Inicio » México » Los métodos anticonceptivos en diferentes etapas de la vida: ¿cómo cuidarme correctamente?
Los métodos anticonceptivos en diferentes etapas de la vida: ¿cómo cuidarme correctamente?

Los métodos anticonceptivos en diferentes etapas de la vida: ¿cómo cuidarme correctamente?

La adolescencia es quizá la etapa más complicada para hablar de planificación familiar. Esto se debe, explica, a que los adolescentes no siempre recurren a fuentes confiables para obtener información acerca de sexualidad

Diana Hernández Gómez / Cimac Noticias 

Planear el número de hijos que queremos tener es uno de los derechos humanos de las mujeres. Con él no sólo velamos por la integridad y el cuidado de nuestro cuerpo: también procuramos que nuestros hijos crezcan en un ambiente con los recursos necesarios para su pleno desarrollo. Pero ojo: dependiendo de la etapa en la que nos encontremos debemos recurrir a diferentes métodos para hacer una planificación familiar.

Actualmente contamos con variedad de métodos anticonceptivos para planear una familia. Entre ellos se encuentran los condones masculinos y femeninos, el dispositivo intrauterino (DIU), el implante subdérmico, los parches o las pastillas anticonceptivas y muchos otros. Sin embargo, no todos están recomendados para todas las mujeres.

El uso de uno u otro método depende de la salud de cada una de nosotras. Pero, además, hay otros factores como la edad que influyen en la decisión de cómo cuidar de nuestra salud reproductiva. En entrevista con Cimacnoticias, Felipa Gómez Gutiérrez, licenciada en Enfermería y Obstetricia y especialista en Salud Pública, explicó que hay por lo menos tres etapas que debemos tomar en cuenta al hablar de métodos anticonceptivos: la adolescencia, la etapa fértil y la etapa posparto.

¿Qué métodos usar en la adolescencia?

Para Felipa Gómez, la adolescencia (que va de los 10 a los 19 años) es quizá la etapa más complicada para hablar de planificación familiar. Esto se debe, explica, a que los adolescentes no siempre recurren a fuentes confiables para obtener información acerca de sexualidad.

Algo que ha observado durante su trabajo como enfermera en la Secretaría de Salud de la Ciudad de México es que, en muchos casos, las adolescentes recurren a la pastilla de emergencia como su único método para evitar un embarazo. Ella ha tratado con pacientes muy jóvenes que, debido a esto, desarrollan problemas graves de salud como cáncer de mama.

De acuerdo con la especialista, en general, los métodos anticonceptivos hormonales no son recomendables en esta etapa temprana de la vida. Esto se debe a que los sistemas reproductivos de las y los adolescentes apenas están desarrollándose. Por lo tanto, un tratamiento hormonal puede afectar este desarrollo y tener consecuencias negativas para chicas y chicos.

Los condones son conocidos como métodos de barrera y no tienen ningún efecto hormonal. Fotografía: Pexels.

Los métodos a los que se puede recurrir en esta etapa son otros métodos no hormonales, principalmente los condones masculinos y femeninos —los cuales son gratuitos en cualquier centro de salud pública de la CDMX—.

El DIU también es un método no hormonal. No obstante, no es recomendable porque el cuello uterino de una adolescente no tiene el tamaño ideal para colocarlo y usarlo puede ser doloroso. Sin embargo, pueden usarlo si ya iniciaron su vida sexual, pero para ello deben tener el diagnóstico de un especialista.

Finalmente, en esta etapa, la enfermera Felipa Gómez recuerda que es sumamente importante la comunicación con los padres. Y, si ellos no pueden contestar todas las dudas de sus hijos, entonces pueden recibir orientación en un centro de salud.

Esto sería bueno para prevenir muchos embarazos adolescentes porque se han incrementado mucho, sobre todo durante la pandemia.

Felipa Gómez Gutiérrez.

Los métodos ideales durante la etapa fértil

De acuerdo con Felipa Gómez Gutiérrez, después de la adolescencia, las mujeres pueden acceder a una amplia gama de métodos que incluyen tratamientos hormonales. Incluso, afirma que en algunos casos dichos tratamientos son recomendables para tratar problemas como endometriosis, quistes ováricos o mamarios y diferentes alteraciones hormonales.

No obstante, antes de decidir es necesario que haya un buen diagnóstico médico. Sólo así se podrá determinar qué tipo de hormonas pueden ser benéficas para la salud y cuáles, por el contrario, pueden empeorar el problema y derivar en otros problemas como cáncer o depresión.

Con una buena historia clínica, afirma la enfermera, se pueden emplear estos métodos que tienen una eficacia muy elevada. Esto se debe a que, entre otros efectos, inhiben la ovulación y con ello reducen altamente la posibilidad de un embarazo no deseado.

En esta etapa hay una gran demanda de métodos, sobre todo del implante subdérmico, el cual puede durar de 3 a 5 años. La mayoría de las jóvenes mayores de 19 años solicitan el implante en los sistemas de salud, aunque existen otros métodos como las inyecciones.

Felipa Gómez Gutiérrez.

También se puede recurrir a otros métodos permanentes como la ligadura de trompas. No obstante, si se practican antes de los 30 años pueden provocar menopausia precoz.

¿Cómo cuidarse después de tener hijos?

Por último, la especialista en salud pública explica que es muy importante que haya un método de planificación familiar después de haber tenido hijos. Esto se debe, en parte, a que el cuerpo de la mujer está completamente recuperado tres años después de un parto.

Tras ese tiempo, la matriz se recupera en cuanto a tamaño y funcionalidad y la capa del endometrio está completamente regenerada. Por otro lado, las niñas y niños ya no dependen tanto del cuidado materno: controlan sus esfínteres, pueden hablar para expresar sus necesidades y también caminar, así que las mujeres pueden prestar atención a otros hijos recién nacidos.

Hay métodos anticonceptivos adecuados para las mujeres que acaban de tener hijos. Fotografía: Pexels.

Inmediatamente después del parto, las mujeres pueden recurrir a métodos permanentes como la ligadura de trompas —también conocida como salpingoclasia—. De igual forma, pueden solicitar que se les ponga el DIU o el sistema intrauterino (SIU). Este último es similar al DIU, sólo que desprende una hormona parecida a la progesterona.

De acuerdo con Felipa Gómez Gutiérrez, no hay problema con usar un método hormonal después del parto. Sin embargo, es importante que no sean métodos con estrógenos, pues estas hormonas inhiben la lactancia. Por el contrario, los métodos con progesteronas como el SIU, el anillo vaginal, la minipíldora y el implante subdérmico la estimulan sin ser dañinas para los bebés.

Por último, la especialista en salud pública recuerda que, sea cual sea el método al que recurras, debes hacerlo sin la presión de nadie más: es únicamente tu elección. Al usar estos métodos anticonceptivos correctamente puedes disfrutar de una sexualidad plena y, al mismo tiempo, cuidar de tu cuerpo y de tu entorno familiar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*