Inicio » Colores » Manuel Kinto, periodista y leyenda
Manuel Kinto, periodista y leyenda

Manuel Kinto, periodista y leyenda

De la generación de los empíricos, este personaje puede ser poco conocido por las nuevas generaciones pero son los que sostuvieron el oficio antes de las universidades y las tecnologías

Ruperto Portela Alvarado / Colaborador

Quizá las nuevas generaciones de periodistas no conozcan quién es Manuel Kinto González. Y no lo han de saber porque se perdió la historia del periodismo chiapaneco entre la lejanía de su natal Suchiate y Tuxtla Gutiérrez o, aquella generación de empíricos casi todos y los de ahora que en su mayoría fueron a la escuela a saber de la teoría de la comunicación.
Soy yo la generación intermedia de aquellas que se forjaron en los años 60 y 70s, gente tan valiosa como Gervasio Grajales Gómez, “Mi General Pluma Firme” y su hermano Alfonso; Francisco Núñez López “El Gitano”; Augusto Enrique Villarreal Quezada, conocido popularmente como “El Gato Villarreal”; Humberto “Tito Gallegos” Sobrino; Carlos Efrén Ruiseñor Esquinca; Rodolfo Espinosa Sarmiento con su pseudónimo de siempre: “Sergio del Valle”; Isidro Aguilar López, “El Reportero 9:20”.
Tendríamos que seguir una larga lista donde no se puede excluir a ninguno como el profesor Antelmo Esquinca González, “Luzán”; César Culebro Barrientos; Jorge Alberto “Tito” González Lara; Alejandro Rousse Nuricumbo; Gonzalo Ángel Peña López, “Chalo Peña”; Eduardo Moreno Castellanos; Alonso Rodríguez Gamboa; Rafael Revueltas Marín, entre otros de los muchos que se me han olvidado, pero que tendrán un espacio en mi recuerdo cuando escriba sus biografías, donde puedo incluir la de mi también amigo, José Gabriel Figueroa Rodríguez, “La Monterona”.
Vienen al recuerdo estos hombres y nombres –con el perdón de que no aparezca ninguna mujer hasta ahora—porque hace unos días me encontré en el café “La Torta Vaquera” de Tuxtla Gutiérrez a un amigo y periodista de antaño, Manuel Kinto González, originario del municipio de Suchiate cuya cabecera es Ciudad Hidalgo. Nació el 18 de septiembre de 1941, por lo que podemos deducir que ha recorrido mucho río bajo ese puente durante 76 años…todavía vigente y actuante.
Manuel Kinto, como le conocen sus amigos, nos cuenta que su inquietud por el periodismo surgió cuando se integra el Comité Municipal del PRI Juvenil en Suchiate, del que fue presidente y, “con ese nombramiento me conocen en Tapachula y me invitan a colaborar en el diario Sol del Soconusco del que era director Efraín Villatoro Hidalgo y el dueño Alfonso Grajales”. Ya entre los años 1969 y 70, sin terminar la preparatoria sale con rumbo a la Ciudad de México donde trabajó en Sears Robuck, donde conoció a algunos periodistas que crearon el Instituto de Capacitación para Periodistas como Renato Leduc y el chiapaneco, Ricardo Poery, el primer presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas y primer presiente del Congreso Mundial de Periodistas celebrado en Hungría.
Hecho periodista en la Ciudad de México, Manuel Kinto González dice que en sus inicios conoció a muchos paisanos que integraron la Confederación de Estudiantes Chiapanecos, quienes le invitaron a participar y colaborar como coordinador de prensa. El primer presidente –dice—fue el comiteco, Eugenio Cifuentes Guillén y después Leopoldo “Polo” Borraz Sánchez, con quien fue vicepresidente Héctor Ruiz León, el editor y director de la Revista “Palabra”.
Entonces Polo Borraz venía de estudiar un postgrado en Yugoslavia, nos dice Kinto González, nuestro personaje que en esa Confederación de Estudiantes fue coordinador de prensa y luego lo sustituyó Armando Rojas Arévalo. “Fue entonces cuando tenía la idea de hacer una revista y aprender el formato y cabeceo. Ya colaboraba con el semanario La Voz del Sureste de don Roberto Coello Lecieur que se publicaba en la Ciudad de México, primero en blanco y negro y después en color sepia”.
Kinto se dice un periodista empírico que inició en el Sol del Soconusco y como corresponsal del Diario del Sur, del que entonces era director, José Zalvasa, desde Suchiate, allá por 1962-63, estando todavía en la Secundaria. Pero se remonta a su estancia en el Distrito Federal en que escribió una columna en el Diario La Tarde de Novedades de México, en la sección “Aquí la Provincia”, para el que también vendía publicidad en los Estados de la República.
En México también publica la revista “Instantero Político”, para luego regresar a Chiapas en 1976 cuando es nombrado candidato a gobernador Jorge de la Vega Domínguez y Polo Borraz el jefe de prensa del gobierno. Es en ese año que Manuel Kinto González edita el periódico “La Voz de la Frontera”, fechado en Ciudad Hidalgo, Chiapas, cabecera del municipio de Suchiate, con una línea política que se ha mantenido desde entonces.
Su experiencia en periodismo y jefatura de prensa también es parte de la vida de nuestro personaje, ya sea en el Comité Municipal del PRI en Tapachula con Norberto D´Gives Gochea; el CEPES (Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales) a cargo de Ricardo Nawman, inclusive, en el Comité Directivo Estatal del PRI que presidió Luis Raquel Cal y Mayor Gutiérrez.
En 1986, el gobernador de Chiapas, general Absalón Castellanos Domínguez le entregó el “Premio Estatal de Periodismo” en el género de columna política y, entre otros, recibió el reconocimiento de la “Asociación de Editores Chiapanecos” que entonces presidía Esteban Figueroa, fundador y director del diario La República en Chiapas.
Manuel Kinto González reconoce haber tenido una relación cordial con la mayoría de los gobernadores que ha visto en su vida de periodista, como Jorge de la Vega Domínguez, cuyo jefe de prensa era Tito Gallegos Sobrino o el de Juan Sabines Gutiérrez, donde el de prensa era don Pancho Núñez López, “El Gitano”.
Sólo con los últimos no he tenido relación o no muy buena como el de Pablo Salazar, porque “si eres amigo de un político, ya eres enemigo de los otros, ya sea por celos o pleitos entre ellos. No puedo negar que Sami David es mi compadre y que José Antonio Aguilar Bodegas es mi amigo”.
“Por eso no la llevé bien con Juan Sabines Guerrero y con el actual de Manuel Velasco Coello, yo no sé ni por qué”, concluye nuestra plática nuestro personaje favorito de hoy, Manuel Kinto González, frente a unas frívolas copas de whisky en pleno con los amigos y unas “botanucas” de rechupete, para animar el ambiente… Salud y saludos…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

uno × cinco =