Inicio » México » Permanencia de la Reforma Energética, amenazada por falsas promesas: Analista
Permanencia de la Reforma Energética, amenazada por falsas promesas: Analista

Permanencia de la Reforma Energética, amenazada por falsas promesas: Analista

Miriam Grunstein Dickter, abogada y consultora mexicana, expone que “esto es desafortunado debido a que para los mexicanos ha sido difícil aceptar que los mercados libres pueden ser benéficos, ya que privatizaciones previas – en telecomunicaciones y bancos, por ejemplo –, si bien no fracasadas, han caído muy por debajo de las expectativas de los consumidores”

Agencias

Una revisión al impacto del aumento en el precio de la gasolina sobre la Reforma Energética encontró que, si bien no ha habido repuntes en el costo de este combustible, el alza de enero pasado mostró que fue “falso” el ofrecimiento gubernamental de que la apertura al mercado privado de hidrocarburos en el país reduciría los precios.
“El ‘gasolinazo’ puede todavía afectar las reformas energéticas, especialmente porque la Reforma estuvo basada en una promesa que hasta ahora se ha demostrado es falsa: que los precios de los combustibles bajarían”, dice el análisis, elaborado por la abogada y consultora mexicana Miriam Grunstein Dickter.
“Esto es desafortunado debido a que para los mexicanos ha sido difícil aceptar que los mercados libres pueden ser benéficos, ya que privatizaciones previas –en telecomunicaciones y bancos, por ejemplo–, si bien no fracasadas, han caído muy por debajo de las expectativas de los consumidores”, agrega el texto.
Titulado “El invierno de nuestro descontento: las implicaciones del fuerte aumento en el precio de la gasolina en México”, el análisis fue difundido esta semana en la página del Instituto Baker para las Políticas Públicas de la Universidad Rice, con sede en Houston, Texas.
Grunstein, quien también fue asesora de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), inicia planteando que la Reforma Energética mexicana, aprobada en 2013, ha tenido momentos de “dolor y de gloria”, ya que, si bien el país subastó exitosamente diferentes áreas contractuales a compañías petroleras extranjeras grandes y con buena reputación, también dio paso, en diciembre de 2016, a un aumento de 20 por ciento en el precio de la gasolina.
“Para animar el apoyo a la Reforma Energética, el Gobierno hizo promesas infundadas de reducciones en el precio del gas, la electricidad y el combustible. Por ejemplo, en 2014, el entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que los mexicanos podían despedirse de los ‘gasolinazos’ como uno de los regalos de la Reforma Energética”, recuerda el análisis.
“En diciembre de 2016, no mucho después de que México completó exitosamente su ronda de ofertas de petróleo en el Golfo de México, los mexicanos enfrentaron la alarmante verdad acerca del debilitamiento de la seguridad energética. Contrario a la promesa de Videgaray sobre los bajos precios, la gasolina se estaba volviendo escasa y sus precios estaban al borde de un incremento aun más dramático”, agrega.
Como parte de la problemática, Grunstein menciona en su análisis la incapacidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) para satisfacer la demanda interna de gasolina, así como retos pendientes para la liberación del mercado, entre ellos la incertidumbre alrededor de la capacidad de infraestructura disponible para la transportación y almacenamiento, históricamente propiedad de la compañía estatal.
“A principios de marzo de 2017, una situación se presentó en una subasta pública de los gasoductos y terminales de almacenamiento propiedad de Pemex Logística. La subasta fue suspendida debido a una ‘falla metodológica’, que resultó en una tarifa mínima que estaba muy por debajo la tarifa pagadera a Pemex por el uso de sus instalaciones”, dice el documento.
“Los resultados de la subasta eran vitales para las empresas participantes, entre las que estaban importantes compañías petroleras extranjeras, refinerías independientes, comerciantes y minoristas. Debido al error, estas empresas han tenido que poner sus planes de negocio en espera hasta que las autoridades regulatorias anuncien a los ganadores. Aun cuando los resultados se iban a anunciar a finales de marzo, el resultado de la subasta sigue sin conocerse”, agrega el documento.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*