Inicio » Voz Pública » Comentando la noticia / Alfonso Carbonell Chávez
Comentando la noticia / Alfonso Carbonell Chávez

Comentando la noticia / Alfonso Carbonell Chávez

Mal empieza la semana para…

Tal y como reza el adagio popular que refleja la mala estrella de alguien por más, es precisamente el que hace referencia el título y que completo se lee: “Mal empieza la semana… para al que ahorcan en lunes”. Pues ¡vaya!, al gobernador Rutilio Escandón Cadenas no y bien ha acabado de sentarse en la palaciega silla de gobierno y ya en las redes -de menos- le andan buscando sustituto. Y ya sabemos del doble filo que significan las redes cuando de manchar honras o contrariamente enaltecer personajes se usan, y no hay contención ni moral ni ética ni profesional que valga. Pero esta práctica perversa habrá que decirlo, no surge por generación espontánea sino que se produce ad hoc pero además, perfectamente articulada e igual casi siempre con hilos de conducción que conectan a grupos y personajes que lo promueven. Es decir y más pelado, que cuando se propaga una información cierta o falsa en las redes sociales, inmediatamente encuentra nichos que en tiempo real replican, reproducen, comparten sin el menor prurito y las más de las veces, no inconscientemente sino por contrario plenamente conscientes e intencionadas.
Así y como se ha estado dando en los últimos días y aunque ya existían versiones al respecto no habían aparecido con tal viralidad, ha obligado incluso a algunos de los personajes involucrados señalados como instigadores del supuesto complot contra del gobernador Rutilio, en este caso el Senador Eduardo Ramírez Aguilar de Morena, quien ya le ha salido al paso deslindándose públicamente de estar tras de la campaña mediática ni de movilizaciones, que están generando conflictos sociales a través de grupos o personajes que le señalan estar identificados con él, aduciendo que son algunos que le apuestan al odio pensando que así les irá bien o algo así. Pero no queda ahí este tema que para nada, pienso yo, puede parecernos anecdótico, no. Porque así como hay quienes le señalan estar tras la campaña de linchamiento mediático contra el gobernador Escandón Cadenas, que como tal no afectaría la paz social, están estos otros movimientos y manifestaciones reales protagonizadas con gente de carne y hueso como los acontecidos en el municipio de Amatán o del desafuero del presidente municipal de Arriaga por estar sindicado de estar detrás del asesinato del luchador social Sínar Corzo. O que decir y lo sentimos ayer en la capital chiapaneca, con bloqueos de avenidas, marchas en las calles, vandalismo en la plaza pública en las puertas de palacio; o de la quema trascendió, de documentos e inmuebles en el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCE), por cierto en similar modus operandi a lo acontecido un día antes en las oficinas de Finanzas de la Secretaría de Educación estatal (qué ingrata coincidencia verdad) insisto, ya le han puesto nombres y apellidos de quiénes presumen y otros temerariamente aseveran, están personajes como el ex gobernador Juan Sabines quien busca posicionar su marca registrada a través de su cachorro; o como el caso que ahí sindican de manera directa, al también ex gobernador Manuel Velasco de quien dicen, no estar nada contento con el nuevo gobierno que encabeza Rutilio Escandón al no haberle cumplido (sic) algunos acuerdos y hasta plazas que presumen habrían pactado durante el proceso de transición.
Como sea no dejan de ser más que aventuradas especulaciones de desestabilizar al bisoño gobierno o bien también, una clara afrenta al poder constitucionalmente constituido para y adelanto hipótesis; hacerle sentir que tendrá que actuar con extremo cuidado cuando de afectar intereses económicos, políticos, gremiales o hasta personales traten y de quiénes se trate; o quizás este malestar social externado en las plazas, calles, carreteras, edificios públicos y extendido a comunidades enteras, son producto real de la novatez de este nuevo gobierno que no ha sido capaz de agarrarle la punta a la madeja de la problemática social y hasta hoy, sólo actúa como un inexperto administrador que no atina por un lado, a poner orden en la plaza empezando por su gabinete y por otro, debe empezar a tomar decisiones empezando por señalar a los responsables de la situación actual. Porque mientras nada de ello suceda resulta altamente predecible, que lejos de amainar la efervescencia social, la dilación y falta de operatividad política y financiera serán el elemento idóneo de combustión que, perdón pero; cual ducto inflamable de descontento social y evidente enojo del pueblo “huiachicolero”, todo lo bañará y bastará una leve braza que brote en el ambiente para provocar un estallido, en este caso social. ¡Una verdadera tragedia! Y no dramatizo.
Así pues insisto; mucho habrá que repensar este nuevo gobierno de la cuarta transformación para no dar pie a la especulación, siempre desgastante y confrontativa que se genera en las redes. Pero que aun no siendo ciertas en cuanto a la existencia de una acción concertada para derrocar al gobernador Rutilio que suena descabellada, sí no se actúa de manera frontal y con plena transparencia sobre lo que se está realizando, ante la mirada extraviada de la sociedad ocupada y preocupada por el día a día, la percepción generalizada seguirá siendo precisamente, que no se está haciendo nada. Y ahí está la terca realidad recordándonos neciamente, que en nada abonan los discursos de que aquí se acabó la corrupción y la impunidad o de que será un gobierno austero ni mucho menos salir a cada plaza a decir; ¡ténganme confianza no les voy a fallar! Cuando; remarco, subrayo e insisto, la realidad nos escupe la cara a todos ¡todo y todos los días! Así entonces, no dar pie a tanta fake news, ni de verdades a medias ni mucho menos mentiras piadosas. Porque entones el refranero aquí podría empezar a ser vigente sobre de que: “Amanece muy temprano para al que ahorcan en lunes”. Me queda claro.

Ya de salida

Un corto promocional: ¡Cagajo! Como diría “El Tuca”, ya déjense de lambisconerías. Es ofensivo para la moral pública y en nada aportan los fariseos del periodismo, en andar ahí de arrastrados y ya lo he comentado, prodigándoles sobre nombres, motes y diminutivos empalagosos a los funcionarios públicos o cualquier otro político sobre todo a los de la 4T. Y digo que en nada abonan, porque lejos de mostrar seriedad ante el cúmulo de problemas muchos, es cierto, heredados, reclaman de vastos sectores de la sociedad solución institucional es decir; que las deudas del gobierno de ayer siguen siendo las deudas del de hoy. No hay escapatoria a la exigencia social legítima y documentada. Así entonces que anden ahí como suripantas (perdón por las del oficio) ofreciendo su amor por unos pesos es, de menos, deplorable. Qué es eso del “joven y nuevo fiscal de hierro” o “el eficaz joven operador subsecretario” o aquello otro de “nunca antes como el gobierno de Ruti habría logrado consolidarse en tan poco tiempo” y así por el estilo ¡cagajo! Están viendo y sintiendo el temblor y no se hincan. Y ahí les va una de para el que le quede el saco. “La zorra y el cuervo”; “El cuervo que había robado un trozo de carne, se posó en un árbol, y una zorra, que lo vio, quiso adueñarse de la carne, se detuvo y puso a exaltar sus proporciones y belleza, le dijo además que le sobraban méritos para ser el rey de las aves y, sin duda, podría serlo si tuviera voz. Pero al querer demostrar a la zorra que tenía voz, dejó caer la carne y se puso a dar grandes graznidos. Aquella se lanzó y después que arrebató la carne, dijo; <Cuervo si también tuvieras juicio, nada te faltaría para ser rey de las aves>”. La fábula vale para el insensato… // ¡Me queda claro! salu2.

Asociación de Columnistas Chiapanecos A.C.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

siete + quince =