Inicio » Capital » A pesar de pruebas, feminicidio podría quedar impune
A pesar de pruebas, feminicidio podría quedar impune

A pesar de pruebas, feminicidio podría quedar impune

El sistema de justicia en Chiapas dejó en libertad al asesino de la joven Yuri Lizeth Méndez Trejo, quien fue muerta a golpes y abandonada en una carretera del municipio de Ocozocoautla, pues incluso contando con un testigo presencial, los jueces determinaron que el imputado no está vinculado, señala la madre de la víctima

Rodolfo Flores / Agencia ReporteCiudadano

Pese a tener pruebas contundentes y la declaración de un testigo en su contra, el sistema de justicia en Chiapas dejó en libertad al asesino de la joven Yuri Lizeth Méndez Trejo, quien fue muerta a golpes y abandonada en una carretera del municipio de Ocozocoautla.
Yamili María Trejo Arrazate, de oficio enfermera y madre de la víctima, narró a los medios de comunicación que su hija fue asesinada el pasado 24 de noviembre del 2016. En un primer momento le hicieron una llamada para simular un secuestro y pedirle un rescate de 3 millones de pesos.
La mujer detalló que ese mismo día acudió a la Fiscalía Antisecuestros, donde le dijeron que siguiera en su búsqueda. Haciendo caso a la sugerencia acudió a la casa de Milton Carlos Caso Cobaxi, quien indicó que tras cenar con la víctima, la dejaron en la parada de los Autobuses Aexa, sin saber más de ella.
El día viernes 25 de noviembre Yamili se enteró de la muerte de su hija a través de una nota que circuló en un periódico local.
En la misma se daba a conocer que la joven de 21 años, también enfermera, murió atropellada en el tramo carretero Vicente Guerrero, desvío al Fiero del municipio de Ocozocoautla.
Al acudir de nueva cuenta a las autoridades el abogado de la Fiscalía Armando Calvo Leal y comunicar lo ocurrido, de manera burlona le dijo que si estaba “borracha o cruda”.
El cuerpo de la joven se encontraba irreconocible por lo que no le fue permitido su madre verlo de manera personal, únicamente por fotografías, y así fue.
El cuerpo fue trasladado y sepultado al municipio de Huixtla de donde era originaria Yuli.
Dando seguimiento al caso, presentó la denuncia correspondiente, por el delito de homicidio, con el respaldo de los resultados de la necropsia.
El 3 de diciembre se presentó Iván Alonso Orantes a declarar y expone que salieron a cenar y posteriormente la dejaron en la terminal de Aexa. Los dos jóvenes eran amigos de la víctima
En este 2017, el 4 de enero acude a declarar Miton Carlos Caso Cobaxi y expone que la muerte de la joven fue provocada por Iván Alonso.
En la reconstrucción de hechos dio a conocer que Iván golpeó a la mujer en la cara, en diferentes ocasiones y aunque la víctima pedía que la dejara, el agresor recogió un palo y la golpeó en la cabeza, la agarró y tiró en la carretera para darle un golpe final con el palo sostenido con ambas manos y partirle la cabeza en dos.
El asesino metió a la mujer en bolsas y tiró a la maleza. Después de cometer el crimen, Milton amenazó a su acompañante de no decir nada de lo que ocurrió.
Al regresar y llegar a la casa del responsable en Tuxtla, lavaron el coche para borrar evidencia.
Al salir la orden de aprehensión en contra de Alonso Orantes, cumple 144 horas antes de iniciar el juicio oral.
Sin embargo, el día 27 de marzo de 2017 existiendo la denuncia y la declaración de un testigo presencial de la muerte de la joven, a pesar de que el coche es propiedad del homicida, el Juez Iván Martínez Villatoro lo declara no vinculado a proceso.
Al recurrir a la apelación por la decisión del juez e irse a los magistrados, el pasado 19 de mayo, sin embargo, en siete minutos los magistrados también lo declaran no vinculado.
En un acto desesperado para que el caso no quede impune, la madre de la víctima realizó un amparo con un juez federal, el 31 de mayo firmó el documento con la espera de que en el centro del país exista una respuesta y justicia por la muerte de Yuli.
Entre las irregularidades en el caso, expuso que la familia de la víctima no tuvo acceso a la reconstrucción de hechos, además de que los dos jóvenes responsables y cómplices se encuentran en total libertad.
Este caso calificado como feminicidio, podría quedar impune por el nuevo sistema penal a pesar de que la necropsia arrojó como resultado que la muerte de joven fue causada por hemorragia interna y externa e irreversible de masa encefálica, fractura de bóveda craneal a consecuencia de traumatismo directo y profundo por un objeto contuso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

4 × uno =