Inicio » Chiapas » Rutilio pacta por el desarrollo del Sur-Sureste
Rutilio pacta por el desarrollo del Sur-Sureste

Rutilio pacta por el desarrollo del Sur-Sureste

Gobernadores de Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Veracruz, Guerrero y Puebla acordaron coordinar una agenda estratégica constituida por cuatro pilares: Economía popular, proyectos gubernamentales, apoyo a la iniciativa privada y fomento de la inversión

Redacción

En el marco de la Reunión Hacia un Sur-Sureste del Futuro, realizada en el estado de Oaxaca, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas expresó que con el apoyo que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha mostrado a esta región del país, se camina hacia la prosperidad, pues luego de años de abandono, hoy la Federación tiene como prioridad el progreso de esta zona rica en recursos naturales, y que cuenta con gente de gran talento y nobleza.
Durante este acto convocado por la Confederación de Cámaras Industriales en la República Mexicana (Concamin), el mandatario chiapaneco firmó el Pacto Oaxaca junto a sus homólogos de Oaxaca, Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Veracruz, Guerrero y Puebla, el cual contó con el presidente López Obrador como testigo de honor, con la finalidad de establecer un compromiso para la coordinación de una agenda estratégica que traiga mayores beneficios al Sur-Sureste.
Por su parte, el mandatario federal destacó que impulsar al Sur-Sureste es un asunto de justicia, por lo que, dijo, ahora se busca un desarrollo horizontal que dependerá del rescate al campo, una mayor inversión pública y el aprovechamiento de los recursos naturales. “Se abandonó esta región, se dejó que el mercado empujara el crecimiento de México y el Estado incumplió con su responsabilidad constitucional de planear y promover el progreso en todo el territorio, que beneficiara a todos los sectores económicos y sociales, lo que nos llevó a desequilibrios”.
Precisó que se proponen cuatro eslabones para la cadena de desarrollo: el primero, la economía popular, que significa respaldar a las pequeñas empresas; el segundo, los proyectos estratégicos impulsados por el Estado, como son en el sector energético, la construcción de vivienda, el Tren Maya y el desarrollo del Istmo; el tercero, apoyo a la iniciativa privada, simplificando trámites, no aumentar ni crear impuestos y que haya respeto a la legalidad; y cuarto, el fomento a la inversión extranjera y al comercio exterior.
Al hacer uso de la palabra, el presidente de la Concamin, Francisco Cervantes Díaz, reconoció la convicción de la iniciativa privada, del presidente de la República y de los gobernadores para integrar una agenda basada en oportunidades para el Sur-Sureste, en aras de impulsar una política industrial competitiva, que sea generadora de empleos y se reviertan los índices de pobreza.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

dos × uno =