Inicio » Voz Pública » Arrastra Chiapas turbia deuda a constructores privados / Héctor Estrada
Arrastra Chiapas turbia deuda a constructores privados / Héctor Estrada

Arrastra Chiapas turbia deuda a constructores privados / Héctor Estrada

El presunto desvío de recursos en obra pública realizado durante la pasada administración estatal salió nuevamente a colación tras las declaraciones del ex presidente y miembro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate, quien reveló que aún existen millonarios adeudos del Gobierno del Estado y los Ayuntamiento de Chiapas con constructoras privadas.
A decir del destacado empresario constructor mexicano, las deudas reportadas datan de 2011 y con el paso de los años se han acrecentado de manera crítica, afectando gravemente la liquidez de muchas pequeñas y medianas empresas agremiadas a la CMIC.
Explicó que junto a estados como Veracruz, Coahuila y Guerrero, Chiapas es una de las entidades con mayores problemas financieros por falta de pagos millonarios a empresas constructoras que rondan entre dos mil y tres mil millones de pesos acumulados.
Es un problema de carácter nacional. Y como muestra de ello, durante el 2014 las grandes constructoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores sumaron cuentas por cobrar de 43 mil 390 millones de pesos, 87 por ciento más que hace cinco años. Y las pequeñas incluso han quebrado.
Las declaraciones de Luis Zárate, uno de los principales líderes de la industria de la construcción en México, reviven el escándalo suscitado a finales de 2012 cuando la delegación de la CMIC en Chiapas denunció públicamente un adeudo de cuatro mil millones de pesos dejado por la administración de Juan Sabines Guerrero.
Según declaraciones del entonces presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Chiapas, Esteban Ramayo González, la deuda significaba una afectación directa a dos mil empresas chiapanecas que se encontraban en números rojos.
Y es que, aunque el tema fue acallado de manera repentina durante poco más de dos años, todo parece indicar que las deudas siguen vigentes y el escándalo pronto podría estallar nuevamente al interior de un gremio tan importante como lo es el sector de la construcción.
Personajes como el ex secretario de Hacienda, Carlos Jair Jiménez Bolaños, y el ex secretario de Infraestructura estatal, Alfonso Fong Dubón, son los primeros implicados que deberán ser llamados a rendir cuentas y explicar dónde quedaron los recursos etiquetados para las obras adeudadas.
Es un asunto que como muchos otros escabrosos heredados por la administración “sabinista” requieren de más explicaciones oficiales y menos hermetismo casi cómplice de las autoridades actuales, pues aunque ya es del conocimiento público el saqueo a las arcas estatales durante el sexenio pasado, está llegando la hora de poner nombres y apellidos a los responsables.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

dos × 4 =