Inicio » Colores » Cómo ayudar a alguien con ansiedad
Cómo ayudar a alguien con ansiedad

Cómo ayudar a alguien con ansiedad

Padecer un trastorno de ansiedad no sólo se experimenta en adultos, también en adolescentes, por eso es importante que conozcas qué hacer por una persona que esta padeciéndolo

Lucero Natarén / Aquínoticias

La depresión y la ansiedad cuestan a la economía mundial Un billón de dólares al año, así lo dio a conocer la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los trastornos mentales comunes están en aumento en todo el mundo.

Entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad ha aumentado en cerca de un 50 por ciento, de 416 millones a 615 millones. Cerca de un 10 por ciento de la población mundial está afectada, y los trastornos mentales representan un 30 por ciento de la carga mundial de enfermedades no mortales.

Las emergencias humanitarias y los conflictos incrementan la necesidad de ampliar las opciones terapéuticas, por eso, la OMS estima que durante las emergencias una de cada cinco personas se ve afectada por la depresión y la ansiedad.

De acuerdo con la Psicóloga Zully Martínez, la ansiedad y la depresión no se dan únicamente en adultos, incluso se experimenta en adolescentes. Ante este fenómeno es importante que conozcas qué puedes hacer tú para ayudar a estas personas con estos padecimientos. Un equipo de psicólogos de desansiedad hizo una serie de recomendaciones que necesitas conocer si quieres ayudar a una persona.

Tómala de la mano: A veces sólo necesita saber que estás ahí, mientras acomoda lo que está pasando en su interior. No tienes que decirle qué hacer, a menos que te lo pida; con que tomes su mano es suficiente.

Dale su espacio: A veces necesita estar a solas, encontrarse consigo y ver que sí es capaz de salir por sí mismo. Hay otras veces que requiere mucho de tu presencia, es raro, esa persona tampoco lo entiende muy bien. Es importante que le hagas ver que te puede decir cómo apoyarle en el momento que lo necesite.

Infórmate: Si quieres ayudarle, te lo agradecerá infinitamente, pero recuerda: la ansiedad no es de echarle ganas o dejar de pensar. No es tan fácil como eso, ya lo habría hecho si fuese así. Infórmate sobre lo que le pasa, así también tú te sentirás más tranquilo por comprenderle un poco más.

Escúchale: no siempre se desahoga para que le digas qué hacer. A veces sólo necesita hablar, ser escuchada (o), sacar todo eso que suena irracional e ilógico de su sistema, encontrar en ti un hombro donde apoyarse y no le juzguen.

No dejes de hacer tus cosas: Se siente mal si dejas de hacer cosas por ella o él. Sabe que lo haces con buena intención, pero no te abandones por ella o él, mucho menos te sacrifiques, eso sólo le hará sentirse más culpable.

Gracias: Por ser parte de su vida y acompañarle en este proceso. Ella o él tendrán que encontrar el camino de salida, pero tu apoyo hace demasiado la diferencia.

Ahora ya lo sabes, esta persona sólo busca comprensión y un poco de seguridad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

13 + dos =