Inicio » Chiapas » Unachenses enseñan inglés a jóvenes ciegos y con debilidad visual
Unachenses enseñan inglés a jóvenes ciegos y con debilidad visual

Unachenses enseñan inglés a jóvenes ciegos y con debilidad visual

Andrea Ozuna Figueroa e Iván Abrego se esfuerzan para que otros conozcan una nueva lengua y tengan mayores oportunidades. La tarea no es fácil, pero las ganas de aportar a personas que lo necesitan es su principal inspiración

Aquínoticias Staff

Honrando el lema de la Universidad Autónoma de Chiapas, “Por la conciencia de la necesidad de servir”, estudiantes de la Licenciatura en Enseñanza del Inglés de la Facultad de Lenguas, Campus Tuxtla, ofrecen su Servicio Social en el centro cultural “Jaime Sabines” a niños y jóvenes ciegos y débiles visuales.
Andrea Ozuna Figueroa e Iván Abrego, son los unachenses que todos los días se comprometen con niños y jóvenes, para que conozcan otra lengua y tengan mayores oportunidades, la tarea no es fácil, pero las ganas de aportar a personas que lo necesitan es la principal inspiración para estar en el proyecto.
“Cuando estaba en sexto semestre conocí el proyecto para dar clases de inglés a niños ciegos y débiles visuales y la poca oportunidad que tienen para aprender el inglés, porque no todos los maestros están capacitados, al principio no sabía a qué me enfrentaba, pero estaba muy motivada para darle una oportunidad a ellos de aprender una lengua”, aseguró, Andrea Ozuna Figueroa.
En el caso de Iván, las condiciones son más personales, ya que desde hace un par de años comenzó a perder la vista y cuando conoció el proyecto no dudó en participar y aportar sus conocimientos con los niños.
“Los ciegos son una comunidad un poco abandonada y los chicos no tienen las mismas oportunidades en sus escuelas, no se encuentran con docentes capacitados y yo soy un estudiante que tiene debilidad visual y siento que me identifico con los estudiantes, con sus necesidades y dificultades que tienen cada día y me gustaría apoyarlos”, dijo.
El proyecto está creciendo y lo hace con pasos firmes, incluso Andrea explica que ella está aprendiendo cosas diferentes, como el braille, además del sistema de lecto-escritura que usan las personas con debilidad visual.
“Estoy en el proceso de aprendizaje del braille, pensé que iba ser más difícil, pero cuando estas decidido y te gusta lo que haces, todo es más fácil y también me he apoyado con compañeras que han dado estos cursos”, comentó.
Por último, los estudiantes de la Unach dijeron sentirse orgullosos y agradecidos con la Máxima Casa de Estudios del estado, por la oportunidad que les brindan de enriquecerse con estas experiencias y esperan que más alumnos se sumen a estas nobles causas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

2 × 3 =