Inicio » Chiapas » Poco valen las elecciones si por la fuerza se quita el poder
Poco valen las elecciones si por la fuerza se quita el poder

Poco valen las elecciones si por la fuerza se quita el poder

La magistrada María del Carmen Alanis Figueroa que las autoridades locales no emitan medidas precautorias para la restitución de Rosa Pérez y María Gloria

Elizabeth Marina / Portavoz

La magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), María del Carmen Alanis Figueroa, refirió durante el Foro Democracia Paritaria que organizó el IEPC que de nada sirven las elecciones en Chiapas si un grupo de inconformes haciendo uso de la violencia retiran del cargo a la autoridad municipal, señalando específicamente los casos de Rosa Pérez y María Gloria.
En su participación programada a las 7 de la noche del lunes, la magistrada reprobó que hasta la fecha, autoridades estatales no hayan notificado al Tribunal las medidas precautorias emitidas para la restitución de ambas alcaldesas.
En su intervención señaló que es indispensable que las autoridades competentes resguarden el orden público de Chenalhó y Oxchuc, así como dejar de legitimar las acciones de violencia contra estas mujeres.
“No queremos más Rosas Pérez, queremos presidentas municipales, la violencia política contra las mujeres es inaceptable. La sala superior ya ha emitido los acuerdos para que ambas alcaldesas vuelvan a sus puestos sin poner en riesgo la integridad física de ninguna persona”
La representante de la máxima autoridad jurisdiccional electoral del país, aseguró que es inaceptable que en el estado no escuchen al Tribunal y lejos de resolver la problemática, han impedido que las mujeres accedan a la candidatura con los mismos derechos, haciendo aún más estrecha la relación entre violencia, discriminación y subordinación que hoy en día se ha convertido en el peor escenario de la entidad.
«Me duele lo que le pasa a Chiapas, ya basta que no nos escuchen si no estamos regateando nada, estamos exigiendo un derecho y la forma en la que se les quitó el cargo no fue la forma constitucional.”
Asimismo nombró las similitudes que tienen los recientes casos de violencia política, señalando en primer lugar que ambas son mujeres indígenas, que en los municipios se llevó a cabo a elección en un sistema mixto, algo que dijo, no está permitido, seguido por la violencia en que ambas fueron destituidas de sus cargos y finalmente el contexto de discriminación e incumplimiento de la paridad.
Tras de 10 años de pertenecer al TEPJF, garantizó conocer a México y sobre todo a Chiapas, por lo que nadie puede mentirle sobre la alarmante situación que están enfrentando las mujeres en la política y pidió a los legisladores tipificar la violencia policía y urgentemente reconocer que las autoridades electorales son los encargados de proponer soluciones que vayan por la vía de la paz.
Finalmente aplaudió que en estados como Baja California, Campeche, Coahuila, Jalisco, Oaxaca, Veracruz se haya conceptualizado la violencia política y expresó que sería un acierto lo mismo ocurriera en Chiapas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*