Inicio » Mundo » Impresionante incendio devora refinería en Brasil
Impresionante incendio devora refinería en Brasil

Impresionante incendio devora refinería en Brasil

La tarde de este lunes, un siniestro, cuya causas se desconocen, destruyó parte de las instalaciones de la Refinería de Manguinhos y de los camiones cisterna que estaban estacionados en el patio. La operadora del complejo informó que ninguna persona quedó herida o quemada en el incidente

Agencias

Un incendio de grandes proporciones que destruyó hoy parte de las instalaciones y de los camiones cisterna que estaban estacionados en el patio de la Refinería de Manguinhos, en la zona norte de Río de Janeiro y una de las pocas privadas de Brasil, terminó sin víctimas.
El incendio, cuyas causas se desconocen, comenzó hacia las 13.30 hora local (15.30 GMT) y cerca de dos horas después ya había sido controlado, período en que la alcaldía tuvo que restringir el tránsito en gran parte de las vías que pasan próximas a la instalación industrial.
La operadora de la refinería informó que ninguna persona quedó herida o quemada en el incidente gracias a que los trabajadores que estaban en el área afectada alcanzaron a abandonar el lugar a tiempo.
Igualmente informó de que el fuego se limitó al área en que los camiones cisternas descargan el petróleo bruto y no afectó ninguno de los gigantescos tanques de combustibles ni las tuberías de la instalación o la propia planta de refino.
Además de combatir el fuego en el área afectada, los bomberos también utilizaron sus mangueras para enfriar los tanques e impedir que el incendio se extendiese a las áreas de almacenaje de combustibles.
Según el Cuerpo de Bomberos, el fuego comenzó en uno de los camiones cisterna que descargaba combustibles en el patio de la refinería y destruyó los seis vehículos de transporte del combustible que estaban en el estacionamiento.
Una gigantesca humareda negra generada por la quema de materiales inflamables llegó a ser vista desde varios barrios de la zona norte de Río de Janeiro.
Algunos de los habitantes de las barriadas y favelas que quedan en el entorno de la instalación industrial llegaron a abandonar sus viviendas por recomendación de los bomberos, pero ya fueron autorizados para regresar.
La refinería de Manguinhos, de propiedad de pequeños grupos empresariales brasileños, es una de las dos privadas que operan en Brasil, en donde el refino es prácticamente un monopolio de la estatal Petrobras.
La empresa, que opera hace cerca de 60 años y actualmente se especializa en la producción de gasolina, es de pequeña dimensión y su capacidad es de cerca de 45 millones de litros de gasolina por mes.
La refinería se acogió hace dos años a la ley de quiebras por sus problemas financieros y la Justicia aprobó un proyecto de reestructuración que le ha permitido atraer nuevas inversiones para modernizar sus instalaciones.
Entre 2012 y 2015 la empresa, que cuenta con 300 empleados, redujo significativamente sus actividades en medio de una disputa con el gobierno regional de Río de Janeiro, que quería expropiar su terreno, lo que finalmente fue evitado por la Corte Suprema.
En 1998, cuando el Congreso aprobó la ley que puso el fin al monopolio de Petrobras sobre el sector de combustibles, la entonces empresa argentina YPF adquirió el 50 % de la refinería de Manguinhos, parte que pasó a Repsol cuando la española adquirió la empresa de Argentina.
Pero sin acuerdos entre los socios sobre el modelo de negocios, el brasileño Grupo Andrade Margo terminó adquiriendo todas las acciones de la refinería en diciembre de 2008.

Con información de Excélsior

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

tres × 5 =