Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

La última apuesta de Pinot

A Víctor Manuel Pinot Juárez, secretario general del Sindicato Único Independiente del Colegio de Bachilleres de Chiapas (Suicobach), se les está acercando la hora de entregar cuentas en 2020, cuando sea relevado de puesto, y éstas no ven nada claras.
El cambio de la dirigencia es impostergable. Así debe ser de acuerdo a los estatutos. Junto a ese cambio, seguramente, las corruptelas del líder sindical saldrán a la luz: incluyendo su participación en el fraude millonario a pensionados y el quebranto financiero del colegio que ha sido nota nacional.
Quizá por ello tire patadas de ahogado y ahora se refugie en la Coordinadora Nacional de Trabajadores por la Educación (CNTE). Su apuesta es la continuidad y, para ello, se ha comprometido a apuntalar el paro de labores al que llamó Pedro Gómez Bámaca desde el Suicobach, sin importarle los llamados del gobernador Rutilio Escandón sobre el trabajar unidos en el Pacto por la Educación.
Pero no todo queda ahí. En su desesperación se ha propuesto pactar con Abraham Gutiérrez Calderón, secretario técnico de la Secretaría General de Gobierno, quien busca desplazar a la doctora Nancy Leticia Hernández Reyes, directora general del Colegio de Bachilleres de Chiapas (Cobach), y encumbrarse como el nuevo director de esa institución.
La moneda está ya tirada. Pinot Juárez jura que tiene aún el control total del sindicato y que éste se volcará a donde él lo indique. Es decir, usa su puesto para poder mantener las canonjías que está viendo irse de sus manos.
Me pregunto, ¿qué pensaría el presidente sobre su llamado al nuevo sindicalismo y el comportamiento netamente arribista de Víctor Pinot que dista mucho de una lucha férrea en pro de los trabajadores?
Su temor está fundamentado. Vaya que sí. Y sabe qué, hace bien en tener miedo. Mantenerse fuera de la ley, ser partícipe en fraudes y ventas de plazas, gozar de prebendas que le permitan pagar los excesos, cooptar intereses, cobrar canonjías, darle la espalda a quienes lo llevaron a donde ahora se encuentra y hablar demás, ojo, puede tener consecuencias muy graves.
En política, la deslealtad se paga muy caro. Y Pinot hace una apuesta que lo está metiendo en un juego que no tiene cómo ganar.
Lo dije en la columna pasada, si los que se han dicho ser ungidos por la mano presidencial y que han ponderado tener línea conocen ya a qué sabe la prisión, cuantimás un personaje de mediano pelo cuyo poder se consolidó en el sabinato y al que las pasiones lo han enloquecido.
Pinot se está equivocando de ruta. Pactar a espaldas de lo que el gobernador ha solicitado puede ser el motivo perfecto para auditar realmente su administración y desnudar toda la impunidad en que hasta ahora se ha movido.
Y aclaro que digo una auditoría real, porque todos en el sindicato conocen la simulación que ha abanderado su líder para mostrar mediáticamente que está en armonía con todos y con todo. Nada más falso.
Sobre todo porque se ha propuesto boicotear la administración de la doctora Hernández Reyes, bajo el supuesto de que con su venia (vaya que es osado) pueden golpearla y lograr que la muevan para que Gutiérrez Calderón suba.
El pago por tan burdo plan no es nada barato y Pinot Juárez ha pedido solamente una cosa: su reelección. Lo que en el fondo significa tiempo para que todo esto del fraude se enfríe y pueda limpiar todo el batidero que tiene. De no ser así, ¿por qué tanto temor?
Lo cierto es que Pinot está, nuevamente, jugando con Dios y con el Diablo. En su desesperación está cometiendo muchos errores y dejando muchos hilos sueltos. En una de esas le jalan por ahí y termina siendo huésped en El Amate.
La ambición lo ha torcido por completo. Es apenas un pequeño ladrillo el que lo mareó y lo embriagó a tal grado de sentirse intocable. Nadie le dijo que todo es cíclico y tiene principio y fin, que eternizarse en los cargos es un mal que este nuevo gobierno no avala.
Si ya vio cómo le fue a la lideresa nacional por salirse de línea, debería pensarlo dos veces antes de andar haciendo apuestas sin tener las cartas en la mano. Que no olvide que los refranes son dichos sentenciosos. Así que si ya vio las barbas de su vecino pelar, que ponga las suyas a remojar.

Manjar.- Ahora en la firma del Pacto por la Educación de la Niñez y la Juventud de Chiapas, tuve la oportunidad de saludar a Juan Manuel Utrilla, presidente municipal de Yajalón. Lo conozco desde que él era un niño y yo un adolescente. Lo vi crecer y mi padre ha tenido siempre una sana relación de amistad con don Rafa, padre del presidente. Intercambiamos números de teléfono y nos despedimos tras cruzar algunas palabras antes de que él entrara a una reunión y to fuera por los tacos y el pozol. Muchos le tiran tierra galán, pero es siempre así. Mis amigos y familiares me han dicho que está trabajando bien y lo creo. Conozco a su tío Jorge Utrilla, expresidente municipal, y a su familia. No es tarea fácil la de administrar un municipio y gobernarlo, pero al final de todo tomará las decisiones que considere correctas. Me da gusto verlo cercano al pueblo. No olvidarse de quienes lo llevaron al poder y ayudar a quienes lo requieren le pondrán en la ruta correcta. Y creo que ya lo sabe. #MiEternaTierraVerde // “La enajenación consiste, fundamentalmente, en ser otro dentro de uno mismo. Esa enajenaciones el fondo de la naturaleza humana y no de la sociedad de clases”. Octavio Paz. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Agua quemada de Carlos Fuentes y el disco de I Still Do de Eric Clapton. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.
Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

tres × 4 =