Inicio » México » Juventud en México: crece consumo de sustancias y casos de ansiedad, depresión y agresión
Juventud en México: crece consumo de sustancias y casos de ansiedad, depresión y agresión

Juventud en México: crece consumo de sustancias y casos de ansiedad, depresión y agresión

Según la encuesta de VoCeS-19, el impacto del COVID en las adolescentes y jóvenes ha agudizado diversas problemáticas

Lucero Natarén / Aquínoticias

La encuesta VoCeS-19 que tiene como objetivo comprender el impacto de la pandemia COVID-19 en la población adolescente y joven, así como conocer su experiencia y percepción de la violencia y de otras dimensiones sociales, económicas y de salud, realizada a 123 mil personas adolescentes y jóvenes mexicanos de entre 15 y 24 años de edad, reveló que 7 de cada 10 experimentaron síntomas depresivos, mientras que 62 por ciento declaró tener algún tipo de ansiedad.

Según los resultados de la investigación, 6 de cada 10 personas señalaron que los síntomas de ansiedad y depresión se han agudizado más desde que inició la pandemia. Si bien, los datos no se desglosan por estados y no se da a conocer las cifras concretas de Chiapas, el estudio revela que el 14 por ciento de los participantes de la encuesta contestaron que su consumo de alcohol ha incrementado, 18 por ciento de los adolescentes respondió que consume más opioides y entre los jóvenes, 24 por ciento dijo que consume más marihuana.

La investigación elaborada por el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), en colaboración con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) de la Secretaría de Salud y el Population Council de México (una organización internacional sin fines de lucro)-, indicó que del total de las personas consultadas en la muestra, 43.2 por ciento refirió haber sido víctima de violencia alguna vez en su vida.

Sin embargo, el 41.3 por ciento de ellos indicó que en alguna ocasión una persona que vive con él o ella la ha violentado verbalmente (le ha insultado, gritado o humillado, mientras que un 57.4 por ciento aseguró que ha experimentado gritos,  insultos y humillaciones, antes de la pandemia y en sus inicios.

Por otro lado, un 28 por ciento percibió un aumento de la gravedad y frecuencia de estos actos violentos, situación que incrementó en poblaciones indígenas y afromexicanas y de niveles socioeconómicos más bajos.

Aunque hubo quienes pensaron que las jóvenes y adolescentes estarían más seguras en casa, lo cierto es que fue todo lo contrario, pues del 19 por ciento de la población expuesta a violencia sexual, 3.8 por ciento de los adolescentes y jóvenes que refirieron haber vivido acoso o agresión por parte de alguien que vive con él o ella, señaló que esto comenzó a suceder desde el inicio de la pandemia.

La investigación, que recopiló información de noviembre de 2020 a febrero de 2021, a través de una encuesta en línea aplicada a adolescentes y jóvenes de todo el país, reveló también que 48.1 por ciento de las personas encuestadas dijo que desde que empezó la pandemia no se siente nada seguro en su vecindario y 23.5 por ciento afirmó que donde vive el crimen se ha incrementado.

El confinamiento también ha hecho de las suyas, pues para el 43.5 por ciento de las personas, quedarse en casa le ha sido muy estresante, lo que ha denotado en otros trastornos; 11.5 por ciento de los jóvenes y adolescentes tiene síntomas severos de depresión, 28.7 por ciento presenta síntomas leves, 16.5 por ciento lo experimenta en forma moderada y 12 por ciento los tiene de forma moderadamente severa.

De los 123 mil adolescentes y jóvenes que participaron durante la primera etapa de la encuesta, únicamente 55 mil 692 la concluyeron, 33 mil 479 son mujeres, 20 mil 655 son hombres, 638 son personas no binarias y 920 que no respondieron sobre su género, el 16.5 por ciento dijo tener ansiedad severa y 14.3 por ciento moderada, mientras que 31.5 por ciento indicó experimentarla de forma leve.

En cuanto al cuestionamiento sobre que le preocupa más a futuro este sector poblacional contestaron que: la situación financiera personal, con el 50.2 por ciento, 45.6 por ciento mencionó que la situación financiera familiar, el 29.4 por ciento dijo que aplazar sus estudios, mientras que el 20.4 por ciento le preocupa los problemas de salud mental.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*