnológica que mejore los procesos para beneficio de la región. Tercero: que la proveeduría periférica de las empresas sea fuertemente local.
“Contra qué no vamos a poder ir, porque esto es mercado. No vamos a poder ir contra las utilidades de las empresas. Si viene una empresa Nestlé, si viene una empresa Agro Mòdol, o cualquier empresa tiene que reportar ganancias a los jefes. Así funcionan los negocios. Las utilidades se van, pero tenemos que construir el mayor número de beneficios para todos los chiapanecos.”

Mucha administración

Su insistencia en ese Chiapas productivo parece ser el sello melgarista de la estrategia de la ZEE que se impulsa en Chiapas. Los foros, como el llevado a cabo en Tapachula recientemente, afirman buscar los consensos, el enriquecimiento con las experiencias locales, y, parafraseando al senador, “el no avasallamiento”.
—Yo no creo en los avasallamientos. Creo en los consensos. El propio Gobernador, a la hora de la clausura del foro, dejó un mensaje muy claro. Que se escuche a todos y que se busque el mayor número de beneficios para el mayor número de chiapanecos. Que la ZEE tenga influencia en todo el estado.
“Qué sigue. Hagamos de esto una realidad. Terminemos con la burocracia. Pocas palabras. Como dijo un gran constructor de México (Porfirio Díaz): poca política y mucha administración. Porque al final del cuentas lo que la gente quiere es ingreso, quiere una vida digna. Construir no el Chiapas que tenemos, que depende de gobierno, sino uno de empresarios, de oportunidades, donde los estudiantes, al terminar la universidad, puedan conseguir un empleo, y que este empleo les permita tener un ingreso que les dé un buen nivel de vida. Eso es lo que debemos buscar.”

Un comentario

  1. Francisco GÓMEZ MAZA
    22:18 (hace 1 hora)

    para Rodrigo
    La ciencia política — lo que llaman politica es politiquería – va íntimamente ligada con la economía, tanto que un hecho político que no politiquero a la mexicana y menos a la chiapaneca, afecta tanto a la economía que puede hacer que caiga la bolsa de valores, caigan los precios del tambo de petróleo o haya una crisis económico financiera de dimensiones planetarias. Así que mi estimado Luis Armando Melgar, a quien no tengo el placer de conocer, relea sus apuntes escolares por favor. Tengo entendido que usted podría ser el delfn de Manolo, si es que aún quiere el sistema que el verde siga desgobernando a Chiapas´, porque hay muchos priístas que están muy descontentos con esa situación. Disculpe el atrevimiento de mi comentario. No es una asunto personal.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Doce + catorce =