Inicio » Voz Pública » La roya, el reto del nuevo responsable del campo chiapaneco / Héctor Estrada
La roya, el reto del nuevo responsable del campo chiapaneco / Héctor Estrada

La roya, el reto del nuevo responsable del campo chiapaneco / Héctor Estrada

La roya y el abandono que ha sufrido el campo en el sur de México durante los últimos años mantienen “en jaque” a miles de productores de café que, al menos, en los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca sufrirán pérdidas superiores a los cuatro mil millones de pesos debido a esta plaga incontrolable.

Este martes la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafeticultoras (CNOC) dio a conocer su reporte anual sobre la situación que previa en el sector cafeticultor nacional, donde Chiapas fue colocada como una de las entidades con las mayores complicaciones en el país en torno a este rubro.
A decir de Fernando Celis Callejas, dirigente de la CNOC, la realidad actual del campo cafetalero del país es muy distinta al escenario optimista que ha pintado durante los últimos meses la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) donde –dijo- se han minimizado las afectaciones de la roya en México.
Detalló que para el ciclo 2014-2015 se tiene estimada una merma promedio de cuatro millones de sacos de café, por lo que la producción nacional sufrirá uno de sus mayores desplomes de los últimos años.
Y es que, según datos de la Alianza Nacional de Productores de Café (ANAROAC) y la Central Campesina Cardenista (CCC), actualmente en Chiapas al menos el 70 por ciento de los cultivos ya han sido afectados por la plaga de la roya.
De acuerdo a los propios cafeticultores, hoy los plantíos siniestrados por la también conocida “plaga del café” se encuentran iniciando un proceso de recuperación que podría demorar tres largos años. Un tiempo en que lo productores no tendrán de otra que buscar nuevas alternativas para llevar el pan a la casa.
La roya ha avanzado sin contratiempos por los campos cafetaleros de Chiapas, apoderándose de los plantíos y afectando gravemente la estabilidad económica de casi medio millón de familias en la entidad que subsisten de los ingresos generados por la venta del aromático grano.
José Antonio Aguilar Bodegas tiene aquí uno de los principales retos y pendientes a cargo de la dependencia que ahora dirige. Es un asunto que no puede postergarse y debe abordarse como tema de prioridad, sobre todo para un estado que durante años ha presumido su calidad y capacidad de producción cafetalera.
Ojalá el nuevo titular de la Secretaría del Campo en Chiapas sí tome con seriedad dicha problemática para implementar de manera inmediata alternativas que minimicen las afectaciones y no terminen sumiendo a los productores chiapanecos a otro prolongado olvido gubernamental.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*