Inicio » Voz Pública » Galimatías / Ernesto Gómez Pananá
Galimatías / Ernesto Gómez Pananá

Galimatías / Ernesto Gómez Pananá

Dedos que incomodan

Al momento de escribir este Galimatías, una de las noticias que más circulación tuvo en la semana, es una que describe la imagen de un dedo, de una mano enseñando un dedo. Señalando. Es una imagen frecuente, vulgar, ofensiva.
No me refiero, estimados dos lectores, a la adolescente que pintó dedo al ser tomada por las cámaras en un evento presidencial ayer sábado en Mérida. En mi opinión, la joven reaccionó -como adolescente que es- a la cámara y a verse a cuadro. No lo veo como un acto contra el presidente.
Me refiero a un dedo -éste sí- que verdaderamente ofende y nos hace daño como sociedad. Trato de explicarme:
Si bien la política funciona y se hace de acuerdo a lo que las condiciones de la realidad permiten, eso no obsta para desear también un ideal de política. En los hechos, la política es pragmática y muchas veces sucia, pero no debiéramos dejar de aspirar a una política más transparente, honesta y ética, y traigo esto a cuento por dos asuntos también acontecidos esta semana, que no necesariamente dejan bien parado al presidente de la República.
Me refiero a la renuncia del Dr. José Narro a contender por la dirigencia del PRI y al anuncio del diputado Pablo Gómez, de que se buscará adelgazar, en los hechos prácticamente desparecer al Instituto Nacional Electoral y a los organismos electorales en los estados.
Vivimos en un sistema presidencialista y con los números de Morena en el legislativo, sin duda ese presidencialismo está tan fuerte como en sus mejores épocas, está es la política real, pero el país y su ciudadanía ya no son los mismos y desde luego no se merecen lo mismo. La alternancia a la “izquierda” es una meta parcial más. La consolidación democrática es todavía un camino largo y flaco favor se hace a este proceso si lo que denuncia Narro resulta cierto y en el PRI hay una cargada oficial, un dedo que señala a un favorito. Reitero, de trata de cambiar para ser mejores, no para repetir los vicios.
En el mismo sentido, preocupa leer a Pablo Gómez argumentando en contra de la existencia del INE y enlistando razones para -en los hechos- desaparecerlo.
Llegar al punto en el que nos encontramos como democracia costó décadas y costó vidas.
Sin ser un modelo perfecto, sin duda es lo mejor que hemos podido construir. El INE no solo organiza elecciones. El INE abona al fortalecimiento de la tan necesaria cultura democrática. Mala señal la de interesarse en anular al INE y peor si acaso hubiese una voluntad detrás señalando con un dedo. No es por ahí.

Oximoronas

Este fin de semana se estrenó Toy Story 4, de Disney-Pixar.
Estupendo guión. Conserva la esencia de cada personaje. Para quienes vivieron la tetralogía desde el origen, hace 20 años, sea como niños o como papás -tíos o similar- esta nueva entrega cumple con creces. Entrañable.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

4 × dos =