Inicio » Voz Pública » Migración ilegal, los “fantasmas” de la agenda pública / Héctor Estrada
Migración ilegal, los “fantasmas” de la agenda pública / Héctor Estrada

Migración ilegal, los “fantasmas” de la agenda pública / Héctor Estrada

Aunque el tema parece estar fuera de las tres prioridades en la agenda estatal y federal, actualmente la migración ilegal en la frontera entre México y Guatemala sigue sumando razones para colocarse como un asunto de peso que reclama de atención especial acorde a la magnitud de la problemática.
Este martes, el Instituto Nacional de Migración (INM) hizo públicas las estadísticas sobre el número de extranjeros detenidos y deportados en territorio nacional donde destacó un drástico incremento del flujo migratorio durante el pasado mes de enero.
El informe oficial revela que durante el primer mes de 2015 se contabilizaron 14 mil 026 “eventos” de extranjeros presentados ante las autoridades migratorias, de los cuales un 15 por ciento (alrededor de dos mil personas) aún no ha podido ser deportado a su país de origen debido a diversas complicaciones migratorias.
Este dato señala un aumento en las detenciones de hasta un 123% en comparación con el primer mes de 2014 cuando se contaron 6 mil 295 eventos, 7 mil 731 menos que este año; un 109% más de capturas que en enero de 2013; 121% más que en 2012; 216% más que en 2011; y un 194% más que en 2010.
En el caso específico de Chiapas, la entidad registró el mayor número de detenciones en todo el país con 6 mil 746 aseguramientos (el 48% del total nacional). La cifra supera a la de cualquier mes del año pasado y refleja un incremento de hasta un 137% en relación a 2014, la mayor cantidad documentada en toda la república mexicana.
Son cifras que hablan de un fenómeno en crecimiento; un éxodo que no se detiene e impacta directo a entidades como Chiapas donde la presencia de centroamericanos, sudamericanos y hasta cubanos ilegales es un asunto de todos los días para los habitantes de muchos municipios de tránsito migratorio.
Su injerencia en temas de seguridad, comercio, salud y agricultura resulta innegable. En Chiapas y sus municipios fronterizos los indocumentados son un sector íntimamente ligado a los temas de desarrollo social y económico que muchos han preferido ignorar como si se tratase de un problema ajeno.
Lamentablemente actualmente la presencia de migrantes ilegales en estados como Chiapas sigue tratándose como un tema exclusivo de la policía migratoria (INM); un asunto oficial sin sentido humano que se resume a cifras de detenciones, deportaciones, asesinatos, accidentes ferroviarios e identificación de cadáveres.
Para ellos no hay programas sociales, ni presupuestos de esquemas asistenciales. Hoy para las autoridades el cuidado y atención de los migrantes ilegales parece haberse limitado a un menester exclusivo de las asociaciones civiles, pues representan un sector del que nadie parece hacerse responsable pues tampoco significa votos a la hora de las elecciones.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*