Inicio » Chiapas » Intereses ocultos insisten en boicotear autopista a Palenque
Héctor Estrada
Intereses ocultos insisten en boicotear autopista a Palenque <br /> Héctor Estrada

Intereses ocultos insisten en boicotear autopista a Palenque
Héctor Estrada

Tras varios años de mantenerse como uno de los proyectos de infraestructura más aletargados en la historia de Chiapas, la construcción de la autopista entre San Cristóbal de las Casas y Palenque nuevamente parece ser amenazada por intereses oscuros que realmente nada tienen que ver con la preocupación legitima de los habitantes de las comunidades por donde atravesará el trazo carretero.
Hace sólo un par de días pobladores del ejido San Jerónimo Bachajón se congregaron para exponer su inconformidad con respecto a la construcción de dicha vía carretera. Fueron alrededor de 192 vehículos que transportaron a más de dos mil indígenas tselates provenientes de 206 comunidades aledañas hasta al punto de encuentro.
Esta movilización multitudinaria se suma a la reciente manifestación acontecida en San Cristóbal de las Casas hace sólo unas cuantas semanas donde, de igual forma, habitantes de comunidades indígenas se presentaron para oponerse al megaproyecto carretero.
Con una excelente organización y logística de movilidad para trasladarse a decenas desde sus comunidades hasta e sitio previsto para la manifestación, los inconformes señalaron que la autopista en discordia significará perjuicios para sus “tierras, sus ríos y cultivos”.
Alegaron que “con la autopista vendrán otros daños colaterales como el deterioro de las comunidades, drogas, prostitución, saqueo de los recursos naturales, creación de más necesidades entre la población y contaminación con otros elementos culturales”. Casi los mismos argumentos expuestos en todas las manifestaciones recientes.
Y es que, aunque es legítimo y respetable que todos los sectores manifiesten sus puntos de vista e inconformidades con respecto a cualquier proyecto gubernamental, lo que llama la atención del caso es la perfecta organización y movilización de decenas de personas para hacer posibles estas muestras de rechazo.
No hay espacio para la reconsideración, la postura resulta hasta innegociable. Usan los argumentos recurrentes cuando se trata de obras carreteras, carecen de fuerza y resultan poco convincentes para echar abajo un proyecto tan esperado por otros miles de habitantes de las regiones Selva, Tseltal y Maya, donde hoy no se cuenta con vías de comunicación eficientes.
Se trata de una de las regiones geográficas más pobres del país, con el mayor rezago; una zona geográfica que pide a grito obras de infraestructura. Más allá de sentimentalismo, es un proyecto de justicia urgente para Chiapas que no puede ser aplazado nuevamente ni por caprichos de unos cuantos, ni por intereses ocultos que no se dejan ver, pero resultan evidentes.
El proyecto carretero San Cristóbal – Palenque ha estado en el tintero por casi tres administraciones sexenales, ha redefinido su trazo por al menos tres ocasiones para dar gusto a innumerables inconformidades que parecen no tener fin.
La autopista busca conectar de manera eficiente al centro del estado con la Región Selva, una zona geográfica caracterizada por conflictos sociales recurrentes, falta de control gubernamental y policial, un elevado tráfico ilegal de especies y maderas preciosas, además de una creciente presencia silenciosa de grupos dedicados a delincuencia organizada (siembra y tráfico de enervantes). Ahí podría estar el origen de tan férrea negativa.
La nueva carretera no es un capricho, sino una necesidad; Es una obra para la región que debe ser el inicio de otras tantas se han retrasado por siglos. Es un tema de justicia social para los habitantes del rezago en Chiapas. Obras que deben iniciare con carreteras para luego continuar con escuelas, clínicas y acceso tecnologías de la información.
Ojalá esta vez a las autoridades responsables no les tiemble nuevamente la mano y se no dejen amedrentar por intereses particulares que de manera cobarde quieren nuevamente utilizar como escudo a los tan utilizados, engañados y explotados pueblos indígenas de Chiapas

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

diez − 10 =