Inicio » México » Legalización de la marihuana: ¿qué se valdrá y qué no?
Legalización de la marihuana: ¿qué se valdrá y qué no?

Legalización de la marihuana: ¿qué se valdrá y qué no?

A menos de un mes de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como Presidente de México, el Senado discutirá una iniciativa para que la mariguana por fin sea legal en el país, es decir, deje de ser un delito, sin embargo, de aprobarse tendrá sus pautas regulatorias

Agencias

A menos de un mes de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como Presidente de México, el Senado discutirá una iniciativa para que la mariguana por fin sea legal en el país.
La propuesta ya había sido tratada durante su campaña y ahora se formalizó. El día de ayer se dio a conocer que la Senadora de Morena, Olga Sánchez Cordero, futura Secretaria de Gobernación, presentará esta semana al Senado de la República, la iniciativa de decreto para la regulación y control de cannabis en México.
En concreto, lo que pretende esta iniciativa es reconocer y regular el consumo de mariguana, pero te adelantamos algo: podrás consumir mariguana libremente sin que se considere un delito.

1. ¿Qué motivó el proyecto?
Básicamente se lanzó para tratar de reducir la violencia en México. La guerra contra el narco, “ha generado dos consecuencias que dan cuenta del fracaso de la misma: el endurecimiento de la violencia en todos los rincones del país y la criminalización de sectores vulnerables de la sociedad a causa de actividades relacionadas con la cannabis. Esta política surge de una falsa presunción de que el problema de las drogas debe abordarse desde un enfoque penal”, explica el documento.

2. ¿Qué se permitirá?
Uno de los puntos a destacar es que se no se criminalizará el consumo de mariguana, por ello se busca despenalizar toda la cadena producción de cannabis: siembra, cultivo, cosecha, transformación, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, transportación, distribución, venta, portación y consumo de la hierba y sus derivados, para fines personales, científicos y comerciales.

3. ¿Se podrá fumar en la calle?
Hay buenas noticias para los consumidores. Si se aprueba esta iniciativa, podrán fumar mariguana en espacios públicos, pero al igual que con el tabaco, su consumo no podrá ser posible en espacios libres de humo, aunque la ley es clara: el comercio, distribución, venta o suministro seguirá prohibido para los menores de edad.

4. ¿Siembra en casa?
Sí, será posible cultivar tu propia hierba. La ley establece que para el autoconsumo se podrán sembrar, cultivar, aprovechar y transformar hasta 20 plantas, aunque lo destinado para consumo personal en propiedad privada no debe rebasar los 480 gramos. Pero si lo estipulado no te parece suficiente para tu consumo, puedes ser parte de las cooperativas de producción o comprarle a los nuevos emprendedores.

5. ¿Se puede formar una cooperativa?
Las cooperativas van a conformarse por hasta 150 socios y cada uno podrá producir 480 gramos por año y el excedente deberá ser donado a instituciones para fines de investigación científica.
A los miembros de las cooperativas se les permitirá sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar y transformar plantas de cannabis para uso personal pero deben de contar con una licencia de autorización, cumplir con requisitos de verificación emitidos por las autoridades competentes y haber tomado al menos un curso de generación de capacidades para el autoconsumo.
Los integrantes no podrán proveer cannabis o sus derivados a personas ajenas a la cooperativa o a miembros de otras. Además, no pueden publicitar su establecimiento o productos y no deben de mezclar el consumo de cannabis con alcohol, o alguna otra sustancia psicoactiva dentro de las instalaciones de la cooperativa.

Hecho en méxico
La Ley busca proteger el consumo nacional. Así que todos los envases y paquetes de productos cannabinoides que se vendan en México deberán de llevar la declaración: “Autorizado únicamente en México”.
Para su exportación, “los paquetes y envases deberán cumplir con el etiquetado correspondiente al destino, según la ley que aplique”.

Lo prohibido
Además de vender mariguana a menores, la iniciativa también prohíbe manejar bajo los efectos de la hierba, algo muy parecido a lo que ocurre con el alcohol. De igual forma, la publicidad que invite a consumir cannabis en eventos públicos y medios de comunicación estará prohibida, algo similar a lo qué pasa con el tabaco.

Uso médico
La ley contempla el uso medicinal de la mariguana pero sólo podrá ser vendida con estos fines mediante recetas médicas y sus productos derivados sólo se podrán comercializar en las farmacias, donde se brindará información y asesoramiento profesional sobre el uso de la sustancia.
Las personas que debido a una condición de salud requieran sembrar y cosechar más de 20 plantas de cannabis podrán solicitar un permiso para ampliar su consumo y serán parte de un padrón anónimo.

Permisos
Las licencias para sembrar, cultivar, procesar, transportar y comercializar la mariguana se otorgarán en un plazo de hasta 5 años y el permiso para fines farmacéuticos será por 10. Aunque ambos podrán ser prorrogados.
Se estipulan 15 tipos de licencias para el cultivo de la planta que serán expedidas por un nuevo organismo público.

¿Qué autoridad vigilará?
El proyecto propone la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis, un organismo que dependerá de la Secretaría de Salud y tendrá como objetivos: reglamentar las actividades relacionadas con la producción, venta y consumo de la mariguana, reducir los riesgos y daños a la salud por su consumo, vigilar que se cumpla la ley y aplicar sanciones a quienes la violen.
“El Instituto es la autoridad encargada de la verificación sanitaria de los cultivos, transformación y transporte de la producción de cannabis”, se lee en el documento.
Y si te preguntas a dónde va ir a parar el dinero que se obtenga de la venta de la mariguana y sus derivados, la iniciativa afirma que: “Todos los impuestos en la compra y venta de sus productos se determinarán por el Instituto con base en los siguientes objetivos: la protección de la salud pública, con especial énfasis en el interés superior del infancia y la adolescencia, y la reducción del consumo problemático del cannabis y el desplazamiento del mercado informal”.
En los últimos 12 años se han registrado 234 mil 996 homicidios en el país, buena parte de ellos han sido relacionados con las disputas entre cárteles de la droga y con la fallida estrategia gubernamental contra la delincuencia organizada.
Por ello, esta ley, impulsada por el próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pretende romper con dos sexenios de una política prohibicionista contra la drogas o, al menos, así lo han hecho saber.
Sabemos que la mariguana no es la única sustancia que se ha pensado en regular, y si todo sale como está planeado, es probable que otras plantas como la amapola sigan en la ruta de la despenalización. Ahora está en manos del Congreso dar el siguiente paso.

(Con información de Sin Embargo)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

1 × 4 =