Inicio » AquíNoticias Play » Mario Nandayapa exige parar campaña de difamación en su contra

Mario Nandayapa exige parar campaña de difamación en su contra

El escritor e investigador chiapaneco habla, luego de un largo silencio, sobre los señalamientos vertidos en su contra por la nieta del fallecido maestro Eliseo Mellanes Castellanos. “Defenderé mi buen nombre y exigiré reparación de todo el daño”

Rodrigo Ramón Aquino

Desde julio del 2014, la imagen pública del escritor e investigador Mario Artemio Aguilar Nandayapa —más conocido en el ámbito cultural como Mario Nandayapa— se ha visto afectada por hallarse en medio de una serie de señalamientos de robo de materiales históricos y obras de arte de la biblioteca personal del maestro Eliseo Mellanes Castellanos, fallecido el 14 de julio del 2015.
De acuerdo a una nota del periodista Cosme Vázquez, fechada el 10 de julio de 2015, es la propia nieta del Premio Chiapas-1962, Diana Yadira Mellanes Vargas, quien acusa públicamente a Nandayapa de abuso de confianza y de sustraer “manuscritos históricos, libros, periódicos y dos pinturas”.
La nota especifica que se trata de: “manuscritos históricos, como uno que escribió su abuelo con la primicia que le dio Ángel M. Corzo, su amigo, en torno a la vida de Don Belisario Domínguez. Material con el que Mario Nandayapa trató del alzarse el cuello o negociar para su publicación en el libro editado por el Senado, con motivo del Centenario del Prócer de la libertad de expresión”. Una pintura de 1964 de Héctor Ventura, denominada “Las Cumbres” y otra, retrato de la madre del extinto escritor.
Recientemente, en su cuenta personal de Facebook, la acusante Diana Yadira Mellanes Vargas, dio a conocer que había recuperado el documento en torno a la vida y obra de Belisario Domínguez, escrito por don Ángel M. Corzo. Y que recientemente le fue devuelto.
Lo que llama la atención hasta la fecha, es que el escritor Mario Nandayapa, siendo el personaje público que es (pues es ampliamente conocida su actividad en torno a la academia y la cultura), no ha hecho mayor pronunciamiento al respecto, y eso, no obstante, el evidente deterioro de su imagen y reputación.
Por ello decidimos averiguar los vericuetos del asunto, porque se quiera reconocer o no, es un tema de interés público dadas las personas involucradas. Ésta es, pues, la otra versión:
—Prácticamente has sido vapuleado en redes sociales y notas de prensa con este asunto del presunto robo a la biblioteca del maestro Eliseo Mellanes ¿A qué se debe este silencio?
—Por prudencia y respeto. Además hay que considerar que si bien es amplia la cobertura de las redes sociales, en este caso el Facebook, como lectores responsables tenemos que cuestionar toda la información que circula y leemos, ya que ésta no está regida por ningún código deontológico, como tampoco es validada su veracidad y objetividad.
—¿Cómo era su relación con Mellanes?
— Era sumamente cordial. Creo que hay un enorme mal entendido. Creo que la señora Yadira entendió mal desde el principio mis motivaciones. Yo venía trabajando con el maestro Eliseo Mellanes desde 2011. Para mí fue enormemente satisfactorio poder visitarlo y abrevar de él, y posteriormente conseguí que Cocytech publicara la obra facsimilar de su primer libro “A Tuxtla”, y de ello dan cuentas notas en periódicos y revistas. De hecho existe un video de una rueda de prensa del 22 de noviembre del 2011. En ella se ve claramente la donación a la Red de Bibliotecas Públicas de todo el tiraje de ese libro que le editamos. Es un acto público en el Biocafé, al lado del Coneculta, y presentes estuvieron varios periodistas y funcionarios. Tú estuviste presente y puedes dar fe de ello.
—Me acuerdo. Presente estuvo el mismo Mellanes, Marco Antonio Orozco Zuart, Hernán León Velasco, y el entonces director del Cocytech, Herminio Chanona, y entre otros comunicadores estaban Yulma Gordillo, Fabián Rivera, Chary Gumeta, Carlos Marroquín.
—Exacto. Y el maestro estaba lúcido, bien claro. Agradeció el apoyo para poder publicar “A Tuxtla” y lo donamos. Ahí mismo dimos a conocer el mecanoescrito (es decir, no es un manuscrito como afirma la señora Yadira, es una copia mecanografiada de la autoría de don Ángel M. Corzo, y que un sobrino del mismo le dio a don Eliseo). La intención desde el principio siempre fue buscar publicarlo como libro. El maestro confió en mí para publicarlo y eso hicimos. Yo gestioné su publicación. Yo realicé el trabajo y no cobré ni un sólo peso; yo regalé mi trabajo. Y prueba de lo que digo es que ya se le devolvieron la copia y el libro de Belisario Domínguez se publicó, tal y como lo quería el maestro Eliseo, y en la edición le dan créditos.
—¿Y lo demás, es decir las pinturas, los periódicos…?
—La pintura de la abuela la tenía un tercero, tengo entendido, y se las devolvieron no hace mucho. La otra pintura se la compré en su momento, y es testigo la señora Graciela Ruiz Infante, concubina del profesor Mellanes. Aquí debo decir, tenían olvidado al maestro Mellanes, nadie se interesaba de las condiciones de los materiales que tenía, todos amontonados y enmohecidos estaban. Si no se hubiera buscado la publicación de la biografía de Belisario Domínguez, quizá nadie la hubiera conocido.
—¿Y la demanda que de la que Yadira hace mención, cómo va?
—Desconozco si la señora ha interpuesto demanda alguna, ya que nunca he sido citado, y de ser así, con gusto me presentaré ante la autoridad correspondiente a defender mis derechos y desacreditar las falsas argumentaciones en mi contra.
Lo cierto es que me ha causado mucho daño moral, psicológico y económico. He perdido varios trabajos por esta situación, y hay un daño a mi familia que es irreparable, recuerda que mi padre es Mario Aguilar Penagos, Premio Chiapas en Ciencias, y mi bisabuelo el General Cenobio Aguilar Osorio, es decir existe una tradición familiar por muchos años por conservar y trasmitir el conocimiento, desde hace más de 150 hemos figurado intelectualmente, publicado libros y tenido reacia formación académica.
—Lo moral lo entendemos, está en entredicho tu buena fama pública, pero en lo económico ¿a qué te refieres?
—Bueno, por ejemplo, no he solicitado mi reingreso al Sistema Estatal de Investigadores del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Cocytech), aunque cumplo con todos los requerimientos puesto que soy miembro del Sistema Nacional de Investigadores, la institución me bloquea, ya que Yadira Mellanes Vargas trabaja en la Dirección General del Cocytech. También iba a ser el editor de la revista “Ciencia y Tecnología e Innovación de Chiapas” del mismo Cocytech, como consta en el dommy de la revista, pero fui removido sin ningún argumento. Por si fuera poco, Yadira envío una carta a la Unicach, Unach y Coneculta-Chiapas y me dejaron de contratar.
—¿Cuál es entonces tu posicionamiento público en torno a los señalamientos que sigue realizando Diana Yadira Mellanes Vargas, nieta del maestro Eliseo Mellanes Castellanos?
—Que son completamente falsos e infundados. Yo nunca he vendido libros, documentos u obra, y en caso contrario, invito que me denuncie la persona que le haya vendido algo. Que la autoridad misma ha considerado improcedentes sus acusaciones. Que está completamente confundida. Y que demando cese su campaña sistemática de desprestigio y difamación que tanto daño me ha causado. Tengo derecho a mi buen nombre y fama. Y una señora confundida o claramente mal intencionada no tiene ningún derecho a empañar 30 años de trabajo de investigación y obra literaria.
—¿De qué eres responsable, en todo caso, porque es grave de lo que te acusan?
—No dudo en manifestar que soy responsable de tener una clara convicción con el arte y la cultura de mi región, y esa no lo opaca ninguna campaña de desprestigio, mi pasión de vida la he tenido clara siempre.
Posteriormente buscaremos la versión detallada de la acusante, para intentar tener más claro el panorama.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*