Inicio » Colores » Nochixtlán, la tragedia contada por periodista chiapaneca
Nochixtlán, la tragedia contada por periodista chiapaneca

Nochixtlán, la tragedia contada por periodista chiapaneca

Es sin duda uno de los más dolorosos ejemplos del autoritarismo y la barbarie padecida durante el gobierno de Enrique Peña Nieto; un episodio sangriento, de violaciones flagrantes a los Derechos Humanos que ahora parece revivirse en la agenda pública y exponer sus dimensiones reales desde la narrativa de la periodista chiapaneca Emma Laderos Martínez y su nuevo libro “Nochixtlán, un domingo negro

Héctor Estrada

Nochixtlán es sin duda uno de los más dolorosos ejemplos del autoritarismo y la barbarie padecida durante el gobierno de Enrique Peña Nieto; un episodio sangriento, de violaciones flagrantes a los Derechos Humanos que ahora parece revivirse en la agenda pública y exponer sus dimensiones reales desde la narrativa de la periodista chiapaneca Emma Laderos Martínez y su nuevo libro “Nochixtlán, un domingo negro”.
Emma Landeros, periodista y reportera del portal nacional Revolución 3.0, plasma dentro de las páginas una serie de testimonios conmovedores y escalofriantes sobre lo sucedido aquel 19 de junio de 2016 en la región mixteca de Oaxaca, cuando las fuerzas públicas irrumpieron en la cotidianidad de Nochixtlán para desarticular un punto de resistencia magisterial contra la reforma educativa, dejando a su paso 8 muertos y decenas de heridos (la mayoría de ellos civiles).
A través de historias como las de Yalid, César, Diodoro y Miguelina, Landeros transporta al lector hacia el momento justo de la tragedia y el genocidio. Testimonios de hombres, mujeres y niños que tienen aquel momento fresco en la memoria. Historias que sacuden el alma, sobre víctimas que aún no se recuperan de la barbarie y otras más a quienes la vida les fue arrebata ese domingo negro.
“Desde que comencé a recibir información esa mañana dimensioné el tamaño de lo que estaba sucediendo. Por las formas y lo explícito del suceso supe desde entonces que se trataba de la masacre más cínica contenida durante el gobierno de Enrique Peña, ahora también la más silenciada y la más olvidada”, señaló Emma Landeros al recordar su primer acercamiento con la tragedia.
Para la reportera chiapaneca, egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, lo más complicado de realizar esta primera radiografía de lo acontecido en Nochixtlán fue desprenderse de sí misma para vivir las historias a través de las víctimas y sus familiares.
“Escuchar testimonios como el de un padre que estuvo a sólo cuarenta metros de su hijo y no pudo auxiliarlo antes de verlo morir ante la lluvia de balas, o el de una madre que se aferraba al cuerpo de su hijo muerto negándose que fuera él a quien abrazaba, fue verdaderamente estremecedor”, precisó.
A decir de Landeros, plasmar en las páginas el dolor, la angustia y la impotencia que aún sienten los padres, viudas, hermanos e hijos de las víctimas significó un verdadero reto. “Se puede intentar hacer un acercamiento a lo sucedido, pero, como periodistas, escritores o redactores, jamás vamos a poder describir completamente el dolor de las víctimas”, expresó.
“Nochixtlán, un domingo negro” es sin duda el testimonio escrito más completo de la masacre ocurrida aquel 19 de junio de 2016 en la mixteca oaxaqueña, que quedará como uno de los más oscuros episodios del gobierno federal que ya agoniza.
“Yo no sé qué vaya a pasar el siguiente sexenio, pero espero que pronto haya justicia para Nochixtlán. Que se investiguen las cadenas de mando y finalmente se nombren culpables de un hecho tan indignante”, comentó.
Son casi 200 páginas con testimonios escalofriantes de víctimas, versiones oficiales, narraciones de testigos y contexto que se plasman como evidencia contundente de lo sucedido. “Nochixtlán, un domingo negro” ofrece una visión más completa de los hechos que colocan a la tragedia en sus verdaderas dimensiones históricas.
“Lo que me deja este libro es saber que todavía hay mexicanos que, incluso a costa de su vida, defienden con dignidad, a los suyos y su tierra. El objetivo es que el lector conozca de frente la tragedia, conozca la verdad de las víctimas y saque sus propias conclusiones de su sucedido”, puntualizó la escritora.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

trece − tres =