Inicio » Palestra » Los dos proyectos verdes / Rodrigo Ramón Aquino
Los dos proyectos verdes / Rodrigo Ramón Aquino

Los dos proyectos verdes / Rodrigo Ramón Aquino

Chiapas se consolidó como el bastión nacional del Partido Verde Ecologista. Las 12 diputaciones federales logradas con amplio margen se debieron ya sin duda a los recursos del principal partido en el poder. Dobletearon en votos a sus aliados los rojos, que no tendrán más que aceptar su condición de segundos, o, en otras palabras, los primeros perdedores.
La primera entidad gobernada por un verde aportó el 25 por ciento de los votos que el instituto político logró captar en todo el país. Acá sí hubo carro completo, pero no se logró la ambiciosa meta de convertirse en la tercera fuerza política nacional, puesto que para sorpresa de muchos y temor de otros conquistó el Movimiento de Regeneración Nacional de Andrés Manuel López Obrador, quien comienza desde ya la segunda etapa de su proyecto sucesorio. Ahora el dicho de que la tercera es la vencida cobra resonancia.
Haiga sido como haiga sido, el verde logró lo que quería en Chiapas. Aprendiz que supera al maestro, los tucanes llegaron más lejos que sus mentores los tricolores. No sólo acarrearon gente, dieron despensas, paga, y navegaron en las lagunas de la ley electoral, sino apuntalaron su estructura y se situaron en una posición que los acerca incluso a la negociación de la cabeza de la alianza sucesora en 2018, poniendo en serios aprietos las aspiraciones de Roberto Albores Gleason, quien desde ahora tendrá la preocupación de no ser alcanzado en las preferencias y en el ánimo de la gente.
En este crecimiento del Verde, dos son los hombres operativos y que han aportado su trabajo en distintas etapas: Fernando Castellanos Cal y Mayor y Eduardo Ramírez Aguilar. Ambos representan también los dos proyectos del Verde con miras al importante 2018.
Fernando Castellanos Cal y Mayor cobró notoriedad al ser presidente de la Mesa Directiva y posterior presidente de la Junta de Coordinación Política en la actual legislatura local. Desde ahí tejió una importante vinculación con los periodistas y comunicadores del estado. Su nombramiento como dirigente estatal, además, le permitió caminar los municipios y lograr mayor reconocimiento en las regiones. Ahora se perfila como el mejor candidato para encabezar la alianza Verde-PRI a la presidencia de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado y antesala natural a la gubernatura.
Eduardo Ramírez Aguilar de igual manera ha tenido todo el respaldo oficial para crecer y posicionarse en la entidad. Siendo diputado federal fue nombrado secretario general del Gobierno de Chiapas, la segunda posición de poder más importante y la que más reflectores atrajo incluso por arriba del gobernador mismo, quien dicho sea de paso es poco afecto a la interlocución con los medios locales. Tras su salida de dicha secretaría para estar en condiciones de participar en el proceso electoral local, fue nombrado secretario general del Comité Ejecutivo Estatal para sacar adelante las elecciones, pero, principalmente, para que lo conozcan en cada rincón de Chiapas.
Estos actores políticos son los que encabezan las principales corrientes internas del Verde. Se habla ya de “castellanistas” y “ramiristas” y aunque sirven con lealtad al número uno, cada quien, y sus seguidores, llevan agua a sus respectivos molinos.
Qué sigue: Fernando Castellanos Cal y Mayor busca convertirse en el presidente municipal de la capital del estado. Una posición de por sí protagónica, con hartos reflectores de proyección estatal y nacional, que permitiría, apostando todo por el todo a una administración exitosa, que Castellanos crezca lo necesario para competir por la candidatura verde a la gubernatura.
En el caso de ERA, participará en el proceso local para ser diputado de la LXVI legislatura, presidente de la Mesa Directiva, coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM y por tanto presidente de la Junta de Coordinación Política (siempre y cuando no se reforme la ley orgánica y se retorne a la figura de la Gran Comisión). Como el hombre fuerte del Congreso también tendrá los necesarios reflectores y los recursos que lo mantengan vigente y lo fortalezcan con miras sucesorias.
Aquí, pues, los dos proyectos verdes a grandes rasgos. Cuál le genera mayor empatía. Con calma, le quedan tres años para pensarlo.

Contacto:
9611395592
7F036FBB
@roraquiar

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

quince − seis =