Inicio » Colores » Salud e higiene, parte de educación de calidad: Unicef
Salud e higiene, parte de educación de calidad: Unicef

Salud e higiene, parte de educación de calidad: Unicef

Conoce los estándares de instalaciones sanitarias que debe tener tu escuela, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia

Luna De Lucio / Aquínoticias

De acuerdo con el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe) 2014, en el país, el 27.72 por ciento de los planteles escolares, es decir 57 mil 567, no hay acceso al agua de la red pública del Estado, por lo que estas escuelas se abastecen acarreándola, por pipas o por alguna otra fuente.

Además, todavía hay 23 mil 283 escuelas sin baños o sanitarios y 20 mil 111 sin luz eléctrica, es decir, el 11.21 por ciento y 9.68 por ciento del total de planteles en el país, respectivamente, en tanto que las entidades federativas con el mayor número de escuelas en condiciones precarias son Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Michoacán.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha alertado sobre la gravedad que representa que el 26 por ciento de la población carezca del acceso a servicios básicos en la vivienda, y de manera especial pone énfasis en que del total de escuelas en el país el 42.27 por ciento no tenga drenaje disponible, lo cual significa que en cuatro de cada diez centros educativos el Estado ha fallado para conectar a los inmuebles a la red pública o a una fosa séptica que permita el control adecuado de desechos, lo que pone en riesgo la salud de los estudiantes y el interés superior de niñez y adolescencia.

Ante esta situación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) junto a la empresa Essity lanzaron la campaña “La higiene es nuestro derecho”, la cual busca mejorar la higiene menstrual, el lavado de manos y los hábitos de salud de niñas, niños y adolescentes en la escuela, para incentivar su permanencia en clases y promover su derecho a la salud.

Esta iniciativa también busca resaltar la importancia del vínculo entre la educación en salud y el bienestar individual, involucrando a los alumnos, educadores, colaboradores y toda la comunidad educativa.

El acceso al agua, saneamiento e higiene es esencial para asegurar la salud de los estudiantes. Su carencia reduce el índice en la inscripción escolar de niñas, niños y adolescentes, así como aumenta la morbilidad, las tasas de malnutrición, el absentismo y el bajo rendimiento académico.

Por lo anterior, la Unicef y Essity lanzaron el “Manifiesto higiene y salud en tu escuela” que declara los estándares e instalaciones mínimas con que debe contar una escuela en términos de saneamiento e higiene para promover entornos saludables; este documento está compuesto por los siguientes 12 puntos.

  • Los alumnos y el personal de la escuela tienen una cantidad suficiente de baños – uno por cada 25 niñas, y un sanitario y un mingitorio por cada 50 niños.
  • Los baños son mejorados, separados por sexo y están disponibles, en funcionamiento y son privados. Además, fueron diseñados con la participación de los niños y niñas, maestros, padres y comunidades.
  • Los baños son adecuados y acorde a la cultura y el contexto local.
  • Los baños están limpios, cuentan con papel higiénico, agua y jabón, y su limpieza y mantenimiento están asegurados.
  • Los baños tienen lugares de lavado de manos, así como toallas de tela o papel para el secado de manos. También hay un espejo para promover el arreglo y cuidado personal.
  • Las niñas, adolescentes y maestras tienen instalaciones adecuadas para la higiene menstrual, con agua y jabón para asearse en privado y botes con tapa para las toallas sanitarias usadas.
  • Los baños cubren las necesidades de niños y niñas con discapacidad.
  • Los baños son de fácil acceso, son seguros y están bien iluminados.
  • Los baños cuentan con letreros que permiten identificar los baños de niñas y niños, promueven prácticas de higiene y lavado de manos, así como el buen uso y cuidado de las instalaciones.
  • La escuela es limpia y segura al contar con prácticas adecuadas de gestión de basura y aguas residuales.
  • Existen suficientes puntos para tomar agua dentro de la escuela.
  • Las instalaciones de agua y saneamiento se utilizan como recursos para la educación sobre la higiene. De ser pertinente, la educación sobre la higiene se incluye en el plan de estudios de la escuela.

En Essity y Unicef consideran que la salud e higiene son fundamentales para lograr una educación de calidad y así propiciar igualdad de oportunidades durante la infancia y la adolescencia. Por ello, promueven la creación de un ambiente propicio en las escuelas, incluyendo la educación en higiene menstrual y el correcto lavado de manos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

cuatro − dos =