Inicio » Colores » ¡Cuidado!, este ingrediente viene en tu refresco favorito y podría producirte tumores
¡Cuidado!, este ingrediente viene en tu refresco favorito y podría producirte tumores

¡Cuidado!, este ingrediente viene en tu refresco favorito y podría producirte tumores

Conoce el endulzante que tiene las capacidades de impulsar el cáncer de estómago y cáncer de colon

Lucero Natarén / Aquínoticias

Cada vez más salen a la luz nuevas investigaciones que demuestran que ciertos productos alimenticios contienen ingredientes que al consumirlos en mayores cantidades, son capaces de impulsar la carcinogénesis, y, con ello, la aparición del cáncer. Esto se debe a que los compuestos que contienen ciertos alimentos pueden afectar al ADN de las células del cuerpo, provocando y desencadenando los eventos moleculares que inducen a la tumoración.

Recientemente la revista Nature dio a conocer que consumir de forma descontrolada el jarabe de maíz y a largo plazo, puede desencadenar la aparición de asentamientos tumorales, principalmente en el tracto digestivo. –Los más prevalentes en la población mundial son el cáncer de estómago y el cáncer de colon-.

Es importante resaltar que el jarabe de maíz es un edulcorante con gran uso dentro de la industria alimentaria debido a su bajo costo, y lo podemos encontrar en alimentos tan comunes y consumidos en la sociedad como los refrescos, zumos, galletas, mermeladas y helados.

Por otro lado, el estudio realizado principalmente en ratones, dio a conocer que grandes cantidades de edulcorantes, presentes tanto en el azúcar de mesa como en el jarabe de maíz de alta fructuosa (JMAF), aumentaron el tiempo de vida de las células normales y cancerosas en los intestinos de los roedores.

“En ratones normales, este aumento de la supervivencia celular condujo a la absorción de más nutrientes, lo que provocó un aumento de su masa grasa. Y en los ratones propensos a desarrollar cáncer, el aumento de la supervivencia celular llevó a los animales a desarrollar tumores más grandes”.

En cuanto a los resultados de seguimiento en personas, los investigadores señalan que “Hasta la fecha, sigue siendo controvertido si cantidades sustanciales del JMAF que las personas consumen en sus dietas pueden llegar al colon o si la mayor parte se absorbe más arriba en el tracto digestivo”.

Es importante considerar que el tracto digestivo del ratón es mucho más corto que el de la versión humana, en relación con el tamaño, lo que facilita que el jarabe de maíz de alta fructuosa llegue al colon de los ratones.

Por otro lado, las pautas dietéticas recomiendan universalmente evitar grandes cantidades de azúcar agregada en la dieta, especialmente las bebidas azucaradas, aunque el JMAF es casi imposible de evitar por completo actualmente.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*