Inicio » Colores » Un legado que no debe morir
Un legado que no debe morir

Un legado que no debe morir

La cultura y tradiciones mexicanas viven sin ninguna duda por representaciones del folclor como lo es la catrina. Un amante de esta riqueza, Gilberto Carlos Gutiérrez Morales, a través de su arte, no la deja extinguirse

Lucero Natarén / Aquínoticias

Fotografías: Jacob García 

La Catrina, originalmente llamada “La Calavera Garbancera”, es una figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera. Hoy en día, la catrina, se ha vuelto un artefacto popular y ha salido de los límites del lienzo o el grabado para ser parte de la cultura viva mexicana, de sus usos y costumbres.

En Chiapas, específicamente en Tuxtla Gutiérrez, también tenemos a un artista que elabora catrinas y las ha hecho parte de su vida. Se trata de Gilberto Carlos Gutiérrez Morales, quien de manera oficial lleva más de 20 años brindando talleres de creatividad y fomento a la lectura para niñas y niños, e incluso para adultos, en el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta).

Él es licenciado en pedagogía por la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach). Su incursión en el diseño se debe a la materia de “Creatividad”, la cual recibió en la universidad hace ya muchos años, la impartía el gran maestro Gil Tovilla, cuenta que él fue quien lo motivo como profesionista y como persona.

En la creación de catrinas lleva siete años, su primera pieza artística fue una dama de negro, también elaboró un mariachi, un luchador y un Kalimán, entre los que recuerda. Le agrada crear, pues también ha fabricado catrinas de tamaño natural.

Cuenta que su inspiración es su esposa, ella es quien lo motiva a siempre estar creando. Gilberto se considera una persona que le encantan las tradiciones mexicanas, por eso se enfoca en este arte, el desea seguir preservando las tradiciones.

Sus diseños siempre varían, busca que cada personaje sea único y diferente, pero que tan sólo al verlos, la gente identifique de quién se trata. En la sirena (su último trabajo) buscó que tuviera un brillo el cual pareciera tener escamas, encontró la tela perfecta para adaptársela.

Para elaborar sus piezas se lleva alrededor de 10 a 15 días, esto dedicándole tan sólo unas cuantas horas, debido a sus horarios laborales le es imposible dedicar todo un día completo. Pero siempre procura emocionarse, a tal grado de terminarlas antes del tiempo pronosticado.

Revela que no ha participado en concursos, no se ha propuesto a investigar si se realizan, pero dice que, si le gustaría, considera tiene talento y le motiva aprender de otras personas. Las piezas que ha elaborado las ha vendido con sus amigos.

Él se considera como un amante de la cultura y tradiciones mexicanas, por ello, se ha enfocado en cada año diseñar catrinas, cree es un legado que no debe morir, al contrario, persistir. -Con la catrina y el catrín haces la alegoría de la vida, porque son personajes cotidianos, mi próximo reto es hacerlos con movimientos-.

Crear a la sirenita “costeñita” con cara de catrina fue para él un gran logro.

Cuando entra a su taller es como conectarse con otra dimensión. Comienza a crear y plasmar sus ideas en cada diseño. Lo que busca es poder motivar a otros; aconseja que se acerquen a alguien que les pueda enseñar. Él piensa que es algo hermoso conservar la tradición.

Siempre busca que sus diseños sean más personalizados, que se note qué personaje está representando, a cada diseño le otorga un nombre. Además, trabaja de acuerdo a las temporadas, también comenzará a diseñar arreglos para navidad.

El taller de creación de catrinas lo imparten también con niños del Hospital pediátrico. Confiesa que es algo muy fuerte, porque ellos se encuentran luchando. Observar sus caras de felicidad al estar trabajando sus personajes, le sorprende. “Esa frase que he escuchado de que el mexicano se ríe de la muerte, me doy cuenta que es verdad, a pesar de que ellos están padeciendo alguna enfermedad, se están divirtiendo, trabajando con el engrudo, es una experiencia muy estimulante”, narra.

Invita a que el próximo 18 y 19 de octubre en el Parque Central de la Delegación Terán, asistan a los talleres que impartirán con Coneculta, de 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00. Son talleres de Fotografía, Expresión corporal, pintura y estampado, entre otros.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

10 − cuatro =