Inicio » México » «Aquí mando yo», esta y otras actitudes violentan derechos de infancia y adolescencia, alertan
«Aquí mando yo», esta y otras actitudes violentan derechos de infancia y adolescencia, alertan

«Aquí mando yo», esta y otras actitudes violentan derechos de infancia y adolescencia, alertan

El Unicef advierte sobre las afectaciones que causa el llamado adultocentrismo, una práctica común que invisibiliza las voces de niñas, niños y adolescentes

Lucero Natarén / Aquínoticias

Actualmente es posible hablar de los derechos de la niñez y la adolescencia con más libertad y frecuencia, sin embargo, pese a los avances, aún se invisibilizan las voces de las niñas, niños y adolescentes (NNA) debido al adultocentrismo, situación aún vigente en México, alertó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef Chile).

“Usted no me contradiga, aquí el adulto soy yo” o “cuando ganes tu dinero, podrás opinar» son algunas frases de personas adultas que tienen una perspectiva adultocentrista, es decir, creen que por ser adultos los hace superiores a las y los menores de edad en los espacios en los que conviven e interactúan como la casa, la escuela y la comunidad.

Expertos advierten que, al discriminar, subordinar y relegar las ideas, propuestas y sentimientos, de NNA, sólo por ser menores de edad, se afectan sus derechos humanos, obstaculizando su desarrollo y acceso igualitario de oportunidades. Además de que, como consecuencia a largo plazo, se perpetúa el autoritarismo.

Para poder superar el adultocentrismo, los especialistas exhortan a las y los adultos a:

-Entender que la participación de los más jóvenes es una oportunidad de diálogo, que abona en la resolución de conflictos de forma pacífica y evita llegar a la violencia.

-Tomar en cuenta las opiniones de los NNA sin tomarlas como una falta de respeto o una amenaza a la autoridad en la casa o escuela.

-Involucrar a los NNA en la toma de decisiones, escuchando y valorando sus aportes frente a un tema o problema, tanto en la casa como en la comunidad.

No se debe olvidar que, si bien como adultos tienen más experiencia que los NNA, es esta misma la que debe servir para ayudar a guiar, proteger y tomar acuerdos en común a través del diálogo y el respeto de la visión de los NNA.

Un ejemplo de la riqueza de la participación de los NNA, es el Sondeo OPINNA #NuevaNormalidad en el que 578 mil 174 NNA comentaron la importancia de hacerles partícipes de las campañas mediáticas para la implementación de medidas sanitarias ante la pandemia, lo cual demuestra que ellas y ellos no sólo se preocupan de la situación actual, sino que también desean ser parte de la búsqueda de soluciones.

En conclusión, las personas adultas no deben de olvidar que es en la niñez y adolescencia donde pueden ayudar a fomentar la construcción de espacios de convivencia humana, en los que se ponderen la colaboración por encima de la competencia, donde se valoren las opiniones y propuestas desde las diferencias, además de ser la etapa donde se crean vínculos afectivos como base de la convivencia y la resolución pacífica de conflictos. “Escucharlos es parte de su derecho a la participación”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*