Inicio » Al momento » Los 6 rumores de iPhone 6 que podrían ser ciertos
Los 6 rumores de iPhone 6 que podrían ser ciertos

Los 6 rumores de iPhone 6 que podrían ser ciertos

Cuando el teléfono de Apple llegó por primera vez en 2 versiones, fue desalentador que la edición considerada de bajo precio tuviera en su interior lo mismo que el iPhone 5

Redacción
Desde capacidades de proyección holográfica hasta recarga por medio de energía solar o incluso una pantalla flexible que envuelve el armazón, es fácil imaginar las maravillas tecnológicas que podría ofrecer Apple con sus siguientes ediciones de iPhone. Las posibilidades, si fantaseamos un poco, son ilimitadas, además de que la compañía misma suele ser muy creativa respecto a lo que le gustaría implementar en sus próximos productos. Pero al final, sólo las mejores ideas se materializan en productos reales. Por eso nos dimos a la tarea de estudiar los rumores y seleccionar las características que realmente podrían estar presentes en el iPhone 6.
Si algo queda claro es que iPhone necesita diversificarse no sólo en cuanto a los materiales de fabricación. Cuando el teléfono de Apple llegó por primera vez en 2 versiones, fue desalentador que la edición considerada de bajo precio tuviera en su interior lo mismo que el iPhone 5 y que su única diferencia fuera usar plástico —muy colorido, por cierto— para el armazón. El iPhone 6 promete reivindicar esa decisión al menos con un par de variantes que serán muy diferentes entre sí, comenzando por el tamaño: una conservaría el formato del iPhone 5s, con pantalla de 4.7″ y la otra rompería la tradición de Apple al entrar de lleno en el terreno de las phablets con su panel de 5.5″. En pocas palabras, adiós a las medidas perfectas de iPhone que tanto reverencian los seguidores de la marca.
El rumor es que Apple lanzará ambos modelos a finales de 2014, aunque en fechas distintas para que no compitan, y serán son apenas el inicio de una estrategia para expandir la presencia de iPhone en el mercado de los smartphones y, por supuesto, tratar de arrebatar a Samsung el liderazgo de las phablets. Si estos teléfonos tienen éxito, la compañía trabajaría en opciones adicionales de diversos tamaños, del mismo modo que sucedió con iPad. Y hablando de la célebre tablet, Apple podría usar la misma identidad de diseño, tal vez para unificar el estilo, al reducir los detalles de corte industrial y en su lugar, favorecer las formas redondeadas. En las imágenes que han aparecido del supuesto iPhone 6, los bordes parecen más amigables con las manos, si bien a cambio de sacrificar cierta elegancia. Después de todo, el concepto visual de iPad corresponde a una tablet y considerando su gran tamaño, ajustarlo a un smartphone no sería tan sencillo incluso para un equipo de desarrollo tan experimentado.
Otro detalle es que cada variante del iPhone 6 tendría funciones y características únicas. En específico, el modelo de menores dimensiones sería muy parecido al iPhone 5s en lo que refiere a especificaciones, obviamente con algunos cambios para justificar el cambio de generación. Entretanto, la phablet es la que presentaría las verdaderas innovaciones, como recarga por medio de energía solar, pantalla protegida con una capa de zafiro y cámara más avanzada, entre otras. Claro, se supone que todo lo nuevo que lance Apple en adelante tendrá NFC y nuevos sensores.
Desde principios de 2014 comenzaron las especulaciones acerca del método que usaría Apple para proteger la pantalla de sus próximos teléfonos y así, acabar de una vez por todas con la frustrante fragilidad de iPhone. La respuesta podría ser un compuesto sintético del zafiro, que además de brindar gran resistencia al panel que se encuentra debajo, alojaría otras propiedades tecnológicas que el Gorilla Glass u otros tipos de recubrimiento no ofrecen, como la recarga por medio de energía solar. Si el iPhone 6 tuviera la capacidad de reanimar su batería usando la luz del Sol, tendría una ventaja considerable sobre cualquier teléfono lanzado en meses siguientes. Algunos expertos aseguran que el zafiro no es tan duradero, mientras que otros presentaron claras pruebas de resistencia. Sin importar cuántas mejoras tiene esta gema respecto a los productos de Corning, es un hecho que sería mejor frente a las pantallas actuales de iPhone y iPad. Desafortunadamente, la limitada cantidad de zafiro que adquirió Apple sólo sería suficiente para un modelo, probablemente el de 5.5″, así como para el iWatch.
Ahora bien, al margen de la dureza de la pantalla, es casi seguro que habrá un aumento de resolución. La idea es que seguirá siendo Retina Display con base en tecnología IGZO, pero la saturación de puntos por pulgada aumentaría casi al doble. Y es que la presunción de Apple, de ofrecer la mayor nitidez posible distinguible por el ojo humano, es un tanto obsoleta ante los estándares actuales. Es probable que el modelo de 4.7″ despliegue 1472 × 828 pixeles y el de 5.5″, 1704 × 960 pixeles. Lo cierto es que cada nuevo iPhone presenta colores vibrantes y contrastes profundos, por lo que el iPhone 6 no debería ser una excepción.
