Inicio » Chiapas » Veolia dice trabajar bajo normatividad ambiental
Veolia dice trabajar bajo normatividad ambiental

Veolia dice trabajar bajo normatividad ambiental

La empresa dio su versión sobre el supuesto daño señalado por los habitantes del ejido Emiliano Zapata. De acuerdo a la compañía, mantiene un monitoreo constante de los lixiviados y no superan los límites permitidos de toxicidad, ni hay fugas al subsuelo.

Redacción

El gerente General, Alejandro Castañón, explicó lo siguiente: para garantizar el cumplimiento de los más altos estándares ambientales y sanitarios en el manejo del sitio de disposición final operado por Veolia desde 2006 en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, la instalación se somete a controles de manera constante. La compañía ha cumplido con las revisiones que le exige la autoridad ambiental y la última de ellas, realizada por la Profepa, indicó que los niveles de contaminación de los lixiviados, líquidos liberados por los residuos en descomposición cuya recirculación se realiza sobre las plataformas y taludes impermeabilizados como lo marca la legislación aplicable vigente, no se consideran residuos peligrosos al estar por debajo del límite máximo permitido que establece la norma en cuanto a los parámetros de metales pesados y químicos.
A su vez, indicó, un estudio realizado por un laboratorio certificado ante la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) a solicitud de la Profepa, reveló que los residuos que se reciben en el relleno San Francisco Tucutzano no entran en lo catalogado como peligrosos, según lo establecido por la Norma Oficial Mexicana 052-SEMARNAT-2005, que determina las características, el procedimiento de identificación, clasificación y los listados de los mismos.
“En estricto apego a lo previsto en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, así como a la Norma Oficial Mexicana-083-SEMARNAT-2003, este sitio de disposición trata solo residuos domiciliarios provenientes de los hogares del municipio de Tuxtla Gutiérrez, mas no recibe materiales peligrosos ni sustancias tóxicas, lo cual obedece a la norma antes mencionada. Asimismo, con la finalidad de evitar cualquier impacto negativo al medio ambiente, tanto el relleno como la laguna de lixiviados, se someten a pruebas rutinarias de manera constante para monitorear que el estado del agua, aire y subsuelo se mantengan por debajo de los niveles que marca la normatividad ambiental.
La protección del medio ambiente, el bienestar de la población y la prestación de un servicio eficiente y de calidad orientado al uso óptimo de recursos, son prioridad para Veolia, por lo cual el relleno sanitario San Francisco Tucutzano opera en cumplimiento de la NOM 083 SEMARNAT 2003, tal como lo señala el dictamen emitido en abril de 2018 por la Unidad de Verificación certificada y avalada por la EMA (Entidad Mexicana de Acreditación), sumado a las certificaciones ISO 9001 e ISO 14001, que la compañía refrenda año con año desde 2007. Por

otra parte, en 2009, la ciudad de Tuxtla Gutiérrez fue reconocida como Ciudad Limpia por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)”, finalizó.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

1 × 4 =