Inicio » Capital » Cadenas de desesperación
Cadenas de desesperación

Cadenas de desesperación

Profesores de Telebachillerato comunitario no saben más que hacer, las minutas firmadas con ellos no se cumplen. Dijeron estar con “el agua hasta el cuello”, no tienen sustento para dar a sus familias. Las circunstancias los obligaron a cerrar las puertas del Congreso del Estado con cadenas y candados impidiendo la salida del personal. Son alrededor de 200 millones de pesos de salario devengado que no les pagan

ASICh

Los profesores de Telebachillerato Comunitario cerraron las entradas y salidas del Congreso del Estado, como único camino que les queda para reclamar el pago de salarios devengados, alrededor de 200 millones de pesos correspondiente a 2017 y 2018.
A través de su vocero, enfáticos, dijeron que a esto los han orillado porque en le Secretaría de Educación no hay capacidad de solución al problema, pese a que les han firmado minutas, pero llegadas las fechas fijadas no les pagaron. Esto ha sido recurrente, por lo que ya lo ven como una burla de parte de las autoridades de Educación y de Hacienda.
Son 690 profesores que están en esta situación a pesar de ser quienes realizan la tarea en 77 comunidades del estado de Chiapas, donde la única alternativa de educación medio superior son los telebachilleratos comunitarios.
Ya llegamos al cansancio, tenemos el agua al cuello porque no tenemos con qué dar la manutención a nuestras familias, aseveraron.
Aseguraron que llegaron actuar así en el Congreso local porque en Casa de Gobierno no encontrarían al gobernador Manuel Velasco Coello, porque seguramente ya anda viendo la curul que irá a ocupar en el Senado. La idea es que los diputados puedan intervenir para que se les pague.
En la desesperación, una jovencita cubierta el rostro se atrevió a saltar la reja de más de cuatro metros de altura, en tanto otros comentaban que tenían prisa para atender asuntos familiares y de trabajo, por lo que trataban de convencer a los docentes a quitar la cadena con candado que colocaron en la puerta, y por ello alguno de los ahí presentes trajo una cizalla y rompió la cadena, pero no abrieron el candado que controlan por dentro personal de Seguridad, sino hasta que llegó la diputada Patricia Mass Lazos, quien logró convencer a los jóvenes dejaran salir a la gente atrapada. ASICh

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

1 + 2 =