Apple se puso de acuerdo con la Alianza de Poder Inalámbrico (A4WP) y la Alianza de Asuntos Energéticos (PMA) para que su teléfono sea compatible con diversas alternativas
La posibilidad de que Apple implemente un sistema para almacenar energía solar en el iPhone 6 es, a la fecha, difícil de ejecutar. Hay muchos desafíos técnicos de por medio, sin mencionar los altos costos que involucra, mismos que llegarían a la factura del usuario. Lo que sí es probable es que iPhone al fin cuente con algún tipo de recarga inalámbrica. Hay referencias en patentes y se ha mencionado en eventos oficiales, pero la sospecha más sólida de que esa característica llegará al iPhone 6 está basada en las fotografías filtradas del armazón. En varias de esas imágenes parece que el logotipo de Apple será recortado en el metal, con la intención de que el hueco permita el libre paso de energía desde un dock.
También existe la creencia de que la batería tendrá una mayor capacidad en comparación con la del iPhone 5s, al menos de 30%. Además, iOS 8 contaría con un sistema de administración energética más eficiente que ajustaría el consumo dependiendo de los servicios activos y según las preferencias del usuario. Curiosamente, el teléfono sería estrenado con un nuevo tipo de cargador y un cable Lightning con el extremo USB reversible.
Apple acostumbra ser muy confiable en términos de innovación y obviamente, eso significa que lidera tendencias, pero no es muy eficaz cuando se trata de seguir los estándares de la industria. El mejor ejemplo se da con la renuencia de adoptar NFC, a pesar de que el método de transmisión inalámbrica se volvió muy popular desde hace un par de años. No hay mucha complejidad para implementar un transmisor Near Field Communication, en todo caso, sólo hace falta que Apple haga espacio en el chipset de sus teléfonos y tablets. Desde luego, dicha oportunidad llegaría con el iPhone 6, pues el incremento en tamaño de los 2 modelos permitiría incluir más componentes. Dado que Apple ampliará su catálogo de servicios para el ámbito empresarial y de negocios, tiene mucho sentido que recurra a NFC para facilitar las transacciones bancarias; de hecho, sería el complemento de Touch ID para concretar un sistema de pagos móviles eficiente, seguro y sencillo de usar.
Apple ha invertido mucho en investigación y desarrollo para que la cámara de iPhone sea capaz de crear fotografías de gran nitidez. Por supuesto, el iPhone 6 daría seguimiento a esas cualidades, pero aportando novedades. Los rumores sugieren que tendrá un sensor Exmor R de 1/2.3″ y la óptica que usa Sony en sus cámaras Cyber-shot más avanzadas; al parecer, será un sistema parecido al que incluiría el Xperia Z3, aunque con algunas mejoras desarrolladas por el departamento de imagen de Apple, como estabilización óptica de 3 ejes, análisis de color más preciso y detección inteligente en ambientes con muy poca luz. De manera adicional, iOS 8 ofrecería ajustes para el ISO, la velocidad del obturador, el enfoque, el balance de blancos y la compensación de manera nativa, además de que permitiría elegir configuraciones predefinidas, ya sea para escenas muy oscuras o demasiado saturadas. Con tantas características, la cámara del iPhone 6 se acercaría a la capacidad del Lumia 1020, aunque al final, no habría tanta innovación como se esperaba.
El iPhone 5s fue el primer teléfono en implementar lector de huella digital de manera útil y efectiva, sin embargo, está menos equipado que otros smartphones insignia en lo que refiere a sensores. El iPhone 6 podría compensar esa carencia con la inclusión varios sensores ambientales, aunque del mismo modo que Touch ID, cada uno tendrá gran utilidad para tareas específicas. Por ejemplo, el barómetro se ubicaría alrededor de la ranura para audífonos y tras registrar los niveles de humedad, presión y temperatura, usaría los datos para ofrecer una medición más acertada del clima o, por otro lado, complementar los registros de HealthKit. Mientras tanto, un termómetro se alojaría alrededor del botón de inicio, para medir el calor corporal del usuario y una vez más, como método de presión arterial; la diferencia con iPhone 5s es que los datos serían más precisos y detallados.
Al final, sin importar lo que Apple decida hacer con su próxima generación de teléfonos, es un hecho que el evento de revelación será espectacular. De inicio, cambiaron la sede de la conferencia, del Yerba Buena Center en San Francisco, al Flint Center for the Performing Arts en Cupertino, California. El centro de convenciones en sí mismo no tiene mucha relevancia hoy día, pero en 1984 fue el lugar donde Steve Jobs presentó la primera Macintosh. Cambiar a una locación tan simbólica es sinónimo de un anuncio muy significativo, que incluso podría no estar centrado en iPhone, sino en el anticipado iWatch. De cualquier manera, sobran razones para emocionarse.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

16 + 4 =