Inicio » Capital » Medio ambiente, ¿excusa o razón?
Medio ambiente, ¿excusa o razón?

Medio ambiente, ¿excusa o razón?

Marchas vienen y van, empiezan a perder sentido o razón. El viernes pasado, un grupo de jóvenes se apersonó ante el Congreso, exigiendo salvar al planeta, pero la falta de un proyecto o no tener la intención de encararse con algún funcionario, lo único que logra es cuestionarse «¿es esto sincero o sólo es una búsqueda de notoriedad ante la sociedad?»

Lucero Nataren / Aquínoticias

Eran las 5:00pm del viernes, mientras la tarde caía y se notaba el resplandor del sol… alrededor de 60 jóvenes y adolescentes se aglutinaban en el parque de la juventud, unos riendo, otros platicando, tomándose fotos y posteándolas en sus redes sociales bajo el hashtag #FridayForFuture, esa reunión tenía una cosa en común, marchar rumbo al Congreso del Estado. Anhelaban sus voces fueran escuchadas.
Se dieron las 5:30pm, era momento de partir, llegó la hora adecuada, uno de los jóvenes comenzó a subir las escaleras de aquel parque, él vestía una playera color verde, gorra gris con negra, pantalón de mezclilla y unos tenis color gris, en su mano derecha un cartel que decía: ¡Entra en pánico, tu hogar se quema! y con la otra tomó el megáfono, comenzó a reunir a todos, expresándoles que la razón por el cual habían sido convocados era para exigir al gobierno les brinde acciones a favor del medio ambiente.
En tanto, todos adecuaban sus carteles y se organizaban los más pequeños al frente y los más altos atrás. Iniciaron el recorrido por las calles de la avenida central, de Tuxtla Gutiérrez, al unísono se escuchaban las consignas: ¡Gobierno, gobierno, el planeta está muriendo! Los cabecillas llevaban una manta color verde que decía: “Tú también estás en peligro de extinción” y un dibujo de la tierra bajo el lema “Friday for future” (Viernes para el futuro) Chiapas.
El rostro de los jóvenes denotaba alegría, en otros cansancios. La gente salía de los locales y se asomaban a ver qué ocurría “¿quiénes son los que vienen? Preguntaban. A lo lejos se escuchó la voz de una mujer que estaba en la banqueta de una farmacia, decir: ¿por qué no en vez de marchar se ponen a sembrar arbolitos o a recoger la basura que está en las calles?
Después de 15 minutos, llegaron al Congreso, no había nadie. Viernes 6:15pm, en ese momento, aquel joven que los había organizado en el parque central, José Villalobos, estudiante de la Licenciatura en pedagogía en la UVM, tomó nuevamente el megáfono y dijo ser el cabecilla del grupo. Precursor del movimiento “Soldados verde”, quien de lunes a viernes dice estar a las afueras del congreso leyendo un libro o pidiendo hablar con un político, y así expresarle su preocupación por el cambio climático y la necesidad de adoptar medidas para salvar el planeta.
“He escuchado decir a los políticos que debemos adaptarnos al medio ambiente, cuando en realidad deberíamos hacer un cambio”, afirmaba José. Los carteles que se hacían notar decían: “El cambio climático es peor que la tarea”, “disminuir el consumo de carne salvaría el planeta”, “huelga por el clima” “hace falta un cambio cuando líderes actúan como niños y niños como líderes”, “más área verde”. Lo que mayormente llamó la atención fue un perro, con manchas negras y blancas, aparentemente de raza pitbull, quien tenía adaptada una placa que decía “También quiero vivir”.
Luego de expresarse y agradecer el haber participado en la marcha, todos se reunieron para la foto, incluso un par de chicos que llegaron tarde y que se encontraban tomándose fotos en la otra acera del Congreso. Así culminó la marcha. ¿Quién los escuchó? ¿Qué solución tuvieron? Terry Swearingen decía «Vivimos en la Tierra como si tuviéramos otra a la que ir». En redes sociales se ha visto miles de personas que publican y comparten que deben salvar el planeta, que se debe cuidar el ambiente, pero te preguntas: ¿lo están haciendo o solamente tienen exigencias para que otros lo hagan?
Hay quienes ponen excusas de no realizar cambios en el medio ambiente por falta de apoyos gubernamentales, pero podrías hacerte preguntas como: ¿realmente el gobierno debería tomar cartas en el asunto, o el cambio empieza por ti? Quizá el ya no tirar basura en las calles, sacarla en el momento preciso que el carro recolector pase, no quemando, plantando un árbol afuera de tu casa.
Más de alguno ha expresado su sentir en redes al publicar “¿por qué no en lugar de marchar solo por ser vistos, mejor plantan un árbol? o crean un proyecto en el que todos podamos participar, y presentarlo a las instituciones de gobierno. Si ellos no saben qué hacer, hagámosle saber que la juventud sí, y lo único que necesita es de su apoyo”. ¿Tendrás amigos que se expresen así y que quizá tengan razón o solamente te den excusas?
.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*