Inicio » Voz Pública » La tiranía de la alternativa faltante
La tiranía de la alternativa faltante

La tiranía de la alternativa faltante

Tenemos que aprender a enfrentar a los fantasmas, pero también aprender a atrevernos, a tener un caos en uno mismo, para dar a luz una estrella que brille. Nietzsche

José Antonio Molina Farro

Combaten el Todo para instalarse en la Nada. Virulencia en las críticas, vaguedad en las propuestas. Es la tiranía de la alternativa faltante de la que habla Mangabeira en su libro “La alternativa de la izquierda”. Tiempos de invectivas, descalificaciones y escepticismo en los gobernantes y en la capacidad transformadora de las instituciones. Un ingrediente más. Se reeditan los tiempos de cooptación de los hacedores de conocimiento, los llamados “intelectuales orgánicos” de los que habla Gramsci y que son cooptados por el poder político y también el económico. Por fortuna, también hay proletarios del conocimiento, intelectuales que mantienen su independencia y asumen, con dignidad, la sentencia de Gómez Morín <<Con el poder tan lejos como sea posible y tan cerca como sea necesario>>.
Aunque son legiones quienes vaticinan destinos diluidos en un pragmatismo sin futuro, y pronostican destinos catastrofistas, en mi naturaleza y consciencia no tiene cabida el pesimismo, negacionista por definición. Por el contrario, reafirmo mi convicción en el olfato y la intuición de la sociedad mexicana para advertir amenazas y oportunidades. Para avanzar es menester bajar el tono a las profecías del desastre y, parafraseando a un expresidente de la República, los mexicanos no debemos vernos en el “espejo negro de Tezcatlipoca”, en referencia a la importancia de recobrar la fe y la confianza en nosotros mismos. Por su parte, coincido con el analista José Luis Valdés Ugalde en que “la naturaleza psicológica y emocional del conductor de los destinos de millones de seres humanos es determinante para obtener resultados óptimos”. Yo agrego el factor confianza hacia las autoridades y entre los diferentes componentes de la sociedad. No puedo omitir una lectura, cuyo autor no recuerdo, “La estructura valorativa de los mexicanos”. Ahí se menciona que en el centro mismo de las relaciones interpersonales de los mexicanos está la desconfianza, el ver intenciones ocultas donde no las hay. Esencia, identidad, historia, ethos, genotipo, fenotipo, vaya usted a saber, lo cierto es que, a mi juicio, la desconfianza ahí está, casi omnipresente, casi omniabarcante en la consciencia, la inconciencia o la supraconciencia. Subrayo que mi única aspiración, en este artículo, es contribuir al debate y la construcción de un proyecto de prospección e identificación de acciones públicas muy concretas, cuyas premisas básicas para su realización son: voluntad política, visión de largo plazo, transparencia, probidad, eficacia y rendición de cuentas.
Vamos al grano: 1) Incrementar el gasto en Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico en 1% como proporción del PIB estatal, de aquí al 2024, esto a su vez, potenciaría la inversión privada. La ciencia, la tecnología y la innovación tienen efectos perdurables en el aparato productivo y en el funcionamiento de la economía y la sociedad 2) Puerto Chiapas. Se necesita una propuesta bien estructurada para gestionar recursos que permitan culminar los 300 metros de la escollera oriente, así como el mantenimiento de calado permanente que garantice la profundidad mínima de 11 metros. Existe una draga de la Secretaría de Marina en el Puerto, que podría utilizarse a bajo costo, vía convenio con esa dependencia. Actualmente el Puerto se azolva 15 centímetros promedio cada mes 3) La logística y la conectividad juegan un papel muy importante para el desarrollo en cualquier región del mundo. Tienen que ver con las vías férreas, infraestructura carretera, área y marítima, así como la conectividad digital. En Chiapas tenemos un Puerto aún incipiente, un ferrocarril que requiere de grandes inversiones, carreteras que no logran conectar a la entidad, tampoco al exterior; así también, contamos con tres aeropuertos que carecen de áreas de carga y que bien podrían convertirse en centros logísticos. Las exportaciones per cápita son de las más bajas de México y están concentradas en una serie de productos primarios que se transan en mercados muy competidos. El bajo nivel de ingreso por persona es consistente con esta incapacidad 4) Identificar la vocación productiva de las regiones y aprovechar ventajas comparativas y competitivas 5) Recuperar la unidad estructural y operativa de la administración pública y reconocer sus interdependencias 6) Invertir en infraestructura ferroviaria, marítima, aérea y terrestre que guarden vinculación con los nodos logísticos más importantes del estado, como son: la Costa-Soconusco, Zona metropolitana, Palenque-Catazajá y San Cristóbal-Comitán, entre las principales; es aquí donde existe la mayor Población Económicamente Activa y con una masa crítica de conocimiento, para emprender actividades más allá de las tradicionales 7) Aprovechamiento Tributario. El diputado Emilio Salazar Farías, Presidente de la Comisión de Hacienda del H. Congreso del Estado, con sapiencia y generosidad me dice, con documentación probatoria, que Chiapas se encuentra entre las entidades con más bajo nivel de aprovechamiento tributario, pues de 12 impuestos posibles Chiapas únicamente cobra cinco, de acuerdo a datos del INEGI, en tanto que Chihuahua cobra 12, Guerrero 10 y Oaxaca e Hidalgo ocho. Hay pues, lo que especialistas denominan <<pereza fiscal>>.
Por otra parte, dejo constancia de reconocimiento a José Antonio Aguilar Castillejos, Coordinador Estatal de Programas Sociales del Gobierno Federal. Tuve la oportunidad de una plática breve durante la visita a Chiapas de la Secretaria del Bienestar. Con humildad y ética profesional me expresó su absoluto respeto a los ámbitos de competencia de los tres poderes del estado, así como su total respaldo a las políticas públicas del gobernador Rutilio Escandón Cadenas. “Vengo a sumarme a las decisiones soberanas del estado de Chiapas, pues es el basamento del nuevo federalismo que enarbola el presidente de todos los mexicanos Andrés Manuel López Obrador. Me dijo enfático: “los programas sociales federales no serán utilizados con fines electorales ni clientelares”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

dos × tres =