Inicio » Chiapas » “Aquascaping”, un arte acuático
“Aquascaping”, un arte acuático

“Aquascaping”, un arte acuático

¿Aqua…, qué? El paisajismo acuático es una forma artística casi desconocida en Chiapas y en México, pero eso no significa que no tenga exponentes, Moisés Alejandro Meneses Morales, es uno de ellos. Creó Aquabio, un espacio donde los conocedores y curiosos pueden aprender sobre esta pasión

Lucero Natarén / Aquínoticias

Moisés Alejandro Meneses Morales es originario de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Desde que tenía cinco años le han gustado los acuarios, recuerda que su papá siempre lo llevaba saliendo de su trabajo, pasaba por un acuario que aún está en Tuxtla, llamado Naturama.
A los nueve años su mamá le obsequió una pecera y una tortuga, después tuvo peces, así fue como le inculcaron el amor por lo acuático.
Alejandro estudió la licenciatura en historia, graduado de la Unicach. Él se considera un aficionado a la acuariofilia: se interesó en el Aquascaping, estaba inspirado en el acuarismo artístico. Así fue como enfocó su estilo al aquascaping -son acuarios plantados-. Sin embargo, cuenta que le era difícil hallar en la ciudad las plantas acuáticas que necesitaba.
Como en la ciudad no conseguía las plantas para su acuario, trato de buscarlas por sus propios medios, comenzó a traerlas para su uso y terminó vendiéndolas en grupos de Facebook, por ello se volvió un negocio para él. Actualmente Alejandro tiene cinco años dedicando su tiempo y amor en su establecimiento: Aquabio. Poco a poco se ha ido expandiendo, ahora vende peces y lo relativo al aquascaping y realiza diseños acuáticos.
Desde el 2015 participa a nivel internacional en concursos de Aquascaping, pero narra que la competencia es demasiado fuerte con los demás países, desde ese año ha estado en los cinco primeros lugares. En el 2017 participó en el Internacional Aquatic Plants Layout Contest (IAPLC). Obtuvo reconocimiento en el World Rank #154 y tiene el 2do rank en México.
Gracias a sus presentaciones es embajador en México de la empresa francesa: Prodibio. Él está contento porque hace un mes tuvo la visita del director de la empresa y también ha recibido a exponentes del aquascaping en México.
Debido al trabajo que realizan en Aquabio y porque en Tuxtla Gutiérrez son los únicos que se dedican al diseño de acuarios, las personas acuden a ellos por el aquascaping, el cual es su fuerte. Otorga asesoría porque le gusta, platica con los clientes de cómo hacer los acuarios plantados, les habla sobre las reglas básicas. Cada dos meses realizan talleres sin costo: el 28 de julio realizaran uno, porque cumplirán su primer aniversario en su nuevo establecimiento, presentarán un taller y realizarán un montaje.
Todo lo que no encontraba antes, lo tiene ahora en su tienda, desde: la asesoría, hasta los sustratos y troncos adecuados para las peceras.
Alejandro se caracteriza como un chico aquascaping 24/7, está en grupos de Facebook y Whatsapp, con otras personas que también les apasiona el acuarismo artístico. Él desea que esta idea crezca no sólo en Chiapas sino en México, intentando ayudar con los talleres, brindando información. Aquascaping se ha convertido en parte de su vida, todo gira en torno a ello.
En sus experiencias le ha tocado ver pasar en la calle a padres con sus hijos, nota que los niños tienen curiosidad de entrar y ver las peceras, pero sus padres no se los permiten, eso le recuerda cuando él era pequeño y agradece que su padre si lo llevara a ver los acuarios: eso le sigue apasionando.
Si deseas adquirir peces y plantas acuáticas, puedes visitar Aquabio en la segunda sur entre sexta y séptima poniente, Tuxtla Gutiérrez, o buscarlos en Facebook como: Acuabio e Instagram: Aqua.bio

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

uno × tres =