Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo
Foto de Bernardino Toscano.

Código Nucú / César Trujillo

El rumbo del PAN Chiapas

El excandidato a la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez y aspirante a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) en Chiapas, Francisco Rojas Toledo, renunció a su militancia a ese instituto político. Y no se va solo. Junto a él se marchan un buen número de votos que, más allá de simpatías blanquiazules, lo seguían a él: les guste o no.
En la columna anterior señalé que la posibilidad que Paco Rojas dejara el barco a la deriva del PAN en Chiapas era enorme. Y todo provenía de la convocatoria a modo en la que se favoreció, según militantes, a Carlos Palomeque Archila. Hoy, el tema de la salida se dio. ¡Consummatum est!
Podrán decir lo que quieran de Paco Rojas, pero es el único cuadro que tiene un discurso que vale la pena escuchar en ese partido político. Los intereses particulares se han sobrepuesto a la militancia y a quien fuera alcalde de la capital (1999-2001) lo han relegado. Desde el interior del PAN en Chiapas le han puesto trabas buscando eclipsarlo. Eso sin importar los votos que les ha dado.
Muchos saben del arrastre que Paco tiene: ha quedado manifiesto en las elecciones del 2015 y 2018, pese a tener todo en contra. Olvidan que gracias a eso el blanquiazul no perdió el registro en la entidad. Más todo indica que eso no le importa a Acción Nacional. No les interesa ni siquiera la intermedia que se llevará a cabo en 2021. Bueno, al nuevo líder le representa una buena cantidad de dinero que obtendrá en las negociaciones pero ese tema lo desmenuzaré en breve.
Lo cierto es que tanto que se quejaron los panistas del estancamiento con la diputada local Janette Ovando Reazola como para sumarle otra raya negativa más al tigre. Por lo pronto, Paco se declara independiente. Le dice adiós al PAN que no vive un buen momento a nivel nacional y en lo local, ni se diga. Como él, y sin ser militantes, muchos vemos un partido agonizante. Guste o no.
Seguramente algunos que saben de cifras y estadísticas políticas ya andan echándole el ojo al doctor. La pregunta es si se dejará querer. Al fin de cuentas los números sí importan y se reflejan en las cuentas bancarias de cada instituto. Y de seguro ya hay quienes lo vean como prospecto.
Ya veremos qué dice la militancia y qué opinan los viejos cuadros de este asunto. En nada le ayudaría si sus cuadros empiezan a migrar ante el resurgimiento y replicación de las mismas prácticas rancias que lo han minado. Si el PAN mostraba un panorama complicado para los comicios venideros, esto que acaba de suceder, ya lo verá, no le ayuda en nada.

¿Más partidos?
¿Quiénes serán esos “ciudadanos” interesados en constituir un partido político local?, ¿de dónde salieron esos que presentaron ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas su escrito de intención acompañado de la documentación que la propia normatividad exige?
Se trata de las organizaciones “Porque Creemos en Nosotros A.C.”, “Todos Avancemos por Chiapas AC.”, “Asociación Pluriétnica Intercultural Estatal A.C.”, “Avanzamos Contigo para una Vida Mejor A.C.” y “Pensemos en Chiapas A.C.”. Son éstas las que quieren entrar al negocio de la política local. Aspiran, pues, a las prerrogativas y al dispendio que ha caracterizado a partidos como el PRI y el PAN.
Digo, todos sabemos que los partidos políticos se han olvidado de la ciudadanía: recurren a ella en la antesala de los comicios por la necesidad de votos. Por eso llama la atención las buenas intenciones. Causa curiosidad el nombre de esos que buscan tener sus institutos. Si le buscamos bien, hay apellidos vinculados a sexenios anteriores y manchas de un pasado incierto. Al final, decía mi abuelo, todos tenemos cola. La diferencia es el tamaño y las manchas que la forman.
Ya veremos a cuáles les alcanza y quiénes estarán detrás de éstos que consigan cumplir con todo: las “nuevas” manos que mecen las cunas aparecerán pronto. No hay que perderlos de vista. En una de esas, son goles tirados desde el exilio.

Manjar
Mientras en Chiapas nos desvivimos criticando y lanzando nuestro repudio al exgobernador Manuel Velasco Coello, éste desanda los pasillos de San Lázaro y descansa en los restaurantes de lujo amarrando su futuro político. Ríe, propone y analiza. Quienes son cercanos a él auguran que en el 2021 buscará meter las narices. Para ello piensa echar mano del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la entidad. A la par, afirman, cuenta con Mover a Chiapas y Chiapas Unido, y las posiciones políticas que lograron obtener durante los comicios 2018. Se refieren a las alcaldías y a peldaños en el Legislativo. Nada descabellado es el planteamiento, pienso. Ahora falta ver que el gobierno en turno le permita jugar. Los velasquistas se olvidan que en tiempos de elecciones las cartas las tira el gobernador en turno. Es una regla de oro tatuada en el aire. Escrito está. Pasarlas por alto puede cobrar sus facturas. Y quienes saben dicen que son muy caras. #MovimientosAFuturo // “Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual.” Martin Luther King. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro La política y el Estado moderno de Antonio Gramsci y el disco Are You Experienced de The Jimi Hendrix Experience. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

Foto de Bernardino Toscano.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

tres + 2 =