Inicio » Colores » Crean ópera de viaje que Juan Rulfo hizo a Chiapas
Crean ópera de viaje que Juan Rulfo hizo a Chiapas

Crean ópera de viaje que Juan Rulfo hizo a Chiapas

El recorrido que el creador de Pedro Páramo realizó en 1951 de Ciudad Juárez a El Ocotal inspira la ópera El viaje, escrita por Cristina Rivera Garza con música de Javier Torres

Redacción

En 1951, Juan Rulfo recorrió en auto desde Ciudad Juárez, Chihuahua, hasta El Ocotal, Chiapas, en una reproducción de la Carrera Panamericana.
La anécdota, que poco se ha documentado, sirvió de punto de partida para la ópera El viaje que Cristina Rivera Garza escribió para reflexionar sobre el significado de nacionalidad y frontera en el presente violento del país.
La autora precisa que si bien la ópera, cuyo estreno mundial será el 22 de octubre en el Festival Internacional Cervantino, toma el trayecto de Rulfo y elementos narrativos de algunas de sus obras, como Pedro Páramo, no se trata de una interpretación del autor ni de sus novelas, sino un análisis contemporáneo de la sociedad.
Incluso aclara que la narrativa se compone de personajes ficticios y escenarios ilusorios que proponen un viaje entre las fronteras físicas y emocionales de cada espectador.
“Esta ópera no tiene como afán capturar ni la obra de Rulfo ni su esencia, hay un motivo ‘rulfiano’, que es el viaje y que es un viaje crucial por la época en que lo realizó, pero sólo es el motivo.
El recorrido del que habla la obra es en tiempo presente, qué significa hacer ese viaje en una carretera hoy insegura”, detalla.
La pieza, producida por OM21, es uno de los proyectos comisionados por el FIC para el eje temático de “Frontera” y, en particular, la promoción de la creación operística moderna.
Con música de Javier Torres, director artístico del Dynamis Ensemble de Milán, la ópera se compone por ocho partes que corresponden al mismo número de etapas que integraban la Carrera Panamericana.
En escena se presenta a un agente comercial de neumáticos estadunidense, quien se encuentra con una fotógrafa polaca, personajes que aluden veladamente a Rulfo y Bernice Kolko.
Ambos inician este viaje por el país, en una búsqueda personal de sus orígenes; un trayecto que se convierten en la revelación de lo que hoy se entiende como frontera.
“Una de las cuestiones que desde el inicio me interesó fue la idea de que las fronteras no sólo están en las esquinas en el sentido metafórico, sino que en cualquier lugar donde hay una diferencia, y hay una serie de fronteras alternas que me parecía importante resaltar”, explica Rivera Garza, quien precisa que detrás de cada personaje hay una historia real que sustenta su presencia.
La también doctora en Historia Latinoamericana dice que tomar la anécdota del viaje de Rulfo es una metáfora para plantear la crisis de violencia en el país, las promesas no cumplidas y los límites u obstáculos de cada persona. En ese sentido es que insiste que no se trata de una ópera sobre Rulfo, aunque sí basada en él.
A partir de la ficción, la autora juega con la yuxtaposición de tiempos y espacios geográficos a través de una serie de frases y elementos tomados de las obras de Rulfo que se traducen en sonidos electrónicos con la composición de Torres, quien tradujo el guión en su estudio de Milán.
“Son imágenes fantásticas, una especie de citas de Pedro Páramo, que hacen que una ópera suceda en una carretera y dentro del coche; estas son condiciones que hicieron complicado trabajar el texto.
“Entonces hicimos un trabajo entre musical y teatral; los actores tomaron mi partitura y la interpretan, pero a la vez hacen otro tipo de ejercicios, de diálogos, de realizaciones vocales y teatrales”, explica el compositor, quien define el libreto como un juego de realismo y fantasía.
El músico recurrió a herramientas electrónicas para la traducción del texto, y a partir de una serie de sonidos pregrabados se da sustento a las partituras interpretadas por una orquesta y a los fragmentos vocales de los tenores, al tiempo que generan un paisaje sonoro ilusorio.
“El sonido de la naturaleza se convierte en música fantástica y en otros momentos se escucha la voz de lectores, o alusiones a un personaje que se acerca mucho a Juan Rulfo”, detalló de la composición en la que trabajó un año, y la cual considera propone al arte y la cultura como herramienta contra la crisis de violencia.
(Con información de Excélsior)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

15 + 4 =