Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

Enemigo en casa

Dice San Mateo que los enemigos del hombre están en su propia casa. No se equivocó el evangelista y esto se puede entender a la perfección en todo, incluyendo el quehacer político de nuestro estado, pues dentro de algunas instituciones cohabitan las caras dobles y la hipocresía: la mala leche desbordándose pues.
No vayamos muy lejos. La misma Secretaría de Salud tiene sus propios detractores. Se trata de aquellos que por años se vieron privilegiados con canonjías, fueron cobijados por el sindicalismo (que hace mucho perdió el rumbo), les permitieron hacer y deshacer a su antojo por mucho tiempo y hoy, que tienen que actuar acorde a lo que les corresponde dentro de sus funciones, se sienten “ofendidos” y tiran piedras mediáticas buscando regresar a sus tiempos de bonanza.
Se trata de un grupo antagónico de base que, acostumbrado a no recibir instrucciones y “mandarse” solo, sin respetar jerarquías ni apegarse a contrato, alineados por intereses aviesos y pese a las múltiples fechorías que les achacan, incluso, siguen buscando mantener esas prebendas que les quitaron y en su desesperación actúan como animales heridos mordiendo lo que pueden.
De este grupo eran muchos de los aviadores que fueron identificados y dados de baja, causando malestar y escozor en varias partes. Es más, las malas lenguas dicen que algunos cuentan hasta con doble plaza: como esos 200 tabasqueños que trabajan de lunes a viernes en Chiapas y los fines de semana en Villahermosa, según comentan en pasillos.
De este grupo, también, eran los que se decían protegidos por el exsecretario General de la Sección 50 del Sindicato de Trabajadores de la Salud (SNTSA), José Luis Díaz Selvas, y aunque se dice que algunos aún gozan de esa protección con la nueva dirigencia de Chusita, quisieran, sí, regresar a los excesos del pasado.
Lo cierto es que el trabajo que viene realizando al interior la Secretaría de Salud, en sus varias direcciones, es el necesario. Sobre todo con el relajo que dejaron los seis años pasados, que les toca ahora limpiar y está costando bastante por los vicios sembrados de antaño: como pasa en otras dependencias.
Desde el interior se ve que han conformado un equipo efectivo, con buenos liderazgos y que están, pues, poniendo orden con quienes estaban acostumbrados a ser simples espectros, fantasmas que cobraban sin trabajar y, en algunos casos, sólo cumpliendo un horario.
Recuerdo que en la película de El Padrino, Marlon Brando le dice a su hijo que nunca debe odiar a sus enemigos porque le nubla el juicio. Acertado. Ahora, si esto pasa acá, pienso, los errores llegan por sí solos. Quizá es lo que no pudieron ver estos trabajadores que están enquistados en puestos estratégicos gracias al sindicalismo rancio que ahí ha imperado.
Esos que tiran la piedra y esconden la mano, que buscan manchar la imagen de quienes llegaron a trabajar, están plenamente identificados. Lo que debería seguir es empezar a transparentar lo que estos miembros de ese grupo a modo hacen para que la ciudadanía vaya viendo los antecedentes y cuando les levantes actas.
Las cosas son muy claras en las relaciones obrero-patronales. Si no cumplen con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, la dependencia no tiene por qué seguir cargando con este tipo de parásitos que son uno de los graves daños a las instituciones y los principales culpables de que éstas se encuentren, en estos momentos, rebasadas por los malos manejos de sexenios atrás.
Estos grupitos enquistados a modo, y que viven del erario cínicamente, son uno de los peores cánceres que han golpeado a la administración pública y que, incluso, son los culpables de que se engrose la nómina y que los insumos y el equipo médico pasen a segundo plano.
Todo esto, debemos señalarlo, se da como regalo de los malos manejos heredados desde el sabinato y desbordados con el verde, y deben encontrar ya un alto total.
Ningún equipo podrá avanzar si el enemigo opera desde casa. No se puede hablar de trabajo colaborativo si al interior se encuentran los principales saboteadores, si dentro operan las mafias que por años se han encargado de todo lo sucio que se le achaca a las dependencias y es cosa de unos cuantos.
Deberían tener cuidado esos que buscan cobijo en denuncias falsas e insustanciales porque con la cola de corrupción que arrastran y el historial de incumplimiento en lo laboral podría, como dicen, salirles el tiro por la culata.

Manjar– El PRD tiene como objetivo que las mujeres participen y tengan actividad política dentro del instituto. Sobre todo en órganos de decisiones y de representación como los congresos locales, nacional y los ayuntamientos. Por ello, el Taller Estratégico Por los Derechos Humanos de las Mujeres y Una Vida Libre de Violencia celebrado en el municipio de San Cristóbal de Las Casas es de reconocerse. Lo dijo bien César Espinosa Morales, presidente del Sol Azteca en Chiapas, que buscan capacitar y ayudar al empoderamiento de las mujeres perredistas porque no se pueden entender ni concebir las victorias del PRD sin la participación activa de las mujeres que son el motor principal de toda elección. #BienBajadoEseBalón // “No puedes poner maíz en una canasta con huecos”. Proverbio maya. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Fábula de Polifemo y Galatea de Luis de Góngora y el disco de I Am the Blues de Willie Dixon. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.
Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

dos + catorce =