Inicio » Chiapas » Internet distrae de aprender a jóvenes de comunidades rurales
Internet distrae de aprender a jóvenes de comunidades rurales

Internet distrae de aprender a jóvenes de comunidades rurales

De acuerdo a IFT, los jóvenes usan esa herramienta para ocio y entretenimiento

Lucero Natarén / Aquínoticias

La colonia 20 de noviembre, municipio de Tonalá, Chiapas, es una de las zonas rurales que no cuenta con suficiente red de telefonía, es decir, pese a existir el servicio este no es ofrecido adecuadamente porque las células no tienen una amplitud suficiente.
Las antenas de telefonía móvil base se encuentran en Puerto Arista y Tonalá, cuando el suministro eléctrico se corta, por lluvias o defectos, la red telefónica “se cae”, lo cual ocurre frecuentemente.
El único método seguro para acceder a estos servicios de internet, es por medio de empresas de cable, que ofrecen el servicio de wifi.
En las escuelas de esta comunidad se carece del servicio de internet. Los adolescentes o niños que requieren investigar tampoco cuentan con una biblioteca, por lo que deben ir con los vecinos para que les “presten” o renten el internet, lo cual puede llegar a propiciar distracción de sus actividades escolares.
“Acabamos de instalar la red de wifi, y no tiene ni un mes, notamos que nuestros hijos se ponen a jugar, en lugar de hacer sus tareas, por lo que ahora tendremos que dejar de pagarlo”, afirmó una madre de familia.
El punto a resaltar es que, a pesar de que deben pagar más para obtener servicio de internet, el uso que la dan en las zonas rurales es para comunicarse por chat e entretenerse, según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (lFT).
De acuerdo con información del IFT, alrededor de 223 mil mujeres con acceso a internet en áreas rurales contestó que lo usan para comunicarse por apps de mensajería, mientras que 92 mil para leer algún periódico, libro o revista.
El caso de los hombres es similar: 290 mil dijeron emplearlo para comunicarse y 152 mil para leer.
Además de la falta de infraestructura, el otro reto es la educación digital.
“Hoy, a través de la conectividad, un niño en una ranchería o zona rural de Chiapas podría tener acceso a las mejores bibliotecas del mundo, incluso a cursos gratis que le permitan aprender idiomas o desarrollar otro tipo de capacidades importantes para la fuerza laboral, sin embargo, lo utiliza para ocio”, afirmó Gabriel Contreras, presidente del IFT.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

5 × 4 =