Inicio » Chiapas » Se cocina guerra por la Selva Lacandona
Se cocina guerra por la Selva Lacandona

Se cocina guerra por la Selva Lacandona

De acuerdo a comuneros, la organización liderada por Julia Carabías busca revivir la división y el derramamiento de sangre entre pueblos indígenas

Ana Liz Leyte / Aquínoticias

Representantes de comuneros asentados en 52 ejidos en la reserva Montes Azules, denunciaron saqueos de flora y fauna por parte de Julia Carabias, presidenta de la Organización Civil “Natura y Ecosistemas Mexicanos”, quien desde hace dos sexenios mantiene acuerdos con comuneros de esta reserva federal.

Estos representantes pertenecen al comisariado de los Bienes Comunales Zona Lacandona (BCZL) y señalaron que para evitar una guerra y cesar a todo conflicto indígena, solicitan al gobierno federal parar con la exterminación de la Selva Lacandona impulsando la recuperación del territorio para los habitantes originarios de la región.

Marcelino Chambor Chanaj, consejero de vigilancia de Bienes Comunales Zona Lacandona, dio a conocer que durante el año esta organización ha emprendido una campaña de desprestigio y amenazas en contra de las autoridades de los BCZL.

Señalándolos como los responsables de la devastación de la selva, sin embargo, agregó que la injerencia de la organización es revivir la división, confrontación y escurrimiento de sangre de los pueblos chol, tzeltal y lacandón por una presunta disputa de 1.8 millones de hectáreas de territorio.

Asimismo, culpó a la académica Julia Carabias Lillo, de buscar una “guerra interétnica” orquestando diversos actos de represión en contra de las autoridades de los Bienes Comunales Zona Lacandona.

El indígena expuso que los mil 678 comuneros asentados en los 52 ejidos en la reserva Montes Azules lamentan el saqueo de flora y fauna por parte de Carabias Lillos, miembro del Colegio Nacional, quien desde hace dos sexenios mantiene acuerdos con comuneros de esta reserva federal.

Además, destacó que han sido amenazados de muerte, de desaparición forzada y de persecución en la zona de Lacanja Chansayab, en el municipio de Ocosingo.

A lo anterior, expresó que la asamblea exhorta a los organismos independientes como a la CNDH tomar medidas de protección, como garantizar la paz en el territorio de conflicto, ya que la amenaza de violencia está latente por el cruce de información falsa.

“Demandamos la intervención de órganos independientes y Comisión Nacional de Derechos Humanos para gestionar las medidas de protección necesarias para las Autoridades de BCZL, colaboradores, observadores y representantes de organizaciones sociales que acompañan este proceso, por las amenazas de muerte, desaparición forzada, persecución y responsabilizamos a Julia Carabias Lillo y Javier de la Maza Elvira, de cualquier acción de represión”, detalló.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

uno × 4 =