Inicio » Chiapas » ¿Qué pasa en Metzabok?
¿Qué pasa en Metzabok?

¿Qué pasa en Metzabok?

De acuerdo a la Conanp, los efectos climatológicos, escasez de lluvia, contaminación y plagas, pueden ser los principales factores de la sequía en lagunas de este sistema acuífero, incluidas dos en Montebello

Lucero Natarén / Portavoz

En entrevista vía telefónica para Portavoz, el encargado de enlace de comunicación, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Jorge Gutiérrez Ramírez, explicó un poco sobre la problemática del sistema lagunar Metzabok, el cual está conformado por 21 lagos de diferentes dimensiones, la mayoría de estos son de precipitación pluvial, en el que se tiene reporte de la sequía total de una de las lagunas.
Ramírez comenta que habían estado monitoreando desde hace unos meses, hasta la semana pasada el sistema lagunar, recibieron el reporte de la disminución del agua. Se hizo un radiotécnico con personal de la Conanp, tanto de la selva como de la dirección regional, efectuaron un recorrido físico en campo y se vio que efectivamente hay una disminución tanto en Metzabok, como en la zona de Montebello y Naha.
Por el momento sólo realizaron monitoreo en cuanto a datos climatológicos y la inspección y visitas de campo. El equipo a cargo es de la Conanp, junto con las comunidades y personal técnico en el área natural protegida.
Sin embargo, afirma que tanto la contaminación, disminución de la captación de agua en la laguna, son factores que deberán revisarse en su momento para ver si están asociados a la condición que se está viendo, la disminución del cuerpo general del agua y la sequía que está mostrando.
Confirma que no es la única ocasión en la que, en etapas, la laguna llega a tener estos niveles, hoy quizá es más visible y reconocible porque hay efectos provocados por el cambio climático, estos indicadores por la sequía de lagunas, son focos que enciende la naturaleza.
-Hoy nos damos cuenta por cómo han cambiado las temperaturas, como han cambiado las lluvias, y como de repente algunos ecosistemas retienen esos síntomas.
Con respecto a las especies en esa laguna, explicó, que el único dato que se tiene es que se hizo una recuperación de algunos peces, de cocodrilos que estaban dependiendo de la laguna y se les traslado a otros sitios dentro del sistema lagunar, que están en buenas capacidades de resguardar estas especies, se les llevó en donde aún hay una cantidad de agua suficiente para garantizarles la vida.
Al preguntarle sobre qué tan probable es que se vuelva a llenar de agua la laguna, opinó, que va a depender de las precipitaciones que se tengan en el estado, dependerá del aumento de agua que haya para la zona de la selva y particularmente para la zona de estas lagunas.
Se estima que la sequía en estas lagunas ha sucedido desde hace 50, 60 años
-En la laguna de Naha hay una zona de pinturas rupestres, las cuales están muy por debajo del nivel del agua, para que esas pinturas alguien las pintara, debió de haber, forzosamente una temporada en los que no estaba completamente cubierto de agua; a la baja de la cantidad de agua, históricamente la laguna ha tenido estos movimientos, estos cambios.
Por otro lado, no sólo la laguna Metzabok está sufriendo afectaciones: en Montebello se encuentran dos lagunas que están comenzando a secarse y hay pinos amenazados por un escarabajo descortezador, el cual implica que ahí existe un efecto del cambio climático.
-Hay una plaga presente que es común en el bosque, pero por alguna circunstancia en la variación climática está reproduciéndose en gran cantidad, lo cual la convierte en una plaga para la zona de pinos, para la cobertura del bosque, afirma Ramírez.
Al consultar con un especialista, el biólogo, Iván Moreno Molina afirma que, la sequía en estos lagos se debe incluso a la tala de árboles en la región selva, no se contempla que pueda ser exactamente derivado por sistemas de riego por parte de la población lacandona.
“En el 2010 se tenía una precipitación pluvial en el estado, de 2 mil 730 milímetros, mientras que en el 2019 se estima es de 594 milímetros”, explica moreno.
Los factores en la sequía se derivan incluso por el alza en las temperaturas, en el 2010; la temperatura máxima era de 30 grados, mientras que en el 2019 ha aumentado más de los 38 grados.
-Metzabok es una zona propiedad de la comunidad lacandona, por tanto, contaminación directa no hay, lo que si existen son riesgos de deforestación en zonas aledañas, expresó Moreno.
Agosto aún es un mes de calor, según los meteorólogos -pasando por la canícula-, que es este aumento en las temperaturas por arriba de los 40 grados y aún a principios de septiembre se estará teniendo temperaturas un poco más elevadas.
Conforme a la perspectiva de porcentaje de precipitación respecto a la media, según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Chiapas se encuentra en el 70 por ciento de la normal debajo de la media. La perspectiva de precipitación para los siguientes meses prevé que septiembre y octubre exista una recuperación en las precipitaciones para la mayor parte del país-
Por su parte la Conanp continua con el monitoreo, se espera que haya una mejora en los sistemas lagunares de Chiapas, por lo que respecta, al paso de los días presentarán mayor información.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

tres × cinco